lunes, 31 de octubre de 2011

SINDROME DEL PATO DONALD (SPD)

Sucede que a todos, después de ir acumulando estrés, malas noticias, enojos, berrinches, frustraciones, pláticas y pensamientos negativos, en fin mala vibra en general, quedamos tan llenos de energía negativa que cualquier cosa es suficiente para hacernos explotar en un ataque de ira que no hace más que empeorar nuestra situación y que termina por convertirnos en un Pato Donald enojado y víctima de su propio coraje.

¿O no? ¡Vamos! Recuerden como se ponía Donald cuando trataba de abrir su silla plegable en la playa y esta no cedía, provocando que el famoso pato de traje de marinero fuera enojándose más y más, golpeando y gritando hasta terminar atrapado dentro de la misma silla.

Bueno pues ese es justo el SPD o Síndrome del Pato Donald.

Este se da precisamente cuando llegamos al punto de no regreso y perdemos el control y como dicen por ahí “escupimos al cielo” y por supuesto, como todo lo que sube, tiene que bajar, ese escupitajo solo nos salpica de regreso a nosotros mismos.

Ahora ¿cómo es que llegamos hasta el punto adquirir el SPD? No es difícil imaginárselo: vivimos en una época donde el estrés es parte de la cotidianidad en nuestras vidas: cuentas por pagar, problemas por resolver, proyectos por entregar, familia que cuidar, hijos que educar, compromisos que cumplir, en fin todo una carga de factores que no podemos ignorar ni evitar y que sea como sea, tenemos que cumplir.

Pero a los que además, sin darnos cuenta, sumamos otros que sí podemos cambiar.

Y es que usualmente empezamos nuestros días siempre corriendo. Al despertar, lo primero que hacemos es quejarnos de la hora tan temprana en que tenemos que levantarnos, si somos considerados y compartimos habitación con alguien, salimos de ella y sino encendemos la televisión o la radio para “escuchar” las noticias del día y así contaminar nuestra mañana con las últimas notas sobre la violencia que hay en el mundo, los asaltos, las guerras, etc... Salimos camino al trabajo y vamos peleando con el conductor del auto de enfrente solo porque a él le toco estar frente a nosotros en esa larga fila de coches estacionados, que llamamos carretera, autopista, vía expresa, periférico o viaducto o cual sea la avenida que más usen por las mañanas.

Llegamos a la oficina, recibimos la llamada de algún cliente enojado o peor aún la llamada la recibió nuestro jefe y él ahora es quien esta enojado, algún proveedor no cumple con su compromiso, en una junta de trabajo tenemos un fuerte desacuerdo con alguien más. A la hora de la comida el mesero tarda en traer la cuenta y regresamos tarde al trabajo, regresamos al final de la tarde a casa para, después de volver a lidiar con todos esos automovilistas a quienes insolentemente se les ocurrió también regresar a sus hogares a la misma hora que nosotros, encontrarnos con que la puerta del estacionamiento no funciona bien o que un vecino se estacionó mal impidiéndonos guardar nuestro auto en su lugar.

Entramos a casa, estamos bloqueados, irascibles e iracundos, solo pensando en querer ver la televisión y no hablar de nada con nadie. Entonces discutimos con nuestros familiares porque ellos con la mejor de las intenciones nos reciben con los brazos abiertos, pero como nosotros venimos con una inercia negativa equivalente a una onda expansiva nuclear, los hacemos a un lado, nos postramos en nuestro sillón acostumbrado, prendemos la caja boba y ¿qué hacemos? Sintonizar una serie de televisión llena de violencia, muerte y vicios.

Nuestra pareja nos interrumpe, pregunta algo o nos dice algo que no nos parece y ENTONCES!!!!!!

¡FELICIDADES! Lo has logrado, has adquirido SPD.

Tanto que ya solo te falta la cola de pato y sombrero de marino porque estás tan enojado que el pico naranja lo tienes ya!

Las consecuencias... esas creo que no las tengo que contar.

Así que mejor me dedicaré a platicar sobre cómo podemos evitar contagiarnos de SPD.

Y para eso debo hacer referencia una vez más a una de las lecciones de ese gran mentor, autor de “El monje que vendió su Ferrari”, Robin S. Sharma quien, precisamente en dicho libro compara a la mente humana con un jardín, explicando que: “Si tu procuras tu mente, la nutres y la cultivas, esta, tal como un rico y fértil jardín, florecerá más allá de lo que puedas imaginarte”.

