viernes, 11 de febrero de 2011

TECNICAS DE MANIPULACION

Cuáles son y cómo reconocerlas:

La manipulación es algo universal. Prácticamente todo el mundo ha usado técnicas de manipulación, desde bebés sin saberlo estamos usando técnicas de manipulación. El problema viene cuando la relación con los demás se basa en las técnicas de manipulación.

Manipulación

Es muy posible que estés siendo víctima de técnicas de manipulación, si una persona te propone hacer/o pensar algo que tú no quieres hacer o no piensas hacer, pero sin saber cómo, acabas haciéndolo o pensándolo y sintiéndote mal después; si alguien te sugiere hacer algo donde esa persona se beneficia más que tú; si en tu relación con alguien a menudo te hace sentirte culpable, incómodo.

Un bebé o niño aprende que si llora con suficiente convicción es probable que logre ese juguete o golosina que tanto quiere. Si lo logra, el niño anotará mentalmente: “ajá, usando esto, logro lo que quiero, lo volveré a intentar”.

Cuando el niño se encuentra con un “no”, si está acostumbrado a llorar y conseguir sus propósitos, al principio llorará más, hará rabietas hasta que vaya asumiendo que sus llantos ya no manipulan al adulto.

En el trabajo, a través de ciertos mensajes que recibimos en los medios de comunicación, entre amigos, pareja, familiares, a menudo en las relaciones, hay veces que uno da y otro recibe y los papeles se alternan. Una persona manipuladora usará unas técnicas sencillas pero efectivas para sacar provecho “tanto si da”, como “si recibe”.

Las técnicas de manipulación y persuasión son usadas a menudo por estafadores y delincuentes para lograr sus propósitos.

Las técnicas de manipulación se basan en emociones básicas

■ Manipulación por culpa
■ Manipulación por vergüenza
■ Manipulación por miedo
■ Manipulación por acariciar el ego
■ Manipulación por desprecio (privación, dejar de hablar, ignorar)
■ Manipulación usando chantaje emocional

Si en tu relación, laboral, familiar o personal con alguien a menudo te sientes enfadado, incómodo, molesto y terminas haciendo cosas que nunca hubieras pensado que harías, tendrás que preguntarte si no estás siendo inducido por alguien o siendo manipulado.

Lo más efectivo del manipulador es usar las emociones básicas como la culpa, hacer sentir culpable, la vergüenza, el miedo (al ridículo, la inseguridad, el qué dirán).

Los manipuladores han aprendido a usar las técnicas al igual que un niño aprendió que usando el llanto lograba la golosina. El problema es que siendo adultos perfeccionan la técnica y se aprovechan de sus relaciones con otros para su beneficio.

El manipulador tienen una visión particular de sentir y comportarse: el primero es él, y los demás son instrumentos que puede usar para lograr sus propósitos. El manipulador tiene un marcado rasgo de egoísmo.

Son muy hábiles haciendo lo que hacen. El manipulador usas sus tácticas y si le funcionan (como el niño cuando logra llorando por la golosina) las va perfeccionando. Llega el momento que son actores consumados.

El trasfondo del manipulador está en la falta de respeto al otro, la nula empatía, el manipulador se siente “por encima” del resto, siente que tiene poder para lograr lo que quiere con determinadas personas usando sus técnicas.

Técnicas de manipulación

■ Hacer sentir culpable, llorar, escenificar desesperación: “cómo has sido capaz”, “con lo que yo he hecho por ti”, “no me esperaba esto de ti”, “si yo te importara no harías eso”, "yo nunca haría eso que tú haces", "me haces sufrir", "deberías pedir perdón", etc., son frases típicas que tratan de hacer sentir culpable a quien las recibe. Hacerse la victima es algo que muchas personas manipuladoras usan a menudo.

■ Ellos/ellas son los árbitros de la conducta: “Deberías haber hecho”, “debes hacer”, de esta manera proyectan culpabilidad y sentimiento de vergüenza en la otra persona que por incomodidad puede hacer lo que le dicen cuando en el fondo no está de acuerdo.

■ Criticar, pueden llegar a tejer una red de mentiras, ridiculizar al otro, sea cara a cara para hacerle sentir molesto (hacerle sentir culpable o sentir vergüenza) o a terceras personas, en el trabajo, amigos, familia. Inventar mentiras para desacreditar.

■ Esta técnica está dentro de las técnicas del acoso moral. El manipulador “castiga” a la persona de esta manera, usando la critica y la vergüenza con lo que la víctima es más susceptible de ser manipulada.

■ No establecen relaciones igualitarias. Ellos hablan o deciden que no lo harán, y tampoco te escuchan. Imponen; se hace lo que dicen o no hay conversación. Ellos son los que han decidido llevar el control en esa relación.

■ No suelen pasar desapercibidos, pueden llegar a ser muy generosos haciendo favores, obsequiando con regalos, mostrándose muy amables y buena gente; es una táctica. Luego en base a lo regalado pedirán que tú hagas otras cosas que ellos necesitan. Pueden resultar encantadores, simpáticos, excelente personas. El problema es que suele ser una apariencia y lo que más les importa es el beneficio que tú puedas aportarles.

■ La manipulación por miedo, las amenazas, la coacción, si no haces lo que dicen sufrirás las consecuencias. No respetan tu libertad de decisión en tu conducta, haz de hacer lo que ellos han decidido.

■ A menudo piden a otros que hagan cosas y ellos se llevan el mérito.

Si en tu relación con alguien crees que a menudo estás siendo manipulado/a, dile a esa persona que en ese momento no puedes seguir hablando (atendiendo lo que te dice). De esta manera tendrás tiempo para pensar bien qué te está diciendo, qué te está proponiendo, si te está haciendo sentir culpable, etc.

Analiza y escribe cómo te sientes a menudo con esa persona, si te hace sentir culpable a menudo, se hace la víctima, te critica, te invita a hacer cosas que no deseas, te dice lo que se "debería" hacer. Ahí te darás cuenta si tú estás permitiendo a alguien que te manipule usando la culpa, el miedo, la vergüenza, el chantaje emocional, etc.

Los manipuladores saben bien que a la gente en general le cuesta mucho decir: No. En base a esto y a su habilidad actúan. Si alguien te da algo que tú no habías pedido y luego te pide un favor (por ejemplo), es más difícil que te niegues.

El manipulador no va directo, usará “atajos” para lograr obtener de la otra persona lo que desea. Un manipulador tiene todos los derechos pero no concede los mismos a los demás.

http://www.psicologosperu.com/