jueves, 31 de mayo de 2012

LAS PAREJAS TERMINAN PARECIENDOSE ENTRE SÍ


Anthony Little y David Perrett


Un estudio británico confirma una ancestral creencia popular


Las personas que viven mucho tiempo juntas terminan pareciéndose físicamente una a la otra, según ha comprobado un estudio realizado por científicos británicos sobre el análisis de fotos de 160 parejas. Esto es debido por un lado a que la personalidad marca nuestras facciones faciales, por lo que el compartir experiencias y modos de ver la vida, acaba por definir nuestros rasgos de manera similar. Por otro lado, las similitudes entre los dos miembros de una pareja se desarrollan porque ambos parten de una base genética común, ya que elegimos a las personas según patrones similares a los nuestros con la finalidad de perpetuar nuestras características en la especie humana. 


Por Vanessa Marsh.


Cuanto más tiempo vive una persona en pareja con otra persona, más crecen las similitudes físicas entre ellos, según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Liverpool, en colaboración con las universidades de Durham y de St Andrews

El estudio pretendía analizar las razones por las que los miembros de una pareja tienden a parecerse el uno al otro y concluye que el desarrollo de parecidos comunes entre los dos miembros de una pareja podría derivarse del hecho de compartir y sentir numerosas experiencias comunes. 

Pero también existe una razón añadida: no elegimos nuestras parejas porque sean diferentes a nosotros -siguiendo una ley de equilibrio- sino que, por el contrario, nos atraen aquellas personas en las que vemos puntos en común, tanto en la personalidad como genéticamente (en este sentido, con la intención biológica de perpetuar nuestros propios genes). 

Los investigadores, dirigidos por Tony Little, de la School of Biological Science de la Universidad de Liverpool, pidieron a los participantes -11 hombres y 11 mujeres- que opinaran acerca de la edad, el atractivo y la personalidad que podían tener los miembros de 160 parejas de casados. Para ello, se les mostraron una serie de fotografías en las que aparecían las esposas y los maridos por separado, de manera que los participantes no supieran quién estaba casado con quién. 

Realmente se parecen 

Los resultados demostraron que la creencia popular de que los miembros de las parejas, sobre todo de las que han vivido durante muchos años juntas, se parecen, resultó ser cierta: los participantes en el estudio señalaron más similitudes entre aquellas personas que más tiempo llevaban unidas. 

Según explica Little en un comunicado de dicha universidad, esto es debido a que la personalidad marca nuestras facciones faciales, por lo que el compartir experiencias y modos de ver la vida acaba por definir nuestros rasgos de manera similar. 

Por otro lado, también se demostró que las personas eligen parejas con una personalidad parecida a la suya, basándose en rasgos faciales que marcan las características de la personalidad. 

Si, por ejemplo, una mujer tiene un rostro que señala que es una persona “sociable”, lo más probable es que su marido tenga unos rasgos que denoten la misma característica. Es decir que, cuando elegimos con quien nos emparejarnos, ya nos parecemos a nuestro futuro compañero o compañera. 

Cercanía genética 

Existe una razón biológica para que nos gusten las personas que se nos parecen: buscamos a los que son genéticamente similares. Estudios científicos han demostrado al respecto que las parejas genéticamente parecidas tienden a vivir felizmente unidos. Las similitudes de la personalidad y de las características físicas reflejan el parecido que pueda haber entre nuestros genes. 

En la atracción sexual, en el caso de los animales, actúan decodificadores genéticos que producen el intercambio de información que hace que el macho se acerque a una hembra determinada. 

Según los psicólogos genetistas, esta ley también funciona en los humanos, lo que produce que en nuestros cerebros se disparen las sustancias químicas que generan la atracción y el anhelo de unirse. Este deseo tiene un fin subyacente e imperativo: el de la conservación y perpetuación de la especie. 

Rasgos determinantes 

El estudio de Tony Little ha indicado, por otra parte, que las personas se fijan ineludiblemente en determinados rasgos para definir la personalidad de alguien, tal y como se desprende de la observación que hicieron los participantes de las fotos de las 160 parejas. Los ojos y la sonrisa son los caracteres que más información aportan de una persona a este respecto. 

La forma de la cara también es determinante. Por ejemplo, la combinación de rasgos masculinos, una barbilla larga y cejas prominentes, suele hacer pensar que la persona es desagradable y poco colaboradora, ha declarado Little a la revista LiveScience

Little tiene en marcha ahora un nuevo estudio on line sobre la personalidad y la edad de los participantes, y sobre cómo éstos condicionan y definen su propio atractivo. El análisis incluye tests de preferencias faciales, y examinará si las características físicas y de personalidad de los individuos influyen en su elecciones de unos u otros rostros. También se quiere averiguar si la percepción de la información que nos dan los rasgos faciales varía si los individuos que la reciben está emparejados o no. 