Él continua con su analogía detallando que justo como un jardinero cuida cual soldado, que en su zona no entre ni el más mínimo rastro de contaminación, de la misma manera deberíamos nosotros procurar esto con nuestra mente.

Sin embargo es penoso ver la cantidad de basura que la mayoría de nosotros dejamos entrar a nuestra cabeza día con día. Las preocupaciones, la ansiedad, el lamentarse por el pasado o angustiarse por el futuro y todos aquellos miedos creados por uno mismo, las pláticas y medios a los que nos exponemos, provocan una catástrofe dentro de nosotros mismos.

“La preocupación drena a nuestra mente de todo su poder y, tarde o temprano, lastima incluso hasta nuestro espíritu”.

Para vivir la vida en todo su esplendor, debes de montar una estricta guardia a la entrada de tu jardín y solo dejar entrar a la mejor información y al mensaje de mayor calidad. No podemos darnos el lujo de tener ni un solo pensamiento negativo.

Explica Sharma que la gente más alegre, dinámica y satisfecha en el mundo es aquella que hace algo más que solo existir. Son esas personas que creen en su potencial humano y realmente saborean la vida, pero que sobre todo, adoptan un paradigma positivo sobre su mundo y todo lo que en él existe.

¿Sabían que en un día normal la persona promedio crea alrededor de seis mil pensamientos, y que el 90% de esos pensamientos son los mismos que los del día anterior?

Por lo tanto, sugiero que nos aseguremos de que esos pensamientos sean siempre positivos, pues como explica Stephen Covey: “Todo lo que hacemos y tenemos en la vida existe dos veces, primero cuando la piensas y después cuando lo hacemos realidad”.
Razón suficiente para querer que lo que creemos sea siempre positivo ¿no lo creen?

Volvemos entonces al tema de la oportunidad de escoger:
No importa lo que esté pasando en nuestra vida, tenemos el derecho a siempre escoger cómo queremos responder. Y tenemos el derecho de elegir a qué estímulos queremos exponer a nuestra mente y sobre todo a pensar siempre positivamente para sentirnos siempre bien.
Tenemos derecho a ser el jardinero de nuestra mente y a (con nuestra actitud positiva) crear pensamientos positivos que solo podrán crear situaciones positivas a nuestro alrededor.

Por: Efrain Mendicuti

http://www.psicologosperu.com/

domingo, 30 de octubre de 2011

SUBLIME GRACIA - AMAZING GRACE (CANCION)


Sublime gracia
Cuán dulce el sonido
Que salvo a un desgraciado como yo
Alguna vez estuve perdido, pero ahora me he encontrado
Estuve ciego pero ahora veo

Por muchos peligros, faenas y trampas
Ya he pasado
La gracia me ha mantenido a salvo hasta ahora
Y la gracia me guiará a casa

Fue la gracia quien le enseño a mi corazón a temer
Y la gracia alivio mis temores
Cuán preciosa se manifesto esa gracia
En el momento que crei por primera vez

Hemos estado ahí por diez mil años
Brillando como el sol
Nunca hemos tenido menos días para alabar a Dios
Ni siquiera cuando empezamos por primera vez.

"Amazing Grace" (conocido en algunas regiones hispanohablantes como "Sublime gracia") es un himno cristiano escrito por el clérigo y poeta inglés John Newton (1725-1807) y publicado en 1779. La composición, una de las canciones más conocidas en los países de habla inglesa, transmite el mensaje cristiano de que el perdón y la redención es posible a pesar de los pecados cometidos por el ser humano y de que el alma puede salvarse de la desesperación mediante la Gracia de Dios.

Newton escribió la letra a partir de su experiencia personal. Educado sin ninguna convicción religiosa, a lo largo de su juventud vivió varias coincidencias y giros inesperados, muchos de ellos provocados por su recalcitrante insubordinación. Fue forzado a unirse a la Royal Navy y, como marinero, participó en el mercado de esclavos. Durante una noche, una tormenta golpeó tan fuertemente su embarcación que, aterrorizado, imploró la ayuda de Dios, un momento que marca el comienzo de su conversión espiritual. Su carrera como tratante de esclavos duró algunos años más, hasta que abandonó la marina para estudiar teología.

