domingo, 28 de febrero de 2010

COMO AUMENTAR TU POTENCIA CEREBRAL

¿Alguna vez has visto muy de cerca una nuez? Nuestros ancestros observaron que la carne de la nuez está encapsulada en una cubierta protectora dura, al igual que la "carne" del cerebro humano está encerrado en un cráneo protector duro. Además, cuando se abre una cáscara de nuez, la nuez interior contiene dos mitades que se asemejan a los dos hemisferios del cerebro. Cuando usted extrae la nuez de la cáscara, se parece al cerebro aún más.

Mensaje Secreto de la Naturaleza: La Naturaleza recurre a nuestra imaginación ofreciéndonos pistas sobre los beneficios de alimentos específicos.

Curiosamente, incluso nuestro lenguaje relaciona a la nuez con el cerebro. Por ejemplo, decimos que alguien está "loco como una nuez", o en inglés "a total nutcase" significa "un chiflado total" (nut = nuez)
"La apariencia no es más que la cáscara de una nuez que nos envuelve a cada uno, pero recordemos que lo más importante de ella es lo que se encuentra en el interior".

Los antiguos creían que debido a su increíble semejanza, las nueces debían ser beneficiosas para el cerebro humano, de alguna manera. ¡Y no se equivocaban! Hoy en día, las nueces están consideradas dentro de muchas listas de "los diez mejores alimentos" porque las investigaciones demuestran que contienen ácidos grasos omega-3beneficiosos, que apoyan la función del cerebro, incrementan la memoria y ayudan a controlar la hiperactividad, la depresión, e incluso el autismo. El cuerpo no puede fabricar grasas omega-3, por lo que debemos obtenerlas de fuentes de alimentos como los frutos secos.

Entre las almendras, anacardos, avellanas, nueces de macadamia, pistachos, nueces y pecanas, ¿puedes adivinar cuál tiene la mayor cantidad de grasas omega-3 enriquecedoras de la actividad cerebral? Acertaste, ¡la nuez! Y he aquí otra coincidencia fascinante: el cerebro y la nuez están formados por cerca de 68 por ciento de grasa.

Otro rasgo distintivo de la nuez es su combinación de grasas omega-3 y ácido alfa-linolénico (ALA), convirtiéndola en una de las fuentes de estas grasas esenciales, aparte del pescado.

Y hay más: las investigaciones demuestran además que las nueces son beneficiosas para el corazón. Según los resultados de dos grandes estudios multicéntricos aleatorizados, estos frutos secos están llenos de ácidos grasos, nutrientes, compuestos bioactivos, fitoesteroles y ácido fólico, todos los cuales pueden combatir contra las enfermedades del corazón. Las nueces también contienen altos niveles de L-arginina, un aminoácido esencial que se sabe reduce la hipertensión, y el ácido elágico que disminuye drásticamente las lesiones arteroescleróticas en los animales. El aceite de nuez no contiene colesterol y reduce la formación de nueva placa vascular.

Es inimaginable la cantidad de nutrientes y grasas beneficiosas que pueden caber dentro de una carcasa compacta.

http://www.psicologosperu.com/

sábado, 27 de febrero de 2010

DOLOR LUMBAR TRATADO CON TERAPIA COGNITIVO CONDUCTUAL

Un grupo de investigadores ha encontrado que haciendo uso de la terapia cognitivo conductual ha podido controla el dolor lumbar.

Este sería un nuevo uso para esta terapia que resulta ser efectiva para el tratamiento de la depresión y ansiedad.

Los investigadores reclutaron 600 pacientes que sufrían de dolor lumbar crónico, a 400 de ellos participaron en 6 sesiones grupales de TCC (terapia cognitivo conductual), en las sesiones se buscó combatir creencias inútiles sobre el dolor, con la finalidad de que el paciente modificara su forma habitual de ver las cosas y así pudiera centrarse en lo positivo y no en lo negativo.

Las sesiones duraban una hora y media y en ellas también se les enseñó técnicas de relajación y nuevas formas de mantenerse activos con el fin de que superaran el miedo a lastimarse físicamente.

El otro grupo de 200 pacientes fue sometido a terapia convencional para el dolor como ejercicios y analgésicos.

Los investigadores hicieron un seguimiento por un año y encontraron que los que habían participado en las sesiones de TCC tenían el doble de posibilidades de recuperarse que aquellos que recibieron el tratamiento convencional y una de las ventajas del tratamiento con TCC es que el tratamiento resulta más económico y que los resultados pueden mantenerse durante un año, a diferencia de otros tratamientos los cuales producen una mejoría a corto plazo.

La doctora Zara Hansen de la Universidad de Warmick y una de las que participó en esta investigación, también afirma que con esta investigación no están señalando que todo dolor lumbar está en la mente, pero a pesar de ser un problema físico, la forma como el paciente lo entiende afecta la forma como puede controlarlo.

