sábado, 31 de marzo de 2012

DECÁLOGO PARA VIVIR BIEN EN TIEMPOS MALOS

1- ACEPTA LA REALIDAD

No la niegues con ilusiones vanas, ni la agrandes con fantasías catastróficas. Esas son dos tentaciones ante lo difícil y doloroso de la vida.
Dos tentaciones paralizantes; porque si nada malo te desafía, nada tienes que hacer para encararlo, y si lo que sucede es tan tremendo, ya no vale la pena hacer nada….

2- SUFRE CON VALOR Y REALISMO

No niegues ni calles tu dolor y tu enojo, ni aumentes tu sufrimiento imaginando lo malo que aún no sucedió y tal vez nunca suceda.
La queja y el lamento tienen su valor como desahogo… ¡ En su medida!
El dolor sano , despierta tu capacidad de re-accionar, y el enojo, la rabia, surgen para que afrontes la dificultad….

3- VALORA LA SITUACIÓN COMO UN DESAFÍO Y UNA OPORTUNIDAD

No mires tus “tiempos malos” , como una amenaza que va a destruirte. Míralos como un desafío y una oportunidad para crecer, para que seas más y mejor tú mismo.

4- APRENDE A PERDER SIN PERDERTE TÚ MISMO

En la gran apuesta de la vida, lo importante no es ganar o perder cosas, sino ganarte o perderte a ti mismo.
Perder “cosas”, “lo que tienes”, puede ser doloroso, pero es una oportunidad para que valores lo que eres, un desafío a que te mires a ti mismo…

5- LUCHA CON VALENTÍA Y CON INTELIGENCIA

Cuando los “ tiempos son malos” , la reacción sana está en que luches para cambiar lo que se puede…Ni rebelarte encaprichado, ni resignarte resentido porque no todo es posible, te conducirá a salir ganando.
En la lucha creces tú como persona, aunque no logres el objetivo de tu esfuerzo…

6- RECONOCE Y AGRADECE LO QUE TIENES

Es de necio dejar de ver, de valorar y de disfrutar lo que se tiene, para llorar y lamentar lo que no se tiene o lo que se perdió.
Muchas veces nos hace bien perder algo de lo que tenemos, para valorar mejor lo que somos y lo que aún nos queda…

7- MIRA A LOS OTROS Y AMA A TUS HERMANOS

No dejes que el dolor, te encierre en ti mismo.
Si miras a tu alrededor, verás que honestas solo en el naufragio, y comprenderás, que ayudando a otros a salvarse, tú también llegas antes a la orilla.
No compares sólo “para arriba”…, compara “para abajo”, mirando a los que tienen menos o perdieron más…

8- ESPERA CON PACIENCIA Y CON ESPERANZA

No te impacientes como un niño que lo quiere “ todo y ya”. Aprende a postergar, a contar con el tiempo. Espera con paciencia.
Aprende a esperar con esperanza.
Y la esperanza más hermosa es la que nace en las situaciones más desesperantes.
La esperanza, hecha carne en tu vida, te ayuda a vivir de otra manera, a ser de otro modo…La esperanza como el amor, es un bien y un valor en sí misma, un bien d ela persona…

9- PERDONA, SI LOS HAY, A LOS CULPABLES DE TUS MALES

No ganas nada, y pierdes el tiempo, buscando culpables de tus males, en Dios, en los otros, en el destino….
El odio y el rencor envenenan el alma y paralizan tu capacidad creativa para reaccionar sanamente ante tus problemas, disminuyendo tus energías y haciendo que eludas o postergues encarar tu responsabilidad…

10- ORA A TU DIOS, SI LO TIENES

Pero no lo hagas infantilmente, pidiéndole que venga en tu auxilio con un milagro, resolviéndote como a un niño los problemas.
Pídeles, creyendo que no viene como un mago, desde afuera, sino que te sostiene desde adentro, para que te juegues con responsabilidad ante la vida….

Autor: René Juan Trossero

http://www.psicologosperu.com/

viernes, 30 de marzo de 2012

¿LAS AMISTADES EN LINEA SON AMISTADES VERDADERAS?

Los psicólogos estamos aprendiendo más acerca de cómo las amistades de los adolescentes están siendo modificadas por las redes sociales y los mensajes de texto.

Como bien sabe la mayoría de padres de adolescentes, las llamadas telefónicas de 2 horas hoy en día se realizan mediante maratónicos mensajes de texto o sesiones de Facebook.

Y ese cambio cultural hace que los psicólogos nos hagamos muchas preguntas:

¿Qué les sucede a las amistades entre adolescentes cuando se lleva a cabo tantas comunicaciones interpersonales mediante mensajes de texto? ¿o cuando las peleas entre mejores amigos se desencadena en Facebook y todo el mundo se entera? ¿Y las expresiones “OMG”, “LOL” mediante mensajes de texto podrán transmitir el mismo entusiasmo que al oír las risas de tu mejor amigo en persona?

Hasta el momento, las respuestas a dichas preguntas son mixtas.

La capacidad de Internet para entablar interrelaciones sociales no solo beneficia a los adolescentes tímidos y solitarios.

En un estudio con 63 estudiantes de pre-grado de Cornell University, los investigadores hallaron que los alumnos, después de pasar tiempo en su perfil de Facebook, reportaban una autoestima más elevada que después de pasar tiempo mirándose en un espejo (Cyberpsychology, Behavior and Social Networking, 2011).

“A diferencia de un espejo, que nos recuerda quiénes realmente somos, y que puede tener un efecto negativo en la autoestima si es que dicha imagen no coincidiera con nuestro ideal, Facebook puede mostrar una versión positiva de nosotros mismos”, afirma el catedrático de comunicaciones de Cornell, PhD Jeffrey Hancock, uno de los coautores del estudio. “No estamos diciendo que sea una versión decepcionante de sí, sino más bien una positiva”.

Internet (y particularmente los sitios web de redes sociales en línea) también puede exacerbar los problemas. Se halló que los estudiantes creen que sus compañeros están más felices de lo que realmente son, y esta distorsión de la realidad hace que las personas se sientan solitarias e insatisfechas con la vida.

Estos hallazgos también sugieren que aun cuando todos sabemos que ocultamos nuestras propias sensaciones de tristeza y soledad, no nos damos cuenta de que los demás también hacen lo mismo.

“Esta ansiedad de siempre estar ‘actuando’ para los demás mediante las redes sociales puede llevar a que en el futuro tengamos adolescentes cuyas identidades no se formen mediante una auto-exploración ni tiempo a solas para procesar sus pensamientos, sino mediante la forma cómo ellos son percibidos por la colectividad en línea”.

“Sabemos que la empatía y la intimidad se fomentan mirando a los rostros de las personas, leyendo las emociones de la gente y pasando tiempo juntos físicamente”.

Los amigos de internet también pueden reducir las probabilidades de que los jóvenes puedan crear nuevas amistades adultas, lo cual podría poner en peligro la salud psicológica y física.

Resulta evidente que el tener interrelaciones en la vida real puede ayudarnos a salir adelante en la vida.

Fuente: Monitor on Psychology de la APA, febrero 2012.

Traducido por: Psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/

jueves, 29 de marzo de 2012

EL MITO DE QUE SOLO USAMOS EL 10% DE NUESTRO CEREBRO

Muchas personas creen o están de acuerdo con la afirmación de que solo usamos el 10 % de nuestra capacidad cerebral.

Esta vieja creencia fue en parte difundida y sostenida por algunos libros de autoayuda y ha estado vigente durante tanto tiempo, que llego a impulsar que algunos psicólogos buscaran su verdadero origen.