El autor Gilbert Chase ha escrito que "Amazing Grace" es «sin lugar a dudas, el más famoso de todos los himnos populares», mientras que Jonathan Aitken, biógrafo de Newton, estima en su obra que el himno es cantado cerca de diez millones de veces cada año. Ha tenido una particular influencia en la música folk y es un cántico emblemático de los espirituales americanos. "Amazing Grace" contempló un resurgir de su popularidad en los Estados Unidos durante la década de 1960 y desde entonces ha sido interpretado miles de veces, siendo un clásico de los cancioneros populares dentro de los países de habla anglosajona.

"Amazing Grace" se ha convertido en un icono de la cultura estadounidense tan popular que ha sido utilizado para un gran variedad de propósitos no religiosos y campañas de márketing. Aparece en recuerdos, presta su nombre a un enemigo de Superman, aparece en varios capítulos de Los Simpsons, en uno de ellos para ilustrar la redención del villano Sideshow Bob, y se ha incorporado en cantos de los Hare Krishna y ceremonias de Wicca.

El himno ha sido empleado en numerosas películas, como Alice's Restaurant, Coal Miner's Daughter y Silkwood. Es el hilo conductor de la película Amazing Grace, que narra la influencia de John Newton en el abolicionista británico William Wilberforce. En la película de ciencia ficción de 1982 Star Trek II: La Ira de Khan, "Amazing Grace" es interpretada con gaita dentro de la ceremonia de despedida del señor Spock,94 ya que la canción es «inmediatamente reconocible para la mayor parte de la audiencia como la música apropiada para sonar en un funeral», de acuerdo con un estudioso de la saga Star Trek.

Desde 1954, cuando una versión para órgano de la melodía "New Britain" se convirtió en un éxito, "Amazing Grace" se ha asociado con los funerales y servicios fúnebres, por considerarse que inspira a la esperanza entre la tragedia, como una especie de «himno nacional espiritual», en palabras de Mary Rourke y Emily Gwathmey. Ha sido interpretado en los memoriales de varias tragedias nacionales, como el accidente del transbordador espacial Challenger, el atentado de Oklahoma City y los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Según Dictionary of American Hymnology, el tema está incluido en más de mil cancioneros publicados, pero recomienda su uso para «momentos de culto en los que necesitemos confesar con alegría que somos salvados sólo por la Gracia divina; como himno de respuesta al perdón de los pecados o como expresión de la certeza del perdón; como confesión de fe o después del sermón»

http://www.psicologosperu.com/

sábado, 29 de octubre de 2011

SINDROME DEL PATITO FEO: DISMORFOFOBIA

Este trastorno podría llevar el nombre de un famoso cuento infantil ¿recuerdan? “El patito feo”, así es, el célebre patito que era rechazado, porque lo consideraban “feo” por su color grisáceo en comparación con los demás patitos, sin embargo él no era un pato, sino un cisne y que al crecer se vuelve muy hermoso y mucho más bello que los otros patos. Bueno después de recordar viejos cuentos de la infancia, explicaré en qué consiste este trastorno.
Este síndrome también es denominado dismorfobia o mejor conocido como Trastorno Dismórfico Corporal, dicho trastorno se encuentra en el grupo de los Trastornos Somatoformes. El Trastorno Dismórfico Corporal (TDC) se puede definir como el trastorno somatoforme que se caracteriza por una preocupación disruptiva con algún defecto imaginado en la apariencia (fealdad imaginada”).
Todos en algún momento hemos fantaseado con modificar alguna parte de nuestro cuerpo que nos desagrada, para mejorar nuestra apariencia, pero las personas con TDC que son individuos de apariencia normal, se imaginan que son tan feas (creen que lucen deformados, incluso hasta “horrorosos” o “monstruosos” cuando en realidad se ven bien) y por ello son incapaces de interactuar con los demás por temor a que la gente se ría de su fealdad.
Como dato curioso les comento que este trastorno fue descrito por primera vez por Morselli (1886) que la define como “sentimiento subjetivo de fealdad o defecto físico que el paciente cree que es evidente para los demás, aunque su aspecto está dentro de los límites de la normalidad”. Y sin embargo esta patología fue considerada como trastorno mental hasta 1987.
Las imágenes de la actividad cerebral de estas personas aparentemente son normales, pero al momento de procesar los detalles visuales ocurre una disfunción fisiológica que los hace verse a sí mismos cono “feos”.
A continuación se describen los criterios diagnósticos del TDC basados en el DSMIV-TR:

A. Preocupación por algún defecto imaginado del aspecto físico. Cuando hay leves anomalías físicas, la preocupación del individuo es excesiva.