Y el doctor Graham Daceport un experto en trastornos musculoesquelético afirma que el dolor crónico en la parte baja de la espalda es un trastorno muy común y que este tipo de terapia puede ser muy útil al cambiar las creencias de las personas.

La investigación ha sido publicada en la revista The Lancet:
http://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(09)62164-4/fulltext

Fuente: BBC

http://www.psicologosperu.com/

viernes, 26 de febrero de 2010

RESENTIMIENTOS

COMO SER TOLERANTE Y PERDONAR A TU PAREJA

Dios no es perverso, no exige cosas imposibles. Sin embargo, todavía tenemos dificultades en dejar de lado los resentimientos.

Así como es difícil dejarlo ir, y como es tan paradójicamente placentero cultivar un resentimiento, así mismo sabemos que el rencor nubla nuestra vida, disminuye nuestra alegría e inhibe nuestras relaciones.

Tener resentimientos daña nuestras relaciones más importantes – con nuestras parejas, amigos, colegas, y endurece nuestras almas.

Dejándolo ir, nos liberamos. Podemos exhalar y respirar otra vez. Nos abre a experiencias más intensas y a relaciones más profundas.

Tolerar ciertos rasgos y comportamientos, es el secreto de un matrimonio exitoso. Todos (incluso nosotros) tenemos rasgos molestos y comportamientos irritantes. Nuestras parejas también los tienen. Cada uno de nosotros ha dicho o hecho cosas hirientes (nuestras parejas también) Pero, tenemos que ser capaces de dejarlo ir.

Algunos temas necesitan ser discutidos. Pero la mayoría del tiempo debemos dejarlo ir.
Es verdad, no siempre. Algunos temas necesitan ser discutidos. Algunos necesitan ser resueltos. Pero la mayoría del tiempo tenemos que dejarlo ir. Especialmente si ha habido una disculpa de por medio. No debemos tener una lista de temas pasados, ni siquiera una lista mental, que tiramos sobre la mesa ante cada situación frustrante.

Por ejemplo, incluso aunque mi esposo no recuerde la primera vez que me vio… aún cuando había solamente otras tres personas en la habitación… incluso si estuvimos allí por horas… Voy a dejarlo ir y no voy a mencionarlo otra vez.

Lo peor que uno puede decir en una discusión es “tu siempre…” Sólo enfréntate con la situación actual. Y luego olvídate de ella. La vida es extremadamente corta para guardar resentimientos corrosivos. Y el matrimonio es demasiado precioso.

Como todos sabemos, nosotros somos las mayores victimas de nuestros resentimientos. Ellos endurecen nuestros corazones y limitan nuestra habilidad de sentir placer.

Tenemos que ser capaces de atravesar los problemas. Frecuentemente nuestra monótona insistencia es peor que la transgresión inicial. La mayoría de las discusiones no valen la pena.

¿Pero cómo lo hacemos? ¿Cómo lo dejamos ir?

1. Siempre sé el primero en disculparse. No des vueltas sobre lo mismo, no te quedes con resentimiento, no seas un mártir, y no te preocupes por quien tiene la razón. Solo di “lo siento”.

2. “No sudes por las pequeñas cosas”. La mayoría de las cosas ni siquiera son importantes, deja que la pelea termine sola. Enfócate en el cuadro general, en la meta final. Habrá algunos temas que requerirán otra “conversación” posterior, pero elige tus batallas cuidadosamente.

3. Haz un balance. Todos los actos de bondad y cuidado de tu pareja durante los últimos 30 años no desaparecen por uno (o dos) actos desconsiderados. En comparación, esos baches, no tienen valor para ser tomados en cuenta.

4. Acepta las limitaciones de tu pareja (o amigos – la mayoría de estos consejos se aplican también a los amigos). Así como tú esperas que el otro acepte las tuyas. Frecuentemente pasamos mucho tiempo enfocándonos en las faltas de los demás y no suficiente tiempo en nuestras propias deficiencias.

5. Sé introspectivo y juzga favorablemente. Muchos de nuestros resentimientos son producto de nuestra hipersensibilidad. Tu pareja no te está ignorando, sólo está pensando en sus propias preocupaciones.

6. No lo tomes como algo personal. El comportamiento de la mayoría de las personas es un reflejo de quienes son ellos realmente. Si tu sientes que alguien es frío, eso probablemente es por que ellos ven a todo el mundo de esa manera. No es algo personal, entonces déjalo ir.

Cargar con resentimientos destruye todas las relaciones y finalmente destruye al portador de los mismos. Es por nuestro propio bien. Roguemos para que Dios nos de la fuerza necesaria y la perspectiva para lograrlo.

http://www.psicologosperu.com/

jueves, 25 de febrero de 2010

EL ARBOL GENEALOGICO

GENOGRAMAS EN TERAPIA FAMILIAR

El Genograma consiste en una representación gráfica del mapa familiar. En él se registra información sobre los miembros de una familia y sus relaciones entre al menos tres generaciones.