En cierto aspecto tiene mucho que ver con uno de los tipos de ilusiones que sufren habitualmente todas las UCCM (unidad cuerpo cerebro mente): la ilusión de potencial. La misma nos da esperanzas, pues nos dice que todavía nos espera desarrollar el 90 % de nuestras capacidades cerebrales, algo que nos seria de gran utilidad si lográramos encontrar el “como” hacerlo.

Lamentablemente para los que alguna vez fuimos afectos a esta creencia en alguna etapa de nuestras vidas, esta afirmación debería declararse inconsistente con la realidad de nuestro cerebro. Los puntos que la refutan son los siguientes:

1.- No hay forma conocida de medir la capacidad cerebral de una persona y menos aún de saber cuál es el porcentaje de la misma que esta usa.

2.- Si una parte del tejido cerebral se encuentra inactivo por un tiempo prolongado, significa ni más ni menos: que está muerto. Por lo que sí solo usáramos el 10% del cerebro, la causa se debería a la pérdida del 90% de la masa encefálica.

3.- Seria totalmente ilógico que la evolución se haya tomado millones de años para crear esta maravillosa máquina biológica, tan costosa energéticamente, para que fuera inútil e ineficiente en su mayor parte. Además el tener un cerebro grande como el nuestro, entraña un peligro de supervivencia para la especie humana, pues implica también por carácter transitorio una cabeza de mayor tamaño, lo que complica el parto para las madres y puede afectar la salud cerebral del bebe. ¿Todo esto por un 10%?

4.- El cerebro consume el 30% de la energía que produce un organismo en reposo, algo innecesario si solo usáramos una cantidad tan pequeña del mismo.

5.- El cerebro dedica una gran parte de sus recursos en el sentido de la vista, tanto es así, que esta actividad implica el 50% de todo lo que este hace a cada momento, y muestra el gran poder que tiene la visión, para influenciar en la apreciación de la realidad que hacen al resto de los sentidos.

Este mito fue difundido y creciendo mucho antes que la ciencia y la tecnología desarrollaran equipos como los escáneres cerebrales, que permiten obtener imágenes en vivo de la actividad encefálica. En donde se pueden ver islas de distintos colores como rojo, amarillo, azul, siendo el primero indicación de mayor actividad y el último de menor.

Lo importante de resaltar, es que menor no significa en ningún sentido “nada de actividad”. La totalidad del cerebro está siempre al menos en algún nivel básico de actividad y cualquier estímulo que implicara un área, producirá aumento inmediato de la misma. Incluso durante el sueño, el cerebro permanece activo, sólo que en un estado de actividad diferente.

Por ejemplo cuando una lectura nos atrapa y nos sumergimos en el relato, nuestra UCCM vive la historia como propia y crea simulaciones mentales, activando las mismas regiones usadas, para procesar experiencias de la vida real, estas simulaciones incluyen imágenes, sonidos, sabores, olores y movimientos.

El énfasis por ello debe estar presente, en cómo lo utilizamos, en motivarnos y crear contextos enriquecidos para que aflore lo mejor del mismo y sus funciones más elevadas. Más allá de nuestra edad, podemos aprender cosas nuevas todos los días, idiomas, poesías, baile, historia, cocina y hasta conocer el funcionamiento de la UCCM y dedicar tiempo a crecer como mejores seres humanos. “Gracias a que podemos hacer uso de todo nuestro cerebro y su maravillosa plasticidad”.

Por: Dr. Nse. Carlos Logatt Grabner

http://www.psicologosperu.com/

miércoles, 28 de marzo de 2012

SÉ TU PROPIO COACH Y MEJORA TU VIDA

Cómo dirigir tu vida y hacer realidad tus sueños

Por: Fiona Harrold

Libro recomendado

10 CAPÍTULOS:

1) SÉ EL MEJOR: FIRMA AQUÍ Y CREA LA VIDA QUE SIEMPRE HAS QUERIDO

2) ¿QUIÉN CREES QUE ERES? ¿QUÉ NECESITAS PARA PENSAR QUE PUEDES TENER LA VIDA QUE QUIERES?

3) CÓMO DAR RIENDA SUELTA A TU POTENCIAL PERSONAL: HAZ QUE BRILLE LA CONFIANZA EN TI MISMO Y CONSTRUYE UNA PERSONALIDAD MAGNÉTICA

4) CULTIVA LA CONFIANZA EN TI MISMO, TU POTENCIAL PERSONAL Y UN CARISMA IRRESISTIBLE

5) ELIGE LO QUE QUIERES PARA TENER RAZÓN

6) ¿QUÉ ES LO QUE QUIERES HACER Y QUÉ VAS A HACER AL RESPECTO?

7) HAZ EL TRABAJO QUE TE GUSTA Y DISFRUTA DEL TRABAJO QUE HACES.

8) ¡ERES MUY ATRACTIVO! CÓMO SER ATRACTIVO Y MUY DESEABLE

9) APARENTA SER Y SENTIRTE MARAVILLOSO PARA SIEMPRE

10) ANTE LAS DIFICULTADES, EL FUERTE SE CRECE MÁS

http://www.psicologosperu.com/

martes, 27 de marzo de 2012

LAS 10 COSAS QUE TE AMARGAN LA VIDA (Y COMO COMBATIRLAS)

La búsqueda de la felicidad ha sido una de las principales preocupaciones del ser humano desde que tomamos conciencia de nuestra existencia. Su estudio fue uno de los pilares de la ética en Grecia y ha sido, y sigue siendo, una preocupación fundamental de filósofos y psicólogos. Aunque el debate nunca se apagó del todo, la psicología recogió el testigo de la filosofía y enfocó los estudios sobre la felicidad desde un punto negativo. Los psicólogos se centraron en estudiar los aspectos patológicos del ser humano y se olvidaron de los aspectos positivos, de estudiar aquello que nos hace más felices.

La psicología positiva es una nueva corriente de pensamiento que estudia las bases del bienestar psicológico y de la felicidad. Covadonga Chaves, miembro de la Sociedad Española de Psicología Positiva, cree que nuestra sociedad está equivocada sobre el concepto de felicidad. En su opinión, “la felicidad no es algo que se pueda alcanzar, no es una meta, es un estado, una emoción”. La psicología positiva pide un cambio de concepto: la felicidad es algo que se debe cultivar día a día, no una meta absoluta.

Para ser más felices tendremos que reforzar los aspectos positivos de nuestra vida y erradicar los negativos. Estas son las diez causas más comunes de la infelicidad que deberemos combatir para ser más felices.

1. La envidia

La envidia, y por extensión los celos, es una de las causas más comunes de la infelicidad. Por lo general, somos envidiosos al ver como los demás logran metas que nosotros no hemos conseguido alcanzar, lo que provoca en nosotros una frustración. Si tu amigo tiene éxito, celebra su victoria como propia. Si tu enemigo tiene éxito, recuerda que los celos son contraproducentes e inútiles y se limitan a extender el poder del enemigo sobre ti. Chaves recomienda, en cualquier caso, buscar relaciones positivas y evitar aquellas amistades conflictivas que provocan frustración y malestar. En definitiva: “Hay que rodearse de personas que te hagan sentir bien”.

2. La manía persecutoria

Es la sensación de estar siendo perseguido por fuerzas incontrolables. En ocasiones esto se convierte en una enfermedad, llegando a causar esquizofrenia, pero en la mayoría de los casos se trata de la sensación puntual, o transitoria, de que “todo el mundo está en contra tuyo”. Es un clásico en los niños, generalizado en el eterno “la profe me tiene manía”, pero muchos adultos lo padecen a diario en menor o mayor grado. La solución de esta causa de infelicidad pasa por reconocer que la persecución es irrelevante, ya que sólo uno mismo controla el resultado de su vida.