B. La preocupación provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

C. La preocupación no se explica mejor por la presencia de otro trastorno mental (p. ej., insatisfacción con el tamaño y la silueta corporales en la anorexia nerviosa).
Las principales obsesiones son con la piel, cara, genitales, arrugas, dientes, pecho, glúteos, cicatrices, asimetría facial, vello facial, labios, nariz. Los hombres se preocupan generalmente de los genitales, mientras que las mujeres suelen preocuparse más con su cara, pelo y pecho.
Por lo que recurren a la cirugía estética con el fin de aliviar la sensación de fealdad que sienten y suponen que de esta manera mejorarán su apariencia. Sin embargo cuando la persona no cuenta con los recursos suficientes adopta el concepto “hágalo usted mismo”, es decir, una intervención de tipo quirúrgico realizada de forma casera y por la misma persona con el fin de cambiar su aspecto.
Así el Dr. David Veale del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Londres y psiquiatra consultor en el Priory Hospital North London en un trabajo publicado en la revista Psychiatric Bulletin, relata algunos casos:

• Un hombre preocupado por su piel usó un papel de lija como forma de dermoabrasión para remover cicatrices e “iluminar” su piel.

• Una mujer preocupada por la fealdad de múltiples áreas de su cuerpo decidió hacerse una liposucción pero, como no pudo costearla, utilizó un cuchillo para cortar sus muslos intentando sacar hacia afuera sus adiposidades.

• Un hombre preocupado por tener la tez enrojecida, repetidamente se extrajó sangre con una jeringa y una aguja y posteriormente se sometió a donar sangre en una clínica de transfusión. El objetivo era lucir “más pálido”.
Algo que debe resaltarse es que las personas con TDC no quedan satisfechas con los resultados al someterse a una cirugía estética a diferencia de las personas que lo hacen por vanidad.

En base a un artículo publicado en el diario "La Jornada” en el que Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) revelaron que el 4 por ciento de la población del país padece de dismorfobia, sin embargo reconocían que el porcentaje de mexicanos con este padecimiento puede ser mucho más alto debido a que está subdiagnosticado, ya que antes de tratarse con especialistas en psicopatología los afectados usualmente primero acudieron con cirujanos plásticos, dermatólogos, etc., en busca de corregir defectos físicos. En el país, las mujeres son las más afectadas por este trastorno, y en la mayoría de los casos inicia en la adolescencia.
Un trastorno algo complejo ¿no lo creen?, más que la trama del cuento ¿no?, pues bien yo termino con la siguiente frase:

“La belleza reside en el corazón de quien la observa” (Albert Einstein)
¿ustedes qué piensan?.














Por: Anayanzin Antonio Cañongo (alumna de 6º”A”)

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Deja atrás el síndrome del 'patito feo' con estos 15 consejos

Fuente: www.minutouno.com

Todas las mujeres sufrieron frente al espejo el síndrome del ‘patito feo’, ese que te hace sentir deprimida por no estar a gusto con lo que ves. Cuando esto pasa no sólo es cuestión de rebajar unos kilos de más, sino también cambiar de actitud. Aquí hay 15 consejos para convertirte en una mujer bellísima.

¿Quién dijo que todas las actrices y modelos nacieron bellas?, algunas son mujeres comunes y corrientes que saben aprovechar muy bien las técnicas de maquillaje, conocen los peinados que les queda bien y hacen la dieta correcta. No creas que está todo perdido ni te dejes llevar por un mal momento.


Nuevo peinado

No se trata solamente de pasar de largo a corto o de rizado a liso, el cambio deber ser asesorado por un experto. Los que están de moda son los cortes asimétricos.

Acuérdate que si tienes una cara redonda es mejor evitar el volumen a la altura de los oídos; las mujeres que tienen cara en forma de corazón, lo podrán llevar en capas y con volumen; si el aspecto de tu rostro es rectangular con frente pronunciada usa flequillo; las de cara cuadrada se ven bien con rulos suaves y si tienes la fortuna de tener la cara ovalada vas a poder elegir prácticamente el corte que quieras.

La mejor forma de estar a la moda es mirando a los artistas, fíjate que los tonos ocres con mechones más claros son los que más usan, pero también podés llevarlo de un solo color. Ten en cuenta que los tonos oscuros suelen volver los rasgos más fuertes. Si eres de tez morena no lo aclares tanto. Y todo lo contrario si tienes tez blanca.