La creación de un genograma implica tres pasos:

1) el trazado de la estructura familiar = relaciones biológicas y legales
2) el registro de la información sobre la familia = demográfica, funcional, sucesos familiares críticos
3) la representación de las relaciones familiares = entre los diferentes miembros

En terapia familiar sistémica, los datos plasmados gráficamente permiten generar hipótesis sobre la relación del síntoma con el contexto familiar.



Te invito a crear tu propio genograma o tu árbol genealógico. Aquí un ejemplo:

http://www.psicologosperu.com

miércoles, 24 de febrero de 2010

QUE ES LA VIDA

La Vida, es un reto ¡Afróntala!

La vida es un eterno dejar ir. Solamente con las manos vacías, podrás agarrar algo nuevo.

La vida es Amor. ¡Vívela honesta y profundamente!

La vida es esperanza. ¡Nunca la pierdas!

La Vida es un camino. ¡Camina siempre hacia delante!

La Vida es creer. ¡Nunca dejes de hacerlo!

La Vida también es muerte. Morir un poco cada día. ¡Debes estar consciente de eso!

La vida es aprender siempre, en todas partes y hasta el final.

La Vida es un regalo. Debes estar siempre agradecido por ello.

La Vida es amistad. ¡Cuídala!

La Vida es hermosa. ¡Abre bien los ojos!

La Vida es Verdad. ¡Nunca la traiciones!

La Vida es emocionante. ¡Mantente curioso!

La Vida tiene una meta. ¡Trata de llegar a ella!

http://www.psicologosperu.com/

martes, 23 de febrero de 2010

LAS HORMONAS DE LA FELICIDAD

Las endorfinas, también llamadas hormonas de la felicidad, son sustancias químicas producidas por el propio organismo estructuralmente muy similares a los opioides (opio, morfina, heroína) pero sin sus efectos negativos. Se calcula que hay alrededor de 20 tipos diferentes de endorfinas distribuidas por todo el cuerpo, parte de ellas están localizadas en la glándula pituitaria y son las encargadas de hacer posible la comunicación entre las neuronas. Estos químicos naturales producen una fuerte analgesia, estimulan los centros de placer del cerebro creando situaciones satisfactorias que contribuyen a eliminar el malestar y disminuir las sensaciones dolorosas. Cuando sentimos dolor las endorfinas actúan como analgésicos endógenos inhibiendo la transmisión del dolor al cerebro.

Las endorfinas son producidas por el organismo en respuesta a múltiples sensaciones, entre la que se encuentra el dolor y el estrés, también influye en la modulación del apetito, la liberación de hormonas sexuales y el fortalecimiento del sistema inmunitario. Cuando sentimos placer estas sustancias químicas se multiplican y envían mensajes a nuestro cerebro a los linfocitos y a otras células responsables de la defensa de virus y bacterias que invaden el organismo.

Las endorfinas tienen una vida muy corta ya que son eliminadas por determinadas enzimas que produce el organismo. Es una medida para mantener el equilibrio de nuestro cuerpo y no ocultar señales de alarma.

Existen varias formas para estimular la producción de endorfinas, lo cierto es que cuando realizamos actividades placenteras aparece en el organismo un mayor flujo de estas hormonas, lo que provoca un cambio en nuestra actitud y nuestro estado de ánimo mejora considerablemente.
- El ejercicio físico provoca un aumento de la cantidad de endorfinas presente en sangre y en el líquido encefalorraquídeo. Se retrasa la fatiga lo que produce una sensación de vitalidad y bienestar.

- Las caricias, besos y abrazos estimulan la descarga de endorfinas, además de feromonas, hormonas que aumentan el atractivo de la persona y cautivan a la pareja. La combinación de estas dos hormonas produce una situación de intenso placer, durante y después de la relación sexual.

- La risa tiene una notoria influencia sobre la química del cerebro y del sistema inmunitario, por eso es la mejor fuente de endorfinas. Basta con esbozar una sonrisa para que nuestro cuerpo comience a segregar endorfinas especialmente encefalinas.

- El contacto con la naturaleza nos llena de energía y buen humor. La atmósfera que se respira en el campo o la playa cargada de iones negativos estimula las hormonas de la felicidad.
Cuando nuestra mente esta relajada las endorfinas se segregan con mayor facilidad y en mayor cantidad. Es muy recomendable practicar relajación, yoga y tai-chi.

- El masaje provoca grandes descargas de bienestar, ya que las terminaciones nerviosas trasmiten el roce de las manos sobre la piel hasta el cerebro activando la secreción de hormonas de la felicidad.

- La música melódica provoca una importante liberación de endorfinas, consiguiendo una disminución de la frecuencia cardiaca y respiratoria así como una importante relajación muscular.

Mediante técnicas de visualización, evocar buenos momentos, pensar en hechos felices o soñar despiertos con nuevos proyectos y anhelos es la forma más sencilla de producir las hormonas de la felicidad cuando necesitemos recuperar vitalidad y energía.

http://www.psicologosperu.com/

lunes, 22 de febrero de 2010

COMO DETECTAR LAS MENTIRAS

BASES TEORICAS

Las mentiras se pueden detectar porque suelen implicar emociones que se filtran en la comunicación. Cuanto mayor sea la mentira y más emociones implique, más pistas dejará. En general se despierta el sentido de la culpabilidad, el remordimiento o la incomodidad al mentir.