Fuente: http://www.tendencias21.net

miércoles, 30 de mayo de 2012

CONSTRUYA UN MUNDO POSITIVO


Para poder pensar en forma positiva necesita saber que la forma como usted percibe las cosas va a estar determinada por cómo usted piensa sobre esas mismas cosas.

Quizás le parezca que las situaciones son alegres o tristes por sí mismas.

La realidad es que, según como usted responda a dichas situaciones, las convertirá en buenas o malas.

Si vemos el mundo desde una perspectiva pesimista, nuestra experiencia de vida será negativa.

Ahora, si respondemos con optimismo, entusiasmo y confianza, estaremos creando un ciclo de positivismo que aumentará nuestra energía e incluso podremos llegar a influir en las demás personas positivamente.

www.psicologosperu.com

martes, 29 de mayo de 2012

¿CUAL ES LA TERAPIA QUE FUNCIONA?



En este camino de crecimiento personal he encontrado muchas, muchas terapias y terapeutas con resultados tan variables que me hice una pregunta que también muchos se hacen:  ¿Cuál es la terapia o el terapeuta que funciona?
He visto como algunas terapias han ayudado a personas a identificar sus miedos y ayudarlas a sanar, pero la misma terapia logra escasos resultados con otros. ¿Es la terapia?
Igualmente, he conocido a terapeutas que particularmente me han “abierto los ojos” en un momento dado y al regresar a ellos ya no pudieron aportar demasiado. ¿Es el terapeuta?

Concluí que, en realidad, lo único que nos hará identificar y liberarnos de algún miedo, salir de un momento de caos, entender y comprender lo que estamos viviendo o perdonar, es… la voluntad de quien lo necesita y el profundo deseo de estar en paz.
Solo cuando tenemos ese deseo auténtico y no negociable de estar en paz, de liberarnos, en ese momento, todo comienza a “caer en su sitio”. Y si necesitamos ver algo del pasado, quizás tengamos una regresión espontánea para identificarlo. Si queremos auténticamente perdonar a alguien florecerá de nuestro corazón una compasión no conocida hasta ese momento. O si deseamos dar un paso y estamos llenos de miedo, si realmente lo queremos dar, podremos vencer el miedo sin darle demasiadas vueltas. Y si necesitamos un terapeuta de guía, atraeremos el indicado para lograrlo. Y si necesitamos información, seguramente llegará un libro, recibiremos un email o participaremos de alguna conversación en la que “justamente” están hablando de lo que necesitamos saber.
Así, cada vez que una terapia, un terapeuta o un libro no parecen estar dando resultados, me pregunto ¿realmente quiero estar en paz con esta situación?

Por: Julio Bevione
www.inspirulina.com

www.psicologosperu.com

lunes, 28 de mayo de 2012

ANSIEDAD Y ANGUSTIA

¿La ansiedad y la angustia son solucionables?

La respuesta es afirmativa, siempre y cuando uno ponga de su parte.

No se soluciona por sí sola, sin hacer nada.

Es necesario recurrir a información confiable.

Entre las fuentes confiables tenemos a los especialistas en salud mental y salud en general.

También podemos recurrir a la información en los libros, en páginas confiables de internet, etc.

La idea es evitar quedarse en la desesperación, en el papel de victima, en la incapacidad de poder hacer algo.

Un error no se soluciona con otro error (por ejemplo: al recurrir al cigarro, al alcohol, a las drogas, a los tragamonedas, etc., ya no tendrás un solo problema sino dos o más)

Por tanto, necesitamos contar con recursos, técnicas y herramientas psicológicas para poder salir adelante.

No te preocupes en demasía. Todo va a estar bien.

La vida continúa y esto, como muchas otras cosas, también pasará.

No te quedes sin hacer nada. Siempre puedes hacer algo positivo y saludable en miras a tu futuro preferido.

La fuerza espiritual también será de gran ayuda.

Cuídate mucho.

www.psicologosperu.com

viernes, 25 de mayo de 2012

MIEDOS EN LOS NIÑOS


Temor a la oscuridad, al médico, a los fantasmas y a los perros son miedos recurrentes en niños.

Todos ellos nos hablan de un sentimiento de DESPROTECCIÓN.