El amado Spa

Destinate tiempo. Lo mejor que podés hacer es ir a un spa donde te puedan revitalizar con tratamientos faciales y corporales.

Lo primero que tienes que hacer es relajarte. Toma un masaje en el cuerpo, en el cuero cabelludo, perfecciona tu pedicura y manicura. Tampoco te olvides de la exfoliación, que es ideal para limpiar la piel.

Luego, pregunta por esos tratamientos que hacen para adelgazar, quitar la celulitis, las estrías y para ganar firmeza. Vas a encontrar planes completos con tecnología láser para ablandar y eliminar grasa sin dolor. Asegúrate que sea un sitio confiable y atendido por profesionales.


El ejercicio

Tener una rutina de ejercicios para algunas mujeres es una verdadera condena pero es necesario porque con sólo dieta o masajes no vas a lograr quedar perfecta. Tienes que hacer una caminata diaria y algunos ejercicios para tonificar. Además el tiempo de ejercicio te ayudará a despejar la mente. También puedes ayudarte con técnicas alternativas como pilates, yoga, danza, natación o cualquier otro deporte.


Mejora tu alimentación

No solo es cuestión de belleza física, si te alimentas bien se verá reflejado en tu humor y vitalidad. El consejo es evitar al máximo la comida chatarra, el exceso de grasa y carbohidratos. Toma los siete vasos de agua por día recomendados. Trata de cocinar en casa, no sólo descongela sino que prepara verduras y proteínas. Olvidáte de las dietas recomendadas por amigas, siempre es mejor consultar al nutricionista.


Nueva ropa

Es el momento ideal para regalar la ropa que no usás y aún guardás como un recuerdo.

Empezá a usar colores y prendas de temporada: morado, verde, azul claro y combinalo con blanco perla, negro, gris y café. Están de moda los estampados y las piezas artesanales. Pantalones de tiro bajo, vestidos y polleras, te harán lucir muy chic y vital esta primavera. No dejes a un lado los accesorios, los collares y cinturones están de vuelta. En zapatos, los tacones siempre te van a hacer ver más estilizada.


Hora del maquillaje

El truco del maquillaje está en los ojos. Hay que lograr crear una mirada enigmática y profunda. Esto se puede hacer usando iluminador arriba del parpado y sombras negra, gris o azul oscuro. Y usa lápiz negro para acentuar tu mirada.

Depilación…completa

La depilación debe ser una de tus armas de belleza, nada más odioso que esos horribles pelitos que crecen por todas partes. Intenta la depilación láser porque garantiza el crecimiento del vello después de muchos años. Y depílate completa, ve más allá del área del bikini, te sentirás más sexy.


La postura de tu cuerpo

Algo que anula de inmediato el sex appeal es una pose equivocada, “tirarse” en vez de sentarse en una silla o tener joroba no genera buena vibra. Lo que tenés hacer es caminar erguida y sentarte con la espalda bien puesta en el espaldar. La postura también la vas a mejorar con el ejercicio.

Aléjate del conflicto

Probablemente más de una vez hayas tenido la cabeza ocupada todo el día en un mismo problema. Tratá de resolver todos los asuntos pendientes o malentendidos con tu familia y amigos o problemas laborales. Eso te ayudará a liberarte.

Nuevos lugares

Es necesario renovarte, cambiar de lugares como bares y restaurantes, allí podrás conocer nuevas personas. Visita los sitios de moda y arriesgáte a hacer actividades que antes evadías como salir con tus amigas o practicar deportes extremos.

Más espiritualidad

Los cambios internos son más importantes que los físicos porque cuando interiorizas los problemas, analizas los por qué de las situaciones de tu vida y encontras respuestas. Empieza por darte tiempo para estar sola y pensar, incluso para soñar con lo que quieres, sueña con tu relación, trabajo y vida perfecta. Si te gusta, busca la forma correcta para meditar.


La pasión

Tu pareja juega un papel fundamental. Tener una vida sexual satisfactoria te hará una chica más feliz. Por lo tanto, crea situaciones calientes como salir un fin de semana a un lugar alejado, usa ropa sensual, convierte fantasías sexuales en realidad y simplemente disfruta.

Tú, tú y tú

Date un tiempo para hacer eso que te gusta como ver películas románticas, hacerte una mascarilla, chusmear con tus amigas, navegar en Internet o leer tus artículos favoritos.