El intento de ocultar posibles filtraciones de estas emociones genera en casi todo el mundo una lucha interna emocional. Cuanto más íntima sea la relación con una persona, más complicado será mentirle por las emociones que ello implica. Así por ejemplo al cónyuge enamorado le será muy difícil mentir a su pareja pero no tendrá tanta dificultad en mentir a un extraño.

Tendremos presente que los síntomas que vamos a tratar aquí se relacionan con la persona que experimenta algún tipo de estrés y que aunque la mayoría de los mentirosos exhiben muchas señales externas, este estrés no garantiza que se esté mintiendo.

Hay personas que se sienten cómodas con la mentira y por ello no demuestran muchos síntomas de estrés, mientras que otros, como los fanáticos, se creen sus propias mentiras y, como consecuencia de ello, no muestran tampoco ninguna señal de que están mintiendo.

En el caso de los mentirosos patológicos pueden carecer de vínculos emocionales que les aten a nadie y en consecuencia les resulta muy fácil mentir.

RECOMENDACIONES

- No hay que interpretar un gesto solitario aislado de otros gestos o circunstancias. Si alguien se frota los ojos puede ser que lo haga realmente porque le escuecen, le lloran o está cansado. Se ha averiguado que las mentiras se producen siempre en unos conjuntos, denominados “racimos”, y que antes de dar por sentado que el interlocutor le miente, deberíamos ser capaces de detectar un mínimo de tres señales. Que alguien se toque la nariz, la boca, o se tire de la oreja no garantiza que está mintiendo, aunque algo debe estar pasándole por la cabeza que no dice. No está mintiendo necesariamente, pero sí es probable que esté ocultando alguna cosa.

- Conviene actuar como sí se creyera todo lo que dice, para conseguir que acabe traicionándose a sí mismo. Si le hacemos confiar en exceso en lo bien que está llevando a cabo su representación, luego podemos pedirle que repita su mentira una segunda vez. Los buenos mentirosos tienen la respuesta ensayada y repiten exactamente lo mismo, pero podemos hacer pausas y distracciones para que crea haberlo conseguido y después pedirle que lo repita una tercera vez. Si no esperaba verse obligado a esto y está relajado, la respuesta que ofrezca no será idéntica y la historia sonará algo distinta.

PUNTOS BASICOS PARA DETECTAR LA MENTIRA

- El que miente evita cualquier referencia a su persona en sus mentiras, así como la utilización de palabras como “yo” o “mí”.

Debido al hecho de que casi todo el mundo se siente incómodo al mentir, la gente intenta por instinto distanciarse de su propia mentira. El FBI americano descubrió esta pista a partir del estudio de las palabras de los sospechosos que daban falsas coartadas.

Por ejemplo alguien que te planta en una cita, miente si te dice “se me estropeó el coche y el móvil no tenía batería” y no lo hace si dice ” Se me estropeó el coche y no pude llamarte porque tenía la batería de mi móvil descargada”.

- Evitan mencionar el nombre de la persona sobre la que mienten. Prefieren decir “no tuve relaciones íntimas con esa mujer” antes que decir “no tuve relaciones con Mónica”.

- Ofrecen una “representación” impecable. El mentiroso habitual no olvida, porque ha practicado la mentira repetidas veces. La respuesta más probable a la pregunta de qué ha hecho el fin de semana cuando no mienten, será algo como “ah…fui a casa de mi hermano después de desayunar y entonces….ah….no, le vi después de comer porque primero….”. Cuando recordamos los acontecimientos de un día, solemos ir arriba y abajo cambiando de dirección hasta ser capaz de ordenar correctamente los acontecimientos. Pero en el caso del mentiroso no es así, ya que lleva el papel bien ensayado y no suele dudar.

- La voz del que miente sube de volumen debido a la tensión asociada con la mentira. Si cuando se ven “pillados” chirrían como un canario mientras te explican su versión, podemos empezar a sospechar.

Cuando se experimenta estrés al mentir, se provoca una tensión de las cuerdas vocales. (Los niveles de estrés de la voz humana se miden registrando los cambios de circulación sanguínea que riega las cuerdas vocales, ya que esta desciende cuando alguien miente). Los tres elementos en la voz que se alteran en ese momento son el volumen, el tono y la velocidad. La voz será más aguda y también puede, asimismo aumentar la velocidad (el hablar rápido expresa el deseo de acabar pronto con el tema) y subir el volumen.

Y, en sentido contrario, cuando el mentiroso reflexiona sobre su mentira para tener por seguro que la dice a la perfección, empieza a hablar más lentamente, a bajar el volumen y a disminuir la velocidad.