Todas las personas encuentran obstáculos en su camino; el éxito y el fracaso dependen de la capacidad de cada uno para superar los obstáculos, no de las fuerzas incontrolables que, supuestamente, nos ponen la zancadilla. Los seres humanos tenemos una creencia básica sobre el mundo, queremos que sea justo, también con nosotros. Cuando nos encontramos con experiencias negativas tendemos a pensar que “el mundo está contra nosotros”, algo que no deja de ser un pensamiento paranoico.

3. La negación de responsabilidades

La capacidad de asumir responsabilidades, según explica Chaves ,se conoce en términos psicológicos como “el control”, y es una necesidad básica del ser humano cuya ausencia provoca infelicidad. No podemos controlar todo lo malo que nos sucede, pero sí controlar cómo reaccionamos a esas cosas malas. Escurrir el bulto y “hacer como que nada ha pasado” es una decisión, además de cobarde, poco acertada. Negar la responsabilidad sobre algo que hemos hecho incorrectamente solo acrecienta nuestra infelicidad, así como el hecho de no reconocer que algo malo nos ha pasado. Hay que enfrentarse a los problemas.

4. El perfeccionismo

Aunque todos queremos hacer las cosas lo mejor posible, hay momentos en los que nos colocamos metas demasiado altas. Por muy buenos que seamos, no todo puede ser perfecto. Si nuestras expectativas son demasiado elevadas siempre fracasaremos y seremos infelices. La perfección es, en la mayoría de los casos, inalcanzable y nunca resulta necesaria.

5. El razonamiento excesivo

El razonamiento excesivo es una de las causas más comunes de la infelicidad. “Comerse el tarro” o “rallarse” son las expresiones coloquiales más utilizadas para expresar un problema habitual: la tendencia a sobredimensionar determinados problemas. El hombre tiene una asombrosa capacidad para razonar pero a veces esta habilidad se vuelve en nuestra contra. Si llegamos a la conclusión de que un problema no puede ser solucionado a base de lógica y razón, lo mejor es dejarlo pasar.

Hay que encontrar un equilibrio entre lo emocional y lo racional. Las personas impulsivas tienden a no pensar antes las cosas, pero las personas demasiado racionales necesitan actuar más y pensar menos.

6. El negativismo

El negativismo es la principal causa de una de las enfermedades más extendidas en la sociedad moderna: la depresión. No hay vuelta de hoja: todo lo que nos rodea puede tener una lectura en negativo. Si no buscamos una lectura optimista de las cosas la infelicidad nos acompañará en nuestro día a día.

Chaves nos da un consejo: “Por cada cosa negativa que nos ocurre podemos encontrar tres positivas, así podremos escorar la balanza hacia el lado de la felicidad”.

7. La percepción negativa de las acciones ajenas

En la sociedad actual tendemos a concebir las acciones de las personas con las que tratamos como una amenaza a priori. Si alguien llama a la puerta de nuestra casa lo primero que pensamos es que va a intentar vendernos algo que no queremos. Esto se puede trasladar a todas las facetas de nuestra vida y es algo muy común en algunos lugares de trabajo, dónde se crean climas propicios para pensar que todos nuestros compañeros quieren ponernos la zancadilla. Hay una gran diferencia entre la ingenuidad y la desconfianza continua y no hace falta situarse en los extremos. Siempre que sea posible, hay que dar a la gente el beneficio de la duda.

8. La baja autoestima

Es esta una de las causas más estudiadas de la infelicidad. Si no sabemos valorarnos a nosotros mismos como lo que realmente somos, sin prejuicios, siempre habrá algo de que culparnos y, por lo tanto, nunca seremos felices. Elevar la autoestima pasa por reconocer nuestros logros y cualidades positivas.

9. La baja autoeficacia

La autoeficacia es un término psicológico de reciente creación, articulado por el doctor Albert Bandura en 1977. Consiste en la confianza y convicción de que es posible alcanzar los resultados esperados para cada meta propuesta. Para superar la baja autoeficacia es necesario dominar las habilidades necesarias para alcanzar cada objetivo propuesto. En definitiva: todas las metas, mientras sean realistas, son alcanzables mediante la práctica y la constatación de que es posible lograr los objetivos propuestos.

10. La ausencia de sentido vital

La búsqueda del sentido de la vida ha sido la principal preocupación de religiones y filosofías. La caída de las grandes ideologías y el declive de las religiones ha provocado una ausencia de sentido vital. Chaves recomienda plantearse cuestiones como "¿si hoy fuera el último día de mi vida, haría lo que he hecho hoy?" o "¿cómo me gustaría que me recordaran?". Hay que darle un sentido mayor a las cosas que realizamos a diario.

Fuente: ElConfidencial.com

http://www.psicologosperu.com/

lunes, 26 de marzo de 2012

¿POR QUÉ LOS BILINGÜES SON MAS INTELIGENTES?

Diversos estudios señalan que hablar dos idiomas tiene profundos efectos beneficiosos en el cerebro

En un mundo cada vez más globalizado hablar dos idiomas en lugar de uno parece tener ventajas prácticas evidentes. Si a ello le añadimos que los científicos, desde hace ya algunos años, consideran que el bilingüismo convierte a sus practicantes en personas más inteligentes, con profundos efectos en el cerebro, con mejoras en las habilidades cognitivas no relacionadas con el lenguaje y que incluso llegan a proteger contra la demencia en la vejez nos hallamos ante un hecho notablemente beneficioso.

Así lo asegura Yudhijit Bhattacharjee, de la prestigiosa revista Science, en un artículo publicado este fin de semana en The New York Times. Según sostiene Bhattacharjee, este punto de vista del bilingüismo es diametralmente diferente al que había existido durante el siglo XX. Investigadores, educadores y políticos que consideraron durante mucho tiempo un segundo idioma como una intromisión, desde el punto de vista cognitivo, que dificultaba el desarrollo académico e intelectual de un niño estaban equivocados.

Los científicos han descubierto que la interferencia entre idiomas, lejos de lastrar el rendimiento de un estudiante, lo que supone es una "bendición disfrazada", señala el autor de Science. "Se obliga al cerebro a resolver un conflicto interno, dando a la mente un entrenamiento que fortalece sus músculos cognitivos", añade.

Los bilingües son más hábiles que los monolingües en la solución de ciertos tipos de rompecabezas mentales, como han demostrado diferentes estudios. Asimismo, hablar dos idiomas, según distintas investigaciones, mejora la función ejecutiva del cerebro, el sistema de mando que dirige los procesos de atención que utilizamos para planificar, resolver problemas y realizar otras tareas mentales paralelas.

La diferencia clave entre bilingües y monolingües se centra, según el artículo, en una mayor capacidad para percibir los cambios en el entorno. "Los bilingües tienen que cambiar de idioma a menudo -es posible que hablen con el padre en una lengua y con la madre en otro idioma", afirma Albert Costa, investigador de la Universitat de Pompeu Fabra, en el artículo del diario neoyorquino. "Necesitan estar atentos a los cambios a su alrededor de la misma forma en que estamos atentos a lo que nos rodea cuando conducimos".

Además, la experiencia bilingüe parece influir en el cerebro desde la infancia hasta la vejez. "Y no hay razón para creer que no puede aplicarse también a los que aprenden un segundo idioma más adelante en la vida", concluye el artículo de The New York Times.

Fuente: LaVanguardia.com

http://www.psicologosperu.com/

jueves, 22 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (20)


LA NIÑA DE SUS OJOS

Las investigaciones demuestran que cuando una niñita tiene una estrecha y adecuada relación con su papá, ello fijará las bases para que pueda llevarse mejor con los hombres más adelante en su vida.