La sonrisa: fundamental

Tener una sonrisa de oreja a oreja te hará ver más bella, porque irradiarás felicidad. La risa libera hormonas, incrementa la concentración, relaja los músculos, baja el estrés y es como un ejercicio aeróbico interior. Trata de reír y encuentra el lado positivo de las situaciones amargas.

Viaja

Salir de la ciudad de vacaciones va a aumentar tu vitalidad, te vas a dar cuenta que existen otros lugares, los paisajes y la gente te refrescarán. Trata de ahorrar para poder ir cada vez más lejos y conocer culturas diferentes.

Prepárate para mirarte al espejo y encontrar una persona completamente nueva.

http://www.psicologosperu.com/

viernes, 28 de octubre de 2011

LOS 4 ACUERDOS

Los cuatro acuerdos es un ensayo escrito por el médico mexicano Miguel Ruiz que está basado en la sabiduría de los antiguos toltecas. Relata la cosmovisión que debería tener un ser humano para estar en equilibrio personal, teatral, diferencial, emocional, mental y social.

Para lograrlo se debe, en primer lugar, entender que todos los humanos tienen un complejo sistema de creencias (cosmovisión) o paradigma, adquirido por influencia social, familiar, educacional, y que con frecuencia dichas creencias adquiridas los perturban mental, emocionalmente, creando infelicidad; en segundo lugar, aprender que se puede modificar el sistema de creencias para conseguir el anhelado equilibrio interior que lleva a la felicidad. Para lograrlo, se pueden poner en práctica los cuatro acuerdos (4 dogmas), que son los siguientes:

"Sé impecable con tus palabras".
"No te tomes nada personalmente".
"No hagas suposiciones".
"Haz siempre lo máximo que puedas".

Romper nuestros acuerdos basados en las creencias y los dogmas que vamos adquiriendo a lo largo de nuestras vidas, es posible a base de recapitulación, no sólo de los efectos de nuestras emociones negativas igualmente las emociones positivas desbordadas deben ser eliminadas de nuestro sistema de creencias; dejar el ego y comenzar a ser cada vez más nosotros mismos. Ello nos puede conducir a un camino más sensato, libre y dictado por el corazón. «No hay razón para sufrir. La única razón por la que sufres es porque así tú lo exiges. Si observas tu vida encontrarás muchas excusas para sufrir, pero ninguna razón válida. Lo mismo es aplicable a la felicidad. La única razón por la que eres feliz es porque tú decides ser feliz. La felicidad es una elección, como también lo es el sufrimiento».



http://www.psicologosperu.com/

jueves, 27 de octubre de 2011

EL JUEZ ABRAZADOR

Lee Shapiro es un juez jubilado. En un momento de su carrera se dio cuenta que el amor es el poder más grande que existe. Como resultado se convirtió en un abrazador. Comenzó ofreciendo a todos un abrazo. Sus colegas lo apodaron "el juez abrazador" (en oposición al "juez ahorcador"). La calcomanía de su auto dice: "¡No me ahorques! ¡abrázame!"

Hace más de seis años Lee creó lo que llama su "kit abrazador". En la parte de afuera se lee: "Un corazón por un abrazo". El interior contiene treinta corazoncitos rojos bordados, con cinta adhesiva en la parte posterior. Lee saca su kit de corazones para abrazar, se dirige a todas las personas y les ofrece un corazoncito a cambio de un abrazo. Lee ha llegado a ser bien conocido por esto, y a menudo se le invita a conferencias y convenciones en las que comparte sus mensajes de amor incondicional. Los diarios locales lo criticaron en San Francisco. -Es fácil dar abrazos en la conferencia, a personas que seleccionaron para estar aquí. Pero no dará resultado en el mundo real- le dijeron.

Desafiaron a Lee para que saliera a dar abrazos en las calles de San Francisco. Salió entonces a la calle seguido por un equipo de televisión de la estación local de noticias y se aproximó a una mujer que pasaba por allí. -Hola, soy Lee Shapiro, el juez abrazador. Estoy cambiando estos corazoncitos por un abrazo-le dijo. -Seguro-, Replicó ella. -Demasiado fácil- dijo el comentarista local. Lee miro alrededor. Vio una controladora de parquímetros que tenía dificultades con el propietario de un BMW, al que estaba multando. Se dirigió hacia ella seguido por las cámaras. -Me parece que le hace falta un abrazo. Yo soy el juez abrazador, y le ofrezco uno-le dijo. Ella aceptó. El comentarista de la televisión lanzó un desafió final: -Mira, ahí viene un bus. Los conductores de buses en San Francisco son las personas mas rudas, toscas y malas de la ciudad.