- Cuando habla se come las palabras. Si no ha tenido tiempo suficiente de ensayar, en ocasiones el tono suele verse salpicado por “ums”. “ahs”, “ers”, toses y pausas. Este factor es más evidente en los hombre que en las mujeres, pues ellos poseen menos habilidad cerebral para controlar el lenguaje, así que es probable que el hombre que se come las palabras esté mintiendo, pues ello revela que le están sucediendo un montón de problemas simultáneamente y que su cerebro intenta lidiar con ellos de una sola vez. A veces creen que el hablar así indica que no están mintiendo.

- Honestamente, sinceramente, francamente, son algunas de las palabras y frases que mas comúnmente indican un intento de engaño intentando convencer con ellas de una emoción que no se siente en realidad. Por ejemplo, “Francamente, es la mejor oferta que puedo hacerle” se traduciría como “No es mi mejor oferta, pero tal vez crea que es así”. “Te quiero” es más creíble que “Te quiero sinceramente”. “Indudablemente” da cabida a la duda, mientras que “sin duda alguna” es una señal de alerta definitiva.

- “Créeme”, significa a menudo lo contrario: “Si consigo que me creas, harás lo que yo quiero”. La intensidad con la que una persona que dice “créame” intenta convencer a su interlocutor, es proporcional al tamaño del engaño. La persona piensa que no le creen y por ello subraya sus afirmaciones con un “créeme”, “no te engaño”, “¿crees que te mentiría?”. Son más versiones de lo mismo.

- Cuando escuche a alguien diciendo “sólo”, plantéese por qué esa persona intenta minimizar la importancia de lo que está diciendo, ya que esto es, para lo que se utiliza esta palabra, para minimizar el significado de las palabras que la siguen, para liberar a alguien de un sentimiento de culpa o para echar las culpas a cualquier otro motivo o persona. Nos plantearemos si le falta confianza para decir lo que realmente siente, o si intenta engañar con toda intención o si trata de evitar responsabilidades. Analicemos la palabra “sólo” en su contexto y encontraremos la respuesta. “Sólo te robaré cinco minutos” es lo que se dice cuando deseas en realidad una hora, “sólo 9,95 euros” y “sólo 40 euros de depósito” se usa para convencernos de que se trata de un precio insignificante. “Sólo quería decirte que te quiero” nos habla de la persona tímida que lo que querría decir es “te quiero” y es difícil de creer cuando nos dicen “sólo es una amiga/o”.

- El verbo “intentar” lo utilizan con frecuencia personas que esperan fracasar en su intento. O su equivalente “haré lo que pueda”. Son respuestas que anuncian un fracaso inevitable pues su traducción es “tengo dudas de mi capacidad para conseguirlo”. Sí acaba fracasando dice “lo intenté”. Cuando escuche frases de este tipo, exíjale que se comprometa diciendo “lo haré” o “no lo haré”. Es mejor que no haga lo que deseamos antes de “intentarlo” y fracasar. “Intentar” es una forma tranquilizadora de decir “quizá”.

- Expresiones tipo que se usan más frecuentemente para convencer de que se está diciendo la verdad cuando, en realidad lo que se pretende es obligar a que le crean:

“Confía en mí”
“No tengo ninguna razón para mentir”
“Hablando francamente”
“Te digo la verdad”
“¿Por qué tendría que mentirte?”
“Para ser totalmente sincero contigo”
“¿Haría yo algo así?”

- Cuando se sitúan entre un tipo de gente que no debería ser víctima de ningún tipo de reproche, porque responden ante una autoridad superior. Por ejemplo “Lo juro por la tumba de mi madre”, “Dios es testigo”, “Que me maten si no es así”. Las personas con una convicción religiosa no utilizarían sus creencias para intentar convencer de que son sinceros.

- Cuando utilizan la organización a la que pertenecen, un premio recibido o su familia para convencer de su sinceridad. Por ejemplo “No soy de ese tipo de personas”, “soy un empleado leal”, “jamás me rebajaría a una cosa así”. La gente con moral no necesitar estar continuamente demostrándoselo, vive según sus valores y eso se ve. Este tipo de respuestas se usan para evitar la respuesta directa a una pregunta.

- Hay un aumento significativo del movimiento de las manos hacia la cara, cuando nos sentimos dudosos, inseguros, exageramos o mentimos. La gesticulación del hombre resulta más fácil de detectar pues es más exagerada que la de la mujer y ellos la usan en mayor grado.

Entre estos gestos tenemos el frotarse los ojos y la nariz, tirarse de las orejas y rascarse el cuello.

Bill Clinton, por ejemplo, se tocó la nariz y la cara veintiséis veces delante del Gran Jurado mientras respondía a preguntas relacionadas con Mónica Lewinsky.

A veces el ocultar las manos también es revelador de que nos están mintiendo, ya que precisamente lo hacen para ocultar esta gesticulación que han observado que podría delatarles.