Cuando Tim visitó a su amigo Zack y lo vio cepillando suavemente el cabello de su hija Kelsey de 4 años y medio, se sorprendió de lo gentil que se había vuelto.

Zack, el mismo hombre que había aporreado a innumerables tipos en el campo de fútbol, ahora estaba sentado con su hija jugando a la hora del té.

Tim observaba con sorpresa la forma como Zack interpretaba los roles que Kelsey le asignaba, incluyendo ser su caballito y dejar que ella se montara en su espalda mientras él se arrastraba en cuatro patas.

Las hijas son conocidas por manejar a su antojo a sus papis y Tim fue testigo de ello más tarde ese mismo día cuando Kelsey reprendía a Zack por poner la mesa del té en forma incorrecta: “Las cucharas van a este lado de los platos, Papá. Las tazas van sobre los platillos y no sobre el mantel. Y debes poner la servilleta sobre tu regazo. Ahora empecemos de nuevo”.

Zack hacía lo que su hija le decía, y Tim no podía evitar reírse.

Zack le preguntó a Kelsey: “¿Por qué te gusta las fiestas del té con tu papi si él lo hace mal”.

“Porque él hace lo que le digo”, respondió sin inmutarse.

Cuando Kelsey jugaba con Mami u otras niñas, siempre había más negociación y compromiso.

Cuando ella accidentalmente rompió una de las tazas y rompió en llanto, Zack vino al rescate con la Super Goma e hizo que todo volviera a la normalidad.

En un estudio en Wisconsin se reportó que los padres se sienten más cercanos a sus hijas cuando están haciendo algo para ayudarlas.

Esto es cierto ya sea que la hija tenga 4 años o 44 años.

Los papás se vinculan con sus hijas ayudándolas a resolver sus problemas y arreglando las cosas que no funcionan, ya sea sus muñecas o sus asuntos financieros.

Los padres también se vinculan con sus hijos varones ayudándolos, pero las investigaciones demuestran que esta “ayuda” frecuentemente se centra en hacer que sus hijos sean más fuertes y rudos.

Los estudios demuestran que los papás sienten que es su responsabilidad fortalecer a sus hijos para poder sobrevivir como un hombre en el mundo real.

Esto a veces los lleva a inhibir las muestras de afecto y más bien aplicar un trato más rudo.

Aun así, los investigadores han hallado que no solo los padres se identifican con sus hijos, sino que los hijos aprecian a sus padres como modelos de conducta de lo que se supone que deben hacer cuando crezcan.

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

Traducido por el psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/

miércoles, 21 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (19)

EL PAPÁ Y LA DISCIPLINA

La disciplina es otra área donde hombres y mujeres difieren en estilos.

El papá suele considerar que es su deber guiar el desarrollo de su hijo empleando reglas firmes y correcciones estrictas.


Los investigadores han hallado que los papás en las culturas alrededor del mundo consideran que es su labor hacer que sus hijos, especialmente los varones, cumplan las normas.

Obviamente, los papás deben hallar el balance entre un castigo demasiado duro (lo cual genera miedo, desconfianza y deseo de venganza) y la disciplina “justa”.


Y aun cuando algunos estilos modernos de parentalidad proponen que un buen papá es el padre relajado en vez del hombre macho con elevada testosterona, las investigaciones biológicas sugieren que lo opuesto puede resultar cierto.

Los padres machos en el reino animal son generalmente más estrictos que las hembras y más agresivos para manejar a sus crías.


Los buenos papás pueden ser tanto agresivamente juguetones como agresivamente protectores.

De acuerdo con investigadores en Suecia, la disciplina activa por parte del papá puede ser un factor clave para el éxito de los hijos.


En dicho estudio, los hijos de papás que aplicaban una disciplina activa (es decir que eran estrictos pero no golpeaban a sus hijos) obtenían mejores calificaciones y mayores logros en la escuela en contraste con los hijos de padres que no aplicaban una disciplina estricta.

Los hijos de papás que aplicaban una disciplina activa y estricta tenían menos problemas de conducta y las hijas tenían menos problemas emocionales.


[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

Traducido por el psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/

lunes, 19 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (18)

EL HABLAR RUDO PREPARA A LOS HIJOS PARA EL MUNDO REAL

Michelle, la madre, estaba molesta con Tim, el padre, porque, según ella: “a veces le da órdenes a nuestro hijo, Blake, como si fuese un sargento”.

“Tim vocifera: ‘siéntate’, ‘no te muevas’, ‘silencio’”, señala Michelle.

“Aun cuando a Blake pareciera no importarle, creo que Tim está siendo insensible y rudo”, añade Michelle.

Se suele escuchar esto muchas veces por parte de las madres.

Para las madres, los padres pueden sonar muy toscos, y para los padres, las madres pueden sonar muy blandas.

Los investigadores han hallado que, en efecto, los papás dan a sus hijos órdenes más directas en comparación con las mamás.

Y las madres sintonizan más emocionalmente con sus hijos, por tanto no necesitan dar tantas órdenes directas.

Las madres emplean frases más cortas y coinciden con el tono de voz de sus hijos más veces que los padres.

Michelle tenía razón: el estilo de Tim era más rudo que el de ella, pero NI PEOR NI MEJOR.

Los investigadores creen que la forma de hablar del papá proporciona un valioso puente de comunicación en el mundo real, donde los hijos pronto descubrirán que los demás no van a adivinar sus pensamientos ni anticipar sus necesidades como lo hace su mamá.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

Traducido por el psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/

domingo, 18 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (17)

BROMEAR: LA ESCENCIA DE LA COMUNICACIÓN MASCULINA

El bromearse física y verbalmente es la forma cómo el papá se conecta con sus hijos.

El papá emplea las bromas con sus hijos e hijas, pero a las hijas, por lo general, no les gusta tanto como a los hijos.

Las hijas pronto intentan distraer al papá y asignarle un papel en los juegos de roles que las niñas prefieren.

Y la mayoría de papás generalmente están dispuestos a interpretar cualquier papel que la hijita le asigne.

A los hijos varones, por otro lado, les encanta los juegos de fastidiar y molestar incluso al papá, tratando de ponerlo a prueba.

Los investigadores han hallado que este tipo de juego padre-hijo mejora la capacidad de los niños para adivinar qué pasa por la mente de la otra persona y reconocer los trucos mentales y engaños.

Y para los hijos, este juego de estar bromeando con el papá establece las bases para la comunicación social con otros varones más adelante en sus vidas.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

Traducido por el psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/

miércoles, 14 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (16)

EL TIEMPO QUE EL NIÑO PASA CON SU PADRE MEJORA SU AUTOCONFIANZA

A los 12 meses, un niño trepaba por su padre como si estuviese en un gimnasio en una jungla humana y constantemente trataba de jalar a su papá al piso para poder jugar a las luchas con él


Cuando el niño lo lograba, se sentaba triunfante sobre el pecho del papá cogiendo fuerte el rostro de su papá con sus pequeñas manos y apretando su barbilla o sus mejillas.

Incluso a esta edad, al niño le gustaba poner a prueba sus habilidades con su papá; y le encantaba cuando su papá lo balanceaba en el aire mientras él intentaba atrapar los lentes o el cabello del papá cada vez que se acercaba.


Mediante el juego, padre e hijo se retaban entre sí cada vez que podían.

Los investigadores han demostrado que la forma particular como los padres juegan con sus hijos los vuelve más curiosos y mejora su capacidad de aprender.


En comparación con el juego delas madres, el juego de los padres es más físico y revoltoso.