Veamos si consigues que éste te dé un abrazo. Lee aceptó el reto. -Hola, soy Lee Shapiro, el juez abrazador- dijo el chofer cuando el autobús llego a la parada-. Este trabajo suyo tiene fama de ser el mas difícil de todo el mundo. Estoy dando abrazos a las personas hoy dia, para aliviarles un poco la carga... quiere uno? El conductor del bus, de 1.85 metros y 105 kilos, se levantó de su asiento, bajó a la calle y le dijo: ¿Por qué no? Lee le dio un gran abrazo, le entregó un corazón y se despidió con la mano cuando el bus se alejaba. El equipo que filmaba para la televisión estaba sin habla. -Tengo que admitir que estoy muy impresionado dijo finalmente el comentarista.

Un día, Nancy Jonson, amiga de Lee se presentó en la puerta de su casa, utilizando su tradicional disfraz de payaso con maquillaje y todo, y le dijo: - Lee agarra algunos de tus kyats del abrazador y vámonos al hogar de los minusválidos. Cuando arribaron al lugar comenzaron a repartir sombreros hechos con globos y brazos a los pacientes. Lee se sentía incómodo, Nunca había abrazado a personas con enfermedades terminales, retardados mentales o cuadripléjicos. Era definitivamente ponerse a prueba. Sin embargo, después de un momento se hizo fácil que un grupo de enfermeras, doctores y camilleros siguieran a Nancy y Lee de sala en sala. Varias horas más tarde entraron a la última sala. Estos fueron los peores treinta y cuatro casos que Lee había visto en toda su vida. La tristeza fue tan grande que se descorazonó. Pero resuelto a a cumplir su compromiso de compartir su corazón y de hacer algo que valga la pena, Nancy y Lee comenzaron su tarea por toda la habitación seguidos del personal médico, quienes tenían ya sus corazoncitos en la solapa, y los sombreros inflados en la cabeza. Finalmente, Lee fue hasta donde estaba Leonard, la última persona. Éste usaba una gran pechera blanca sobre la que babeaba. Lee miró a Leonard babeando sobre su pechera y dijo a Nancy: -Vámonos, no hay modo de que podamos lograr hacer nada con él. -Vamos Lee, le replicó Nancy-, Él es también un ser humano, que no?

Entonces ella colocó un cómico sombrero inflado sobre al cabeza de él. Lee tomó uno de sus corazoncitos rojos y lo colocó en la pechera de Leonard, respiró profundamente, se inclinó y le dio un abrazo.

¡Ehhhh, Eehh!! Comenzó a chillar Leonard de repente. Algunos de los otros pacientes empezaron a aplaudir y a sonar todo lo que podían. Lee se asustó y volteó al personal médico en busca de una explicación, sólo para descubrir que cada médico, enfermera y camillero estaba llorando. ¿Qué pasa? preguntó a la jefa de enfermeras. Lee no olvidará lo que ella dijo:

-Ésta es la primera vez en 23 años que hemos visto sonreír a Leonard. ¡Qué sencillo es hacer algo que valga la pena en la vida de los otros!

http://www.psicologosperu.com/

miércoles, 26 de octubre de 2011

EFECTO BOOMERANG: TODO VUELVE

El búmeran o bumerán (del inglés boomerang, transcripción directa de la pronunciación aborigen de Australia) es un arma que tras ser lanzada regresa a su punto de origen debido a su perfil y forma de lanzamiento especiales.

Lo que pensamos, decimos o hacemos se nos es devuelto en forma magnificada sin importar si es bueno o malo, consciente o inconscientemente. Sin importar si crees en ello o no.

La energía vuelve a ti cuando:

- saludas a alguien: así te responda o no, tú envías energía de buena onda y ella regresa a ti de una u otra forma.

- le deseas a alguien "¡qué tenga un buen día!", "¡qué le vaya bien!": independientemente de la forma cómo responda la otra persona, esa energía regresa a ti y te hace sentir muy bien.

- aplaudes la performance de alguien: ese reconocimiento, esa energía de nobleza regresa a ti potenciada

- realizas una buena acción: sin esperar recompensa, ello te hace sentir bien y el Universo te lo recompensa de la forma que menos esperas o imaginas.

Para conseguir todo lo que la vida quiere para ti, aplica el efecto "boomerang": ofrece aquello que más deseas que te sea devuelto.

Es una vida magnífica la que te aguarda. Sal y atrápala.