- La sonrisa se muestra torcida (se sonríe por igual al mentir que al decir la verdad, sin embargo la sonrisa auténtica es más rápida, espontánea y simétrica, es decir la parte izquierda de la cara es un reflejo de la parte derecha, pero las expresiones faciales de quien intenta exhibir una emoción que no siente no son simétricas), algo forzada (se utiliza ampliamente para fingir sinceridad) o con los labios apretados (como signo de tensión).

- El aumento del pestañeo es una señal importante que tener en cuenta, ya que indica que la tensión aumenta y que se le secan los ojos.

- La falta de contacto visual, el que nos rehuya la mirada, o si están en una habitación con puerta que mire con frecuencia hacia allí, de siempre se ha asociado al mentir, pero el que el interlocutor nos mire o no a los ojos mientras habla es menos discriminativo para ayudarnos a detectar un engaño, ya que está más directamente relacionado con características de personalidad, con aprendizajes (si de pequeños nos pillaban o no las mentiras al mirarnos a los ojos), y con culturas, (puesto que en algunas el mirar a los ojos es una demostración de agresividad o falta de cortesía y en otras al contrario). Además los mentirosos que engañan concienzudamente son capaces de mantener el contacto visual mientras mienten, así que sería en este caso el adecuado contacto visual el factor que apuntaría hacia el engaño.

- El mentiroso diestro mira hacia su izquierda mientras miente y el mentiroso zurdo mira hacia su derecha. Este factor de la dirección hacia dónde mueve los ojos el interlocutor no es tampoco una prueba infalible, pero sí una señal importante del engaño.

La mayoría de diestros conecta con la parte izquierda del cerebro cuando quiere recordar algo sucedido y miran hacia su derecha. Cuando inventan una historia conectan con la parte creativa de su cerebro, el hemisferio derecho, y miran hacia su izquierda. (Esto es porque los canales sensoriales están cruzados en su conexión con los hemisferios cerebrales).

- El efecto Pinocho. En estudios de la circulación de la sangre se reveló que, cuando una persona miente, el aumento de la presión sanguínea y la liberación de unas sustancias químicas llamadas catecolaminas, provocan inflamación de los tejidos internos de la nariz, pero esto es un solo una curiosidad ya que esta inflamación no es visible a simple vista. Aunque sí que es la entrada en acción de las terminaciones nerviosas de la nariz por esta causa, la que explica la necesidad de frotarse la nariz para calmar el picor. Este fenómeno también se produce cuando la persona se siente molesta o enfadada.

- Contracciones de los músculos faciales, que se producen porque el cerebro está intentando evitar que la cara muestre cualquier reacción de respuesta. El FBI analiza las “microexpresiones” minúsculas, de medio segundo, con ayuda de la cámara lenta.

- Brazos y/o piernas cruzadas, pues esto refleja un instinto defensivo básico.

- Dilatación de las pupilas.

- Gestos que entran en contradicción con las palabras. Por ejemplo que la cabeza se mueva diciendo que “no”, cuando da un “sí” por respuesta o viceversa.

- Muestras de excesiva amistad o carcajadas. Estas actitudes están expresando el deseo de querer gustar para favorecer su credibilidad.

ACTITUDES PARA ENFRENTARSE AL INTERLOCUTOR QUE MIENTE

- Sentarse en una silla más alta o colocarse en una posición más elevada, es una forma sutil de intimidación.

- No cruzar las piernas, abrir los brazos, y echarse hacia atrás. Es una forma de comunicación no verbal o lenguaje corporal que indica que estamos “abiertos” a escuchar, a comprender e incluso a recibir la verdad.

- No es conveniente decirle lo que sabemos, no hay que dar la sensación de que intuimos que nos están contando una mentira.

- Invadir el espacio personal del otro, acercándonos a él, hace que se sienta más incómodo.

- Reflejar como un espejo sus posturas y movimientos es una forma de establecer una buena relación y al interlocutor le costará más mentirnos.

- Darle una “salida”. Necesitamos ponérselo fácil para que diga la verdad, por ejemplo haciendo que no entendemos o no hemos escuchado correctamente, para que tenga una opción de rectificar sus palabras.

- Es básico mantener la calma. No mostrarse sorprendido ni trastornado y otorgando la misma importancia a todo lo que diga. En cuanto reaccionemos negativamente, se perderá cualquier oportunidad de que nos digan la verdad.

- No acusar es también básico. Las preguntas agresivas del tipo “¿Por qué no me has llamado?” o “¿Te ves con ella?”, pueden reforzar la postura del mentiroso. Utilice preguntas más suaves, como “¿Dónde dijiste que estabas?”, “¿A qué hora dijiste que llegaste al restaurante?”

- Finalmente habrá que valorar si es conveniente o no darle una última oportunidad ignorando la mentira y diciendo algo como “¿Qué podemos hacer para evitar que esto vuelva a suceder?”. Lo que estaríamos haciendo así, es hacerle ver que no nos hemos creído nada, para así, tratar de hacer más probable que no repita esta mentira y se vea obligado a encontrar su propia solución para no tener que utilizarla de nuevo.