Los investigadores hallaron que el juego de los papás son más creativos e impredecibles y, por lo tanto, más estimulantes.


La creatividad del papá se demuestra no solo al jugar sino también al hablarles y cantarles a sus hijos.

Los investigadores en la Universidad de Toronto hallaron que las madres cantaban la versión correcta de “Brilla, Brilla, Estrellita” o “La Telaraña”, y que los padres alteraban la letra, creando canciones complejas con finales impredecibles.


Los padres suelen ser más peculiares y divertidos.

Y esa no es la única diferencia.


En otro estudio, en Alemania, los científicos realizaron un seguimiento a un grupo de niños durante 15 años.

Iniciaron observando cómo los papás interactuaban con sus hijos a los 2 años de edad.


Hallaron que los niños cuyos papás jugaban rudo con ellos eran los que tenían mayor confianza y seguridad en sí mismos para cuando llegaban a la adolescencia.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.


Traducido por el psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/

martes, 13 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (15)

TIEMPO A SOLAS CON EL PADRE

Las investigaciones muestran que los papás se comportan en forma diferente con sus bebes no solo cuando las mamás están lejos sino también cuando las mamás no están observando.

Y los hijos también notan la diferencia.

En un estudio se demostró que cuando el papá, la mamá y el bebé estaban juntos, había menos interacciones entre el papá y el bebe.

Y cuando el padre estaba a solas con su bebe, sus juegos eran mucho más espontáneos.

Establecer dicha espontaneidad cómoda requiere pasar tiempo juntos solo los dos, pero algunos padres, no aprovechan o no tienen esta oportunidad.

Los investigadores en Ohio State University hallaron evidencia de que las creencias de los papás acerca de cuán involucrado debería estar en el cuidado del niño no importaban; es la madre la que controla el acceso del padre a su hijo.

La madre puede fomentar la participación del padre o puede ser crítica y cerrar toda posibilidad.

La esposa asimismo fortalece su matrimonio al permitir que su esposo cumpla su rol de padre.

Los investigadores han hallado que las madres que critican menos a sus esposos y fomentan la interacción del papá con el hijo, tienen más posibilidades de llevarse mejor si desean conservar su matrimonio.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

Traducido por el psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/

lunes, 12 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (14)

PAPI Y MAMI SON DIFERENTES

Poco después de nacer, un bebe puede diferenciar entre Papá y Mamá.

A las semanas de haber nacido, un bebe puede ver, oler, oír y sentir la diferencia entre su padre y su madre.

La Madre tiene manos más suaves y habla como si estuviese cantando.

Incluso en la oscuridad de la noche, el bebe sabe si es el padre o la madre quien se acerca a su cuna para cuidarlo.

Algunos padres confiesan que no pueden evitar sentirse un poquito celosos de que el bebe frecuentemente pareciera querer más a su mamá, y también de que la madre parezca a veces preferir al bebe antes que al esposo.

Los padres descubren, desde muy temprano, que es difícil igualar la fuerza biológica del vínculo de amor entre la madre y su bebe.

El bebe inicialmente se apega más al progenitor que tenga lo deliciosos pechos llenos de leche, y las intensas sensaciones placenteras del amamantamiento refuerzan el vínculo de la madre con su bebe.

Los científicos piensan que los centros de la emoción y la comunicación en el cerebro del bebe aprenden a relacionarse en forma distinta con el padre y con la madre.

Esto no resulta obvio para ninguno de los progenitores hasta que el bebe tiene 3 meses y empieza a pasar menos tiempo durmiendo y más tiempo interactuando.

A esta edad, el Papá empieza a cumplir un rol estelar en la vida de bebe.

Para cuando llegan a cumplir 6 meses de edad, a los bebes les encanta los juegos de estimulación.

Cuando el padre besa la barriguita del bebe y sopla fuerte contra su piel, haciéndole cosquillas, ellos se encuentran en su propio mundo privado.

Además, cabe señalar que la Figura Paterna le proporciona estabilidad emocional al hijo cuando sea adulto.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

Traducido por el psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/

domingo, 11 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (13)

SINCRONÍA PADRE-HIJO

Los padres primerizos se suelen sorprender de cuánto desean sostener a sus bebés y jugar con ellos.

La conformación del cerebro paternal requiere no solo de hormonas y circuitos cerebrales paternales sino también del contacto físico.

El hecho de cargar a sus hijos varias veces al día alinea el cerebro del padre con su retoño.

Los investigadores hallaron que el área cerebral paterna destinada a considerar y predecir las consecuencias, la corteza pre-frontal (CPF), mostraba más células y conexiones en comparación con el cerebro de hombres que no tenían hijos.

Dicha área cerebral posee receptores para las denominadas hormonas paternales: prolactina, oxitocina y vasopresina.

Los científicos han concluido que la experiencia de ser un padre involucrado y participativo hace que aumente considerablemente el número de conexiones en el cerebro masculino para desarrollar conductas paternales.

Mediante estudios de escaneado del cerebro se ha demostrado que el contacto entre padre e hijo activa la CPF.

Por lo tanto, aun cuando los cerebros de las madres estén en alerta máxima desde el primer día, ahora se sabe que el cerebro del papá también puede estar al tanto.

El mismo cerebro que solía estar pegado al fútbol dominguero pasa a ser completamente absorbido por el bebé.

Aun cuando el bebe aún no puede pronunciar palabras, padre e hijo establecen un entendimiento y llegan a conocerse mejor.

El término que emplean los investigadores para esta comprensión padre-hijo se denomina “sincronía”.

La sincronía es similar a una serie de continuos sets en un partido de tenis.

Entre algunos ejemplos tenemos: hacer cosquillas, contacto visual, risas y bromas.

Esta interacción de ida y vuelta en juegos como las escondidas o “sorpresa”, resultan decisivos para desarrollar las conductas paternales, de acuerdo con los estudios de la Dra. Ruth Feldman.

A muchos padres que no tienen el contacto físico diario se les puede dificultar la formación de sólidos circuitos cerebrales paternales que se requiere para la sincronía padre-hijo.

El entorno para ir estableciendo dicha estrecha interacción puede iniciarse desde antes de nacer.

Por ejemplo, durante los últimos meses del embarazo, el padre puede jugar a dar toquecitos en el vientre de la madre y el bebé responderá casi siguiendo el ritmo.

La relación padre-hijo se ha iniciado.


[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

Traducido por el psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/

sábado, 10 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (12)

EL CEREBRO PATERNAL

Algunos hombres se alegran mucho al enterarse que su pareja está embarazada, pero los estudios muestran que la mayoría de hombres se angustia al enterarse que van a ser padres.

Rara vez dejan entrever estas preocupaciones a sus parejas.

Los científicos ahora saben que el cerebro masculino cambia a medida que avanza el embarazo de su pareja.

Los hombres presentan cambios emocionales, físicos y hormonales en paralelo con los embarazos de sus parejas.

Una investigación en Harvard University reveló que dos hormonas importantes cambian en los futuros padres: la testosterona disminuye y la prolactina se eleva.

Los científicos creen que los hombres pueden estar respondiendo a los químicos aéreos naturales del embarazo (feromonas) que emanan de la piel y las glándulas sudoríparas de la futura madre.

En las culturas alrededor del mundo, existe mucha variabilidad entre los padres de diferentes partes del mundo.

Se ha hallado que los padres que participan activamente en el cuidado de sus hijos tienen un menor nivel de testosterona en comparación con los padres que no se involucran en el cuidado de sus hijos.

Nadie sabe a ciencia cierta si los distintos niveles de hormonas provocan dicha conducta o si la práctica de ser padre suprime la testosterona.