Por: Luis Alberto Venegas Chalen



http://www.psicologosperu.com/

martes, 25 de octubre de 2011

LA GENERACION NI-NI

La generación Ni-Ni es un término actual mundialmente para referirse a los jóvenes de entre 14 y 30 años de edad que ni estudian ni trabajan. Toman una posición indiferente ante la realidad y optan por no estudiar ya que afirman que no conseguirán trabajo relacionado a sus estudios o simplemente por falta de ganas en el estudio.

Los Ni-Ni viven en condición social de verdadera marginación, discriminación y exclusión social; son chicos que están obligados a mantener situación forzada de ocio frustrante, obligatorio, impuesto, incómodo, improductivo, angustiante y doloroso.2 Son jóvenes desocupados que buscan acomodo, que tratan de encontrar un lugar en la sociedad, que luchan para conseguirlo pero, sencillamente, no lo logran. Asimismo, están en busca de trabajos y universidades, que hacen filas, llenan formularios, acuden a entrevistas y exámenes, pero sólo reciben negativas.

En América Latina, según el Informe Mundial sobre la Juventud de 2007, en 2004 entre el 18 y el 20% de los adolescentes de entre 15 y 19 años no estudiaban ni trabajaban. En México no existe una cifra exacta sobre el número de Ni-Ni, por el contrario, existe una discusión entre diversos organismos del gobierno. Según el rector de la UNAM la cifra asciende a más de 7.5 millones de jóvenes (22% de la población de entre 12 y 29 años, de los cuales más de 6 millones son mujeres), lo que contrasta con la cifra de menos de 300 mil jóvenes publicada por funcionarios de la SEP. Sin embargo, ambas instituciones (UNAM y SEP) están de acuerdo en que aunque sus cifras son diferentes, indican que hay una grave falta de oportunidades y aspiraciones en los jóvenes.

La crisis de la generación de los Ni-Ni se ha acentuado en los últimos años debido a que aunque las generaciones crecen en un ambiente de tecnología y democracia, tienen una gran dificultad para desarrollar un proyecto de vida y de emanciparse. Esta generación se enfrenta con condiciones laborales deterioradas: infraempleo y la no valoración de la formación educativa. Una de las razones por la que los Ni-Ni sufren de angustia es por la posibilidad de tener una calidad de vida inferior a la de sus padres.

Otra de las causas de la angustia en este grupo de personas se debe a que no le encuentran sentido a estudiar, si después de haberlo hecho les costará mucho trabajo conseguir un empleo relacionado con lo que estudiaron, por lo que deciden no hacer ninguna de las dos cosas y ocuparse su tiempo en ociosidades, lo que causa en ellos una sensación de sin sentido.

Una comparación muy interesante es la que hacen los sociólogos, al contrastar esta generación con las pasadas en las que si los jóvenes no estudiaban, se ponían a trabajar; sin embargo, en las generaciones de la actualidad si los jóvenes no estudian, tampoco trabajan. Un dato interesante es que la mayoría de miembros de esta generación forman parte de familias de clases medias y bajas.

En las revoluciones árabes de 2010 y 2011 se considera que la participación de las generaciones de jóvenes ni-ni ha sido decisiva.

Al respecto, un libro que explora el problema y propone soluciones, del punto de vista familiar y psicológico, es "Generación Ni ni" escrito por Alejandro Schujman.

Fuente: Wikipedia
---------------------
Nota:

Generación X, Generación Y, Generación ni-ni.
Estos son algunos de los términos que, en sentido demográfico, se vienen aplicando a las últimas generaciones de jóvenes.
Generación X se usa normalmente para referirse a los nacidos en la década de los 70, cuya adolescencia transcurrió en los años 80 y principios de los 90, tras los baby boom.
También es conocida como la "Generacion Perdida", debido a su apatía por la falta de expectativas. Tener relaciones sexuales antes del matrimonio, no respetar a sus padres o priorizar la amistad antes que la familia son algunas de sus conductas sociales más características.
Y tras la X llegó la Generación Y, los nacidos entre 1982 y 1992, en una década marcada por el inicio de la revolución tecnológica y el crecimiento económico al tiempo que se producían los últimos coletazos de la Guerra Fría. Acostumbrados a un alto nivel de vida y dispuestos a asumir retos, esta generación protagonizó el auge de la conciencia social y el surgimiento de familias no tradicionales, entre otros aspectos.

Fuente: www.libertaddigital.com