LAS MENTIRAS QUE MAS HIEREN

Cuanto más íntima es una relación, más dolor provoca el engaño porque menos deseamos alejar a esa persona de nuestra vida, porque más confiamos y más nos abrimos a ella.

CUANDO TODO EL MUNDO NOS MIENTE

Si hay quien cree que no se puede confiar en nadie y que el mundo está lleno de mentirosos, es, o bien porque ellos mismos son mentirosos habituales y dan por sentado que todo el mundo es como ellos, o, lo más probable es que, su comportamiento invite a que los demás les mientan, o sea, que dificultan a los demás que les digan la verdad, porque al provocar esta una reacción agresiva o excesivamente emocional (enfadado, herido, vengativo), nunca se la dirán, pase lo que pase. Los demás son sólo la otra mitad de la ecuación.

¿QUIÉN MIENTE?

La realidad es que todo el mundo miente, en el sentido de permitirnos convivir sin violencia ni agresión, porque con frecuencia preferimos oír sutiles distorsiones de la realidad antes que hechos duros y fríos. ¿Donde estaríamos si hubiéramos dicho las palabras exactas que se nos pasaban por la cabeza? Quizás solos.

Mentimos para obtener algo, o para evitar el dolor. Nos mentimos constantemente, los padres mienten a los niños, exageramos cosas, “olvidamos” comunicar un matiz importante, intentamos no herir los sentimientos.

Hombres y mujeres mienten por igual aunque difiere el contenido de las mentiras. En general las mujeres lo hacen para que los demás se sientan mejor mientras que los hombres lo hacen para quedar bien. A ellas les cuesta más mentir acerca de sus propios sentimientos y ellos lo hacen para evitar discusiones. Ellas suelen recordar mejor que ellos que mentiras y a quién las han contado.

Los estudios realizados con americanos y europeos han reflejado que cuanto más joven es una persona, mayores son las probabilidades que tiene de engañar y que esta tendencia disminuye a partir de los 30 años. Los patrones de comportamiento mentiroso se aprenden en la infancia (los padres enseñan a los hijos a mentir como muestra de buena educación “Cuando te dé un beso la abuela pon cara de que te gusta y no de asco” y a la vez se les enseña que la mejor política es la sinceridad aunque a veces se les castiga por haber dicho la verdad) y se impulsan a partir de la adolescencia debido a figuras autoritarias.

TIPOS DE MENTIRAS

La mentira inocente es la que forma parte de nuestro entramado social y nos evita herir emocionalmente a los demás o insultarlos con la fría, dura y penosa verdad.

La mentira beneficiosa se usa para tratar de ayudar a los demás, por ejemplo el rescatador de un accidente que dice al niño que sus padres están bien, o el médico que trata de elevar la moral del paciente.

La mentira maliciosa son las que se cuentan por venganza o para obtener algún beneficio, como saben los famosos que suelen ser blanco evidente de estas mentiras, pues por ultrajante o poco probable que sea, alguien acabará cayendo en el fango. También se usan como armas en situaciones competitivas.

La mentira engañosa es la peligrosa pues pretende hacer daño o aprovecharse en su beneficio. Puede ser en forma de ocultación de información que distorsiona así la verdad o en forma de falsificación de los hechos.

El autoengaño que permite que uno abuse del tabaco o la comida y diga que no es adicto o se convenza de que un postre de muchas calorías no altera la dieta.

TIPOS DE MENTIROSOS

El mentiroso natural es alguien que tiene conciencia de que lo es, pero confía en su habilidad pues lo viene haciendo desde la niñez (quizás por evitar castigos) y de adultos esta capacidad les convertirá en abogados, comerciales, actores, políticos, etc. Con diferente grados personales de respeto a la ética.

También puede tratarse del mentiroso romántico, cuyo único límite es su imaginación y que puede desarrollar un gran talento que aprovechará para manipular a su pareja sin que el afecto que dicen sea real.

El mentiroso no natural es aquel que fue convencido por sus padres de que mentir era algo imposible pues siempre sería detectado. Les cuesta mucho mentir, que no se note, e incluso pueden insistir en decir verdades que provoquen problemas entre los que le rodean, insistiendo en no mentir jamás.

BIBLIOGRAFÍA

- Pease, A. y Pease, B. (2002) “Por qué los hombres mienten y las mujeres lloran” Barcelona: Amat

http://www.psicologosperu.com/

domingo, 21 de febrero de 2010

LAS 10 PSICOLOGIAS CON MAS EMPLEO


CARRERAS CON FUTURO

Debido a la recesión económica, la competencia de muchos puestos de trabajo ha aumentado dramáticamente. Con el fin de competir en el mercado de hoy, vale la pena considerar cuidadosamente sus opciones de carrera y seleccionar un campo que está en alta demanda.

Mientras que los salarios pueden variar, la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. predice un crecimiento más rápido en el promedio de los psicólogos.

Los siguientes son sólo algunas de las profesiones relacionadas con la psicología que tienen una fuerte perspectiva de trabajo proyectado.