APÓYELOS

Si desea que su niño no sea temeroso, debe tener cuidado de que su vínculo con él no infunda miedo.

CUIDADO

Hay que evitar frases como: "Yo me voy, te dejo aquí", "Duérmete que viene el cuco" o "Si te sigues portando mal, te llevo al doctor para que te ponga una inyección".

Estas pueden servir para que el niño obedezca en ese momento pero, a la larga,les generan un sentimiento de VULNERABILIDAD.



www.psicologosperu.com

miércoles, 23 de mayo de 2012

CREDO DEL OPTIMISTA



Prométete a ti mismo:

Ser tan fuerte que nada pueda perturbar tu paz mental.

Hablar de salud, felicidad y prosperidad a toda persona que conozcas.

Hacer que tus amistades sientan que hay algo valioso en ellos.

Mirar el lado positivo de todo y que tu optimismo se haga realidad.

Pensar únicamente en lo mejor, trabajar únicamente para lo mejor y esperar únicamente lo mejor.

Ser tan entusiasta del éxito de los demás como lo eres del tuyo propio.

Olvidar los errores del pasado y avanzar hacia los mayores logros del futuro.

Tener una expresión animada en todo momento y tener una sonrisa para toda criatura viva con la que te encuentres.

Dedicar tanto tiempo a mejorar tú mismo que no tengas tiempo para criticar a los demás.

Ser muy grande para preocuparte, muy noble para enfadarte, muy fuerte ante el miedo, y muy feliz para permitir la presencia de problemas.

Pensar bien de ti mismo y proclamar este hecho al mundo, no gritándolo con palabras, sino demostrándolo con grandes obras.

Vivir con la fe de que el mundo está de tu lado, siempre y cuando seas sincero con lo mejor que hay en ti.

Credo del Optimista, escrito por Christian D. Larson

www.psicologosperu.com

martes, 22 de mayo de 2012

SONREIR ES TERAPEUTICO


Sonreír y poner buena cara es una forma de encontrar la paz.

Al hacerlo, la gente nos devuelve esas expresiones, y la costumbre de sonreír propicia que esa sonrisa no solo se vea en el rostro, sino que también se sienta interiormente.

Nos hace sentir bien.


www.psicologosperu.com

miércoles, 16 de mayo de 2012

LA AGRESIVIDAD EN LOS NIÑOS



Un niño que empuja a otro para quitarle su avión, una niña que le araña a otra la cara porque no le quiso prestar un plumón, otro que le grita a la profesora porque no quiere esperar su turno para salir del salón: estos son sólo tres casos típicos de conductas agresivas que se observan con frecuencia en los nidos y jardines de infancia.
Pero, ¿a qué se deben estas muestras de abierta agresividad en niños tan pequeños? En primer lugar, como explica la psicóloga y psicoterapeuta Bertha De Pomar, la agresividad es un instinto que ayuda a una persona en formación a adaptarse a su entorno. Es necesaria para protegerse de un dolor, un miedo o una frustración. El problema empieza cuando ese instinto se convierte en una conducta negativa permanente que daña y dificulta el proceso de sociabilización con otros niños y su ambiente.
Entonces, como cada niño tiene una historia de vida distinta, como cada uno llega al nido con aprendizajes y necesidades diferentes, la profesora debe saber acompañar a cada uno en su proceso de adaptación en este lugar, donde por primera vez quizás está compartiendo con otros niños.

"Si después de un tiempo prudencial, la maestra ve que ese instinto es en realidad un comportamiento agresivo constante y que ella sola no lo puede manejar, lo mejor sería hablar con los padres del niño para analizar diversos factores y encontrar soluciones. Pero, incluso, la manera en que la profesora lleve esta conversación será clave, porque algunos padres podrían tomarlo como una queja, castigarían al pequeño y ahondarían en su agresivo comportamiento", afirma De Pomar.

En busca de factores
Uno de los principales factores que podrían determinar conductas agresivas en niños de edad preescolar es la crianza que le dan sus padres. Diversos estudios han demostrado que los padres fríos e inflexibles, que usan incluso agresión física para disciplinar, tienden a criar niños con agresividad.