Debido a que los bebes requieren cuidado casi todo el día para su supervivencia, la Madre Naturaleza ha creado un lazo biológico casi irrompible entre padres e hijo.

Los científicos han descubierto que los mismos circuitos cerebrales que se activaron cuando la pareja se enamoró, se vuelven a activar para cerciorarse de que sientan mucho cariño y afecto por sus hijos recién nacidos.

Las conexiones entre los circuitos cerebrales del bebe y sus padres se refuerzan mediante el contacto piel-a-piel y al mirarse fijamente.

Los científicos han descubierto que el rostro del bebé, con sus suaves mejillas y grandes ojos, activa un área especial del cerebro denominada área del instinto paternal en menos de un segundo.

El llanto es un recurso universal pero estimula el cerebro del padre y de la madre en distinta forma.

Los cerebros de padres y madres se iluminan en áreas similares cuando escuchan el llanto del bebé.

El cerebro de la madre se activa más intensamente, lo cual puede explicar el por qué ella se ve impulsada a detener el llanto antes de que el padre se vea impulsado a hacerlo.

El instinto de atender a su bebe viene incorporado en todos los cerebros humanos y no solo en el de las madres.

Todos los circuitos cerebrales paternales masculinos se activan mediante la dicha de ser padre.

El cerebro masculino resulta estimulado para establecer nuevas conexiones neuronales a fin de reforzar su instinto paternal.

Y cada nueva conexión neurocerebral le ayudará a sintonizar mejor con su hijo(a).


[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

Traducido por el psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/

viernes, 9 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (11)

EL CEREBRO MASCULINO ENAMORADO

Cuando Nicole finalmente invitó a Ryan a pasar la noche, él sintió que había muerto y que estaba en el cielo.

Después de eso, hicieron el amor todos los días, a veces más de una vez, y el seguía sin poder tener suficiente de ella.

El sexo no siempre lleva al amor, pero para el cerebro masculino, es una parte necesaria para llegar al amor.

El cerebro de Ryan estaba produciendo químicos que crean una euforia similar a la que se experimenta con la cocaína.

El no podía explicarse por qué, cuando estaba lejos de Nicole por más de 4 o 5 horas, empezaba a sentir deseos biológicos primitivos.

Si pudiésemos viajar por los circuitos cerebrales de Ryan en un tren en miniatura mientras él se enamoraba, empezaríamos en un área profunda al centro de su cerebro denominada ATV, área tegmental ventral.

Veríamos las células en esta área fabricando rápidamente dopamina, el neurotransmisor de la motivación y la recompensa que hace que nos sintamos bien.

A medida que el tren se llenaba de dopamina en dicha estación ATV, Ryan empezaba a sentir una sensación placentera.

Lleno de dopamina, el tren pasaría velozmente por sus circuitos cerebrales hacia la próxima estación, NAc, o nucleus accumbens, el área de la anticipación del placer y de la recompensa.

Debido a que Ryan es hombre, veríamos que la dopamina del tren se mezclaría con testosterona y vasopresina.

Si tú eres mujer, se mezclaría con estrógeno y oxitocina.

La mezcla de la dopamina con dichas hormonas estaba conformando un combustible adictivo de alto octanaje, dejando a Ryan entusiasmado y muy enamorado.

Cuanto más sexo tenían, los cuerpos y cerebros de Ryan y Nicole se volvían más adictos.

Cuando los enamorados estaban alejados, constantemente pensaban en el otro y se enviaban mensajes de texto.

El tren del amor con su combustible adictivo hace que no podamos dejar de pensar, fantasear y hablar acerca de la persona de la que estamos enamorados.

En un estudio, hombres y mujeres declaraban que pasaban hasta 85% de su tempo soñando despiertos acerca de su amado/a.

Ryan sentía que estaba literalmente incorporando la esencia de Nicole en la textura de sus circuitos cerebrales.

Y así era en efecto.

A medida que el tren llega veloz a la estación final (el núcleo caudado, o NC, el área que memoriza la apariencia e identidad de quien sea que le esté proporcionando placer), veríamos todos los más diminutos detalles acerca de Nicole siendo grabados indeleblemente en la memoria permanente de él.

Ahora ella era literalmente inolvidable.

Una vez que el tren del amor ha realizado las 3 paradas en ATV, NAc y NC, veríamos emerger los circuitos de amor y deseo de Ryan a medida que se enfocaban únicamente en Nicole.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

Traducido por Psicólogo Luis Venegas Chalen

http://www.psicologosperu.com/

jueves, 8 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (10)

LOS SOLTEROS EMPEDERNIDOS

Frank, el amigo de Ryan, era un soltero empedernido y un maestro de la seducción.

Él tenía frases bien ensayadas y sabía exactamente qué decir y hacer para obtener placer sexual.

Frases como “Eres tan bella que deberías ser modelo” o “Nunca he conocido una mujer como tú”, pueden ser clichés, pero Frank era tan guapo y encantador que las mujeres caían en las garras de su seducción.

Y según las investigaciones, 3 de 4 hombres dijeron que estaban dispuestos a mentir o “distorsionar la verdad” para persuadir a las mujeres para que tengan sexo con ellos.

Se ha descubierto que las cosas acerca de las cuales los hombres mienten son similares en todo el mundo.

Los hombres exageran su riqueza, su status así como sus conexiones comerciales y sociales.

Ahora que Nicole y Ryan se veían varias veces a la semana, ella escuchaba a Frank alardear acerca de sus conquistas más recientes.

Ella estaba tan desalentada por el accionar de Frank que intentaba alertar a Stacy, la nueva pareja de Frank.

Pero de nada servía.

El cerebro y el organismo de Stacey ya habían caído bajo el hechizo seductor de Frank.

Las mujeres suelen ser más "auditivas", es decir que las palabras que escuchan tienen una enorme significatividad ("te necesito", "eres bella", "eres especial", "te amo", "siempre te amaré", "no sé que haría sin ti", etc.).

Algunos autores señalan que leer mensajes de texto y palabras en un chat tienen similar efecto como si dichas palabras y frases fuesen verbalizadas y escuchadas.

Lo que Stacey no sabía era que cada vez que ella y Frank tenían relaciones sexuales, ella se enamoraba un poco más (la oxitocina que ella liberaba durante sus orgasmos unía su cuerpo y cerebro cada vez más a Frank).

Sin embargo, funcionaba al revés para él.

Frank empezaba a aburrirse.

Cuanto más Stacey intentaba presionarlo a hacer futuros planes, él más se escabullía.

Frank sentía que ya era tiempo de pasar la página.

Frank no deseaba una jaula de domesticación para él.

NOTA: Como se señala al inicio de este artículo, este puede ser el caso de muchos solteros “empedernidos” pero no es el caso de todos por igual. No todos los hombres son iguales. Existe la diferenciación individual de cada ser humano.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

http://www.psicologosperu.com/

miércoles, 7 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (9)

Los chicos no pueden entender por qué a las chicas les gusta hablar tanto o por qué necesitan compartir cada detalle específico.

Los chicos hablan acerca de juegos y objetos, las chicas hablan acerca de personas y relaciones.

Y estas diferencias, también, pueden ser fomentadas por las hormonas.

HABITOS DE APAREAMIENTO

Los investigadores han hallado que cuando un hombre se siente atraído sexualmente hacia una mujer, querrá tener sexo con ella lo antes posible.

En el caso de los hombres que formaron parte del estudio, esperar una semana o más les parecía mucho tiempo.

Las mujeres, por otro lado, deseaban esperar hasta 3 veces más tiempo.

En la forma más básica, para un hombre, ganar el juego del apareamiento significa que su ADN y sus genes trascenderán hacia la próxima generación.

Aunque el hombre no está pensando esto conscientemente, la parte de los instintos en su cerebro sabe que con cuantas más mujeres tenga sexo, más probabilidades tendrá de tener descendencia.

Mientras tanto, el cerebro femenino intenta discernir si el hombre tiene lo que se requiere para ser un buen protector y proveedor.

Los investigadores han hallado que esto es cierto independientemente del nivel de instrucción de la mujer o de su independencia económica.

Como los hombres bien lo saben, ellos tienen que desarrollar y refinar una serie de maniobras tácticas de galantería, ya que las mujeres tienen distintos objetivos en cuanto a apareamiento en comparación con los hombres.

El cerebro femenino desea la esperanza de amor y compromiso antes de tener relaciones sexuales, pero para los hombres, el sexo frecuentemente es primero.

Los investigadores han demostrado que no existe mejor afrodisiaco para las mujeres que el hecho de que su hombre demuestre dominio y fortaleza.

Aunque los humanos y los animales presentan diferencias en sus estrategias de apareamiento, los científicos han podido observar algunas curiosas similitudes.

Uno de los ejemplos más coloridos de las tácticas animales lo observamos en la lagartija de manchas laterales.

Convenientemente, los machos presentan 3 distintos colores de cuello que coinciden con sus estilos de apareamiento.

Los machos de cuello naranja utilizan la estrategia de harem del macho alfa: Protege a un grupo de hembras y se aparea con todas ellas.

Los machos de garganta amarilla se escabullen en el harem de la lagartija de cuello naranja y se aparea con las hembras en cualquier oportunidad que puede.

Los machos de garganta azul utilizan la estrategia de exclusividad, es decir, se aparean con una sola hembra y la protegen las 24 horas del día.

Desde una perspectiva biológica, tanto las propuestas del líder del harem de cuello naranja, como del escabullidizo garganta amarilla, y del garganta azul de una sola hembra, son estrategias de apareamiento exitosas para las lagartijas y también para los humanos.

La mayoría de mujeres desearía que su pareja fuese como el de garganta azul.

LA HORMOMA DE LA MONOGAMIA = genes receptores de vasopresina en el cerebro.


[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

http://www.psicologosperu.com/

lunes, 5 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (8)

VIENDO EL MUNDO A TRAVES DE LOS OJOS MASCULINOS

Si una mujer pudiese ver el mundo a través de “lentes masculinos”, quedaría atónita de cuán diferente sería su perspectiva.

Cuando un niño ingresa a la pubertad y su cuerpo y voz cambian, sus expresiones faciales también cambian, y también cambia la forma cómo él percibe las expresiones faciales de las demás personas.

Pueden echarle la culpa a las hormonas.

Un propósito clave de una hormona consiste en producir nuevos comportamientos modificando las percepciones de nuestro cerebro.

La testosterona y la vasopresina alteran el sentido de la realidad en un adolescente varón.

En forma similar, el estrógeno y la oxitocina modifican la forma como las adolescentes perciben la realidad.

Los cambios hormonales de las chicas preparan sus cerebros para establecer conexiones emocionales y relaciones, mientras que los cambios hormonales de los chicos los preparan para conductas enérgicas y territoriales.

A medida que vayan alcanzando la masculinidad, estas conductas les ayudarán a defenderse y proteger enérgicamente a sus seres queridos.

Pero primero, necesitarán aprender cómo controlar dichos impulsos innatos.

La vasopresina dirige hormonalmente a su cerebro para que vea los rostros neutrales de las personas como poco amigables.

Investigadores en Maine sometieron a prueba las percepciones de los adolescentes con respecto a rostros neutrales aplicándoles un spray nasal de vasopresina.

Hallaron que, bajo la influencia de esta hormona, las adolescentes clasificaban los rostros neutrales como más amigables, pero los adolescentes varones clasificaban los rostros neutrales como menos amigables e incluso hostiles.

Esto puede explicar por qué el rostro de un adolescente varón puede parecer enojado cuando en realidad está aburrido.

Los biólogos evolucionistas consideran que el hecho de percibir los rostros como más enojados de lo que realmente están, tiene un fin adaptativo para los varones.

Les permite evaluar rápidamente si deben pelear o huir.

Al mismo tiempo aprenden a ocultar sus emociones.

Algunos científicos plantean que los humanos masculinos han conservado el vello facial y las barbas, incluso en climas más cálidos, con el fin de parecer más fieros y ocultar sus verdaderas emociones.

En la jerarquía masculina de los primates y de los seres humanos, el rostro enojado se emplea para conservar el poder.


Y los rostros más enojados generalmente pertenecen a los hombres con mayores niveles de testosterona, según las investigaciones.

Un estudio de varones adolescentes en Suecia reveló que aquellos que tenían más testosterona reaccionaban más agresivamente a las amenazas.

Dichos adolescentes con mayores niveles de testosterona también reportaban ser más irritables e impacientes.

Y en otro estudio, los niveles de testosterona aumentaban en respuesta a ver un rostro enojado, activando así los circuitos cerebrales de agresión.

Por lo tanto, los rostros enojados (sean reales o imaginarios) encienden el ánimo masculino por pelear.

Los adolescentes que posean un menor nivel de testosterona y vasopresina, no se sentirán tan animados a pelear ni se sentirán obligados a competir y ganar.

Dicha mezcla de hormonas los puede volver irritables y, en algunos casos, irracionales.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

http://www.psicologosperu.com/

domingo, 4 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (7)

ABURRIDO Y CON SUEÑO

El reloj biológico del sueño en un cerebro masculino empieza a cambiar cuando tiene 11 o 12 años de edad.

Los receptores de testosterona reconfiguran sus células cerebrales de temporalidad de forma que el adolescente se queda hasta muy tarde en la noche y duerme hasta más tarde en la mañana.

Para cuando un adolescente varón cumple 14 años, su nuevo patrón de sueño se desplaza una hora más en comparación con el de las chicas de su edad.

Este cambio cronológico es solo el inicio de la falta de sincronización con el sexo opuesto.

De ahora en adelante, hasta que sus compañeras pasen por la menopausia, los chicos dormirán y se despertarán más tarde de lo acostumbrado.

En la actualidad, la mayoría de adolescentes varones reportan dormir solo de 5 a 6 horas durante los días de escuela, aun cuando sus cerebros requieren por lo menos 10 horas de descanso.

Algunos padres tienen que desconectar el internet si quieren que sus hijos duerman.

Si los sistemas educativos y los docentes realmente quisieran que los adolescentes realmente aprendan, retrasarían las horas de inicio en varias horas.

Al menos ello incrementaría las probabilidades de que pudieran permanecer con los ojos abiertos, aun cuando no se pueda eliminar su rostro de aburrimiento.

Los científicos han descubierto que el centro de placer en el cerebro adolescente masculino está casi adormecido en comparación con la misma zona cuando son niños y adultos.

El centro de recompensa del cerebro masculino adolescente se activa con menor facilidad y no es suficientemente sensible para sentir niveles normales de estimulación.

No actúan aburridos sino que están aburridos y no lo pueden evitar.

Cuando Erin McClure y sus colegas del National Institute of Mental Health escanearon cerebros de adolescentes mientras éstos observaban imágenes impactantes de cuerpos mutilados y grotescos, notaron que dichos cerebros adolescentes no se activaban tanto como sucedía con los cerebros de niños y de adultos.

Como lo saben muchos profesores de educación secundaria, el cerebro masculino adolescente necesita ser intensamente impactado o asustado para que se active siquiera un poquito.

La cantidad de estimulación que se requiere para impactar a un adulto, apenas hará que reaccione un adolescente varón.