1. Consejero u orientador vocacional

Debido al mercado de trabajo que cambia rápidamente, muchas personas están buscando un nuevo trabajo en el campo elegido o incluso cambiar de carrera. Los asesores ayudan a las personas a tomar decisiones de carrera y utilizar las herramientas incluidas las evaluaciones de la personalidad, los inventarios de interés y las medidas de evaluación.

Suelen empezar por mirar los intereses de un cliente, historial de trabajo, educación, habilidades y características de la personalidad, a fin de determinar qué carreras le convienen.

Ellos también ayudan a sus clientes sobre las capacidades de construcción, la práctica de entrevistas, la mejora de los currículos y la localización de ofertas de trabajo. Ayudar a los clientes que están tratando con la pérdida del empleo o el estrés relacionado con el empleo es también común.

2. Psicólogo Escolar

Los psicólogos escolares trabajan en centros educativos para ayudar a los niños a lidiar con problemas emocionales, académicos y sociales. Gracias al creciente interés en la salud mental de los niños y la legislación federal de educación, la psicología de la escuela se ha convertido rápidamente en una de las últimas tendencias de empleo.

La demanda de psicólogos escolares calificados excede el número de candidatos disponibles, lo que significa que las oportunidades de trabajo son abundantes.

3. Consejero o terapeuta

Los consejeros ayudan a las personas que presentan una gran variedad de problemas, incluyendo el matrimonio, la familia, emocionales, educativo y las cuestiones de abuso de sustancias.

Casi la mitad de todo el trabajo de los consejeros se realiza en la atención de la salud o la configuración de bienestar social, mientras que otro 11 por ciento trabaja para el estado y los gobiernos locales.

Si bien las necesidades varían, casi todos los estados requieren por lo menos una maestría para convertirse en un consejero con licencia. Entornos de trabajo típicos incluyen escuelas K-12, colegios y universidades, hospitales, clínicas de salud mental y las oficinas de la práctica privada.

4. Consejero sobre genética

Consejeros de Genética ayudan a proporcionar información sobre los trastornos genéticos a las parejas y familias. Estos profesionales suelen tener formación de posgrado, tanto en la genética y el asesoramiento y muchos tienen grados universitarios en áreas tales como psicología, trabajo social, biología, enfermería y salud pública.

Los consejeros de la genética a veces trabajan con un equipo de profesionales médicos, incluyendo médicos, enfermeras y los genetistas para ofrecer apoyo, orientación y asistencia a las familias que tienen un familiar con una enfermedad genética o que pueden estar en riesgo de pasar por una enfermedad hereditaria a su descendencia.

5. Psicólogo Forense

Los psicólogos forenses aplican la psicología a los campos de la investigación penal y la ley. Esto se ha convertido rápidamente en una de las tendencias más populares de la carrera de psicología, gracias a las representaciones en numerosas películas, programas de televisión y libros.

Mientras que el campo no puede ser tan glamoroso como se muestra en los medios de comunicación, la psicología forense es todavía una opción de carrera emocionante con un gran potencial de crecimiento.

Los psicólogos forenses a menudo trabajan con otros expertos para resolver las disputas de custodia infantil, escrutinio de las solicitudes de seguros, realizar evaluaciones de custodia de los hijos e investigar presuntos abusos contra niños.

6. Psicología de la Ingeniería

La psicología de la ingeniería utiliza la psicología para investigar cómo las personas interactúan con las máquinas y otras tecnologías. Estos profesionales utilizan su comprensión de la mente y el comportamiento humano para ayudar a diseñar y mejorar la tecnología, los productos de consumo, la configuración de trabajo y entornos de vida.

Por ejemplo, un profesional dedicado a este campo puede trabajar como parte de un equipo para rediseñar un producto para hacerlo más eficiente y más fácil de utilizar en una situación de trabajo.

Los que trabajan en el ámbito público informan los ingresos más bajos mientras que los que trabajan en el sector privado presentan salarios más altos.

7. Psicólogo Clínico

Los psicólogos clínicos evalúan, diagnostican y tratan a los clientes que sufren de trastornos psicológicos. Estos profesionales suelen trabajar en hospitales, clínicas de salud mental o de la práctica privada. La psicología clínica es el área de empleo más grande dentro de la psicología pero todavía hay un montón de puestos de trabajo disponibles para los profesionales calificados.

Con el fin de convertirse en un psicólogo clínico, usted debe tener un nivel de grado de doctorado en psicología clínica y la mayoría de los estados exigen un mínimo de un año de internado. La mayoría de los programas de estudios de postgrado en psicología clínica son bastante competitivos.

8. Psicólogo deportivo

Psicólogos deportivos se centran en los aspectos psicológicos del deporte y el atletismo, incluyendo temas como la motivación, el rendimiento y las lesiones.

Las dos principales áreas dentro de la psicología deportiva se centran en ayudar a mejorar el rendimiento deportivo o que utilicen el deporte para mejorar la salud mental y física. Los psicólogos deportivos trabajan en una amplia variedad