Las nalgadas, los jalones de orejas, los correazos y otras agresiones físicas no son las más adecuadas porque provocan no sólo daño corporal sino también humillación. El niño o niña se hace resistente y podría reaccionar también de manera violenta. "Además, si la consigna es enseñarle al pequeño a autorregular ese instinto natural llamado agresividad, ¿cómo puede el padre o la madre dejarse llevar por la misma falta de control?", agrega De Pomar.
Otro de los factores que se cultivan en el hogar son los modelos mismos de agresividad. Los gritos, insultos, amenazas, golpes y otras agresiones físicas y verbales entre los padres pueden provocar problemas emocionales y diversos desórdenes en la conducta de un niño, entre ellos precisamente un comportamiento agresivo. En este ambiente, ¿cuál es el mensaje para el retoño? Que cuando una persona supuestamente nos molesta debemos agredirla como ellos lo hacen.
¿Y cuenta también el temperamento del niño? En efecto, este puede coadyuvar también en una conducta agresiva, sin embargo es deber de los padres y maestros enseñarle a canalizarlo favorablemente durante su proceso de adaptación y sociabilización.

Más factores: la TV y los medios
Además de los factores citados, es innegable que los medios de comunicación masiva, especialmente la televisión, pueden ocasionar conductas agresivas en los niños. La mirada de la crítica está sobre todo en aquellos programas en los que la violencia -expuesta abiertamente- es el ingrediente principal.
Por ello, como explica la psicóloga y psicoterapeuta Amalia Donayre, es muy importante que los padres presten atención a los programas que los niños ven en televisión y saber qué juegos de video gustan (en especial, cuando van a cabinas públicas). También enseñarles a discernir las consecuencias de agredir a alguien en la ficción y en la realidad será crucial. Sin diálogo, ¿cómo sabrá el niño qué es lo adecuado?
"Se estima que el niño, al tener entre cinco y seis años, deberá haber aprendido a autorregular su agresividad y evitar conductas agresivas con sus pares", finaliza la especialista Donayre.

Fuente: http://www.eduquemosenlared.com

martes, 15 de mayo de 2012

EL CANTO: UN ALIMENTO PARA EL CEREBRO DE LOS NIÑOS



¿Quién no ha oído el refrán 'Quién canta sus males espanta'? Cantar no sólo es una buena herramienta para ayudarnos a enfrentar con buen humor las adversidades, como también un buen alimento para el cerebro de los niños, según los hallazgos médicos del Ministerio del Departamento de salud pública, de Alemania.
En el estudio, que contó con la participación de 500 niños del curso infantil, se observó que un 88 por ciento de los niños que cantaban con frecuencia, estaban preparados para la escolarización normal, en comparación con sólo el 44 por ciento de los niños que cantaban menos a menudo. De este modo, el estudio concluye que los niños necesitan, desde sus primeros años de vida, de más estímulos musicales. Cuánto más cantan en sus juegos, más nutridos estarán sus cerebros.

Cantar estimula el cerebro de los niños


Cantar funciona como una potente vitamina en el cerebro de los niños. Al jugar cantando los niños consiguen centrarse más en si mismos y en el momento en que están viviendo. El canto les ayuda a sentir la intensidad de sus actividades. Además, permite transformar cualquier momento de estrés, de tensión o de ansiedad, en un instante más sereno, tranquilo y relajado.
La música relaja. Tal vez por eso los niños consigan una mejor concentración en los estudios. El estudio demuestra que jugar cantando apoya el desarrollo de los niños en todas las áreas, sean física, mental y social, en una medida que se ha subestimado. Cantar les ayuda a desarrollar el habla más adecuadamente, les permite mejorar su conducta social y su comportamiento frente a la agresividad, ya que al cantar se les reducen las hormonas que desencadenan la agresión. Cantar también hace que los niños produzcan mayor cantidad de hormonas que desencadenan el sentirse bien. Ya decía yo que cantar era bueno. Otra cosa es cantar bien, claro.
Fuente: Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com

domingo, 13 de mayo de 2012

EQUIPAJE



ESCRITOS SIN ANESTESIA

Hay muchos tipos de equipaje que llevamos con nosotros y que sabotean nuestra felicidad y éxito.

Viejas heridas, palabras duras, actos inacabados, desconfianza de uno mismo, promesas rotas y miedos.

Estas – y muchas otras más- son las cicatrices que nos han infligido muchas de las personas que nos rodean.

Permite que todo esto se vaya, antes de que te sofoquen y envenenen sus actitudes y acciones.

No permitas que el sol se ponga hoy, sin perdonar tus errores del pasado o a todas aquellas personas que te han hecho mal (desde el desaire más pequeño a la más grande injusticia).

El verdadero propósito del perdón es aliviarte de una carga negativa.

Deshazte de todo el equipaje viejo, cualquiera sea su forma, antes de que se vuelva parte permanente de tu manera de ver, de tus actitudes y tus conductas.

Fuente: Amor Incondicional En Acción