Si deseamos que ellos reaccionen lo suficiente para gritar o saltar, tendremos que intensificar tal vivencia con sonidos, luces, acción y sangre.

Por eso es que a los adolescentes varones les gustan los efectos especiales de sangre y las películas de acción.

Esta preferencia quizás no varíe al llegar a la adultez (como bien lo saben los directores de películas), pero los hombres adultos no necesitarán sentir la misma intensidad que cuando eran adolescentes y estaban en busca de emociones.

Gran parte de las reacciones de ira del adolescente masculino está siendo activada por la nueva forma en que su cerebro masculino está vivenciando el mundo y las personas que lo habitan.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

http://www.psicologosperu.com/

sábado, 3 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (6)

LA GUERRA DE LAS TAREAS

Los adolescentes varones no están tratando de hacerse los difíciles.

Es solo que sus cerebros aún no están configurados para dedicarle mucho tiempo a pensar en el futuro a largo plazo.

Hacer que los chicos estudien y hagan su tarea ha sido siempre una batalla para los padres más que con las chicas, y con las tentaciones tecnológicas del mundo de hoy, esta batalla puede percibirse como una guerra.

Estudiar en vez de hacer algo divertido por internet simplemente no tiene sentido para los chicos adolescentes.

Las investigaciones demuestran que se requiere sensaciones extraordinariamente intensas para activar los centros de recompensa del cerebro adolescente varonil, y realizar tareas no es una de ellas.

Un recurso para los padres consiste en disciplinarlos avisándoles anticipadamente que podrían pasar un tiempo PRUDENTE sin los videojuegos, sin su teléfono celular o sin televisión VERSUS un par de entradas a su partido o concierto favorito o cualquier otra cosa que le agrade al adolescente si es que mantiene un buen promedio y entrega todas sus tareas.

Se sorprenderán cuando vean que las notas de su hijo mejorarán inmediatamente.

Nos corresponde hallar la forma de que los adolescentes se lo tomen en serio (algunas técnicas son: lluvia de ideas, ensayo/error, acuerdos parentales, refuerzos positivos cuando realizan las conductas deseadas, consultoría psicológica, etc.).

Muchas de las normas en nuestro sistema escolar entran en conflicto directo con los cerebros aventureros de los varones adolescentes en busca de libertad.

Entonces no debería sorprendernos el hecho de que los adolescentes varones provoquen el 90% de los disturbios en el salón de clase ni que 80% de las deserciones en secundaria se trate de varones.

Los adolescentes varones suelen obtener el 70% de las calificaciones D y F.

Y no ayuda el hecho de que las horas de inicio de clases estén totalmente fuera de sincronización con el ciclo de sueño del cerebro adolescente.

Son suficientemente inteligentes para obtener excelentes notas es simplemente que no les interesa.

Nota del psicólogo Luis Venegas: Aquí estamos hablando de generalidades. Evitemos sobre-generalizar. Siempre habrá excepciones a la regla. Y recuerden que hay que tener en cuenta las características individuales de cada uno.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

http://www.psicologosperu.com/

viernes, 2 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (5)

EL CEREBRO ADOLESCENTE

Un tsunami de testosterona

Entre las edades de 9 y 15 años, el circuito cerebral masculino, con sus miles de millones de neuronas y trillones de conexiones, empieza a activarse a medida que su nivel de testosterona se eleva veinte veces más.

De allí en adelante, la testosterona masculiniza biológicamente todos los pensamientos y comportamientos que emerjan del cerebro.

Estimula el rápido crecimiento de los circuitos cerebrales masculinos que se estuvieron formando antes de nacer.

Asimismo hace que sus testículos crezcan, activa el crecimiento de sus músculos y huesos, hace que crezca barba y vello púbico, hace que su voz se torne más profunda y que su pene se alargue y engruese.

Igualmente hace que los circuitos cerebrales sexuales, en su hipotálamo, crezcan más del doble en comparación con el cerebro de las niñas.

El cerebro masculino ahora está estructurado para priorizar en su mente la búsqueda de satisfacción sexual.

A inicios de la pubertad, cuando las imágenes de senos y otras partes corporales femeninas inundan la corteza visual cerebral, algunos muchachos se preguntan si no se estarán convirtiendo en “pervertidos”.

Les tomará algún tiempo acostumbrarse a su renovado interés por las chicas, el cual funciona en piloto automático.

El sexo no es la única cosa que pasa por la mente de un adolescente varón.

A medida que la testosterona va inundando las células cerebrales del adolescente, va estimulando a una hormona denominada vasopresina.

Juntas, la testosterona y la vasopresina, hacen que el cerebro se torne territorial acerca de su cuarto y sensible a las críticas de sus compañeros, ya sean supuestas o reales.

Y cuando estas hormonas se mezclan con la hormona del estrés, denominada cortisol, sobrecargan su cuerpo y mente, preparándolo para la respuesta de pelear o huir con respecto a los desafíos en su mundo.

Nuestros cerebros se han venido conformando a través de cientos de miles de años de vivir en grupos jerárquicos.

Y aunque no todos los adolescentes varones desean ser “los reyes de la colina”, sí desean estar más cerca de la cima del poder y alejarse de los últimos lugares en lo posible.

Y ello puede significar asumir riesgos que pueden meterlo en problemas.

Mensaje para los padres de hijos adolescentes varones:

“No se preocupen. Se requiere unos 8 a 9 años para que el cerebro adolescente complete el remodelado que se inició al ingresar a la pubertad. Sus circuitos cerebrales reforzados hormonalmente se estabilizarán al final de su adolescencia o luego de cumplir veinte años”.

“Su hijo es como cualquier otro chico adolescente que ha pasado por el Planeta Tierra. Va a ver videos pornográficos, va a rehuir de las tareas, va a involucrarse en peleas y se le va a caer la baba por las chicas. Una vez que pase esta etapa, volverá a entrar en razón”.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

http://www.psicologosperu.com/

jueves, 1 de marzo de 2012

EL CEREBRO MASCULINO (4)

La ley del más fuerte importa más a los niños varones.

Los estudios han demostrado que a la edad de 2 años, el cerebro del niño varón lo impulsa a establecer dominancia física y social.

Entre las niñas también se establece cierta jerarquía de dominancia pero esta es más fluida y puede variar.

En los niños varones, al final de la segunda sesión de juegos, los niños varones unánimemente acuerdan acerca de la posición de cada niño en el ranking, y esa posición suele permanecer estable por algún tiempo.

¿Cómo saben los niños tan rápidamente quién es fuerte y quién no?

Mientras que los niños más grandes generalmente ocupan un lugar más alto en el estatus, los investigadores han descubierto que los líderes no siempre son los más grandes.

En un estudio, los niños alfa eran los que rehusaban dar marcha atrás en un conflicto.

Estos niños agresivamente demostraban su fortaleza molestando, intimidando o pegando a los niños que los retaban.

En las pruebas de hormonas que se tomó a todos los niños varones del grupo, resultó que los niños alfa tenían mayores niveles de testosterona que los demás niños.

Y para sorpresa de los investigadores, el rango que un niño había alcanzado en el grupo a la edad de 6 años, predecía dónde estaría en la jerarquía a la edad de 15 años.

Obviamente, solo un niño puede ser el “jefe máximo”, así que el resto debe hallar otras formas de triunfar y evitar ser molestado en el grupo de niños.

Una estrategia consiste en formar una alianza con el niño alfa dándole cosas que él desea y haciéndole favores.

A pesar de cómo las madres se sientan por ello, no obstante, los niños instintivamente saben que deben aprender a triunfar dentro de la jerarquía masculina.

[continuará...]

Resumen de las investigaciones de Louann Brizendine, M.D.

http://www.psicologosperu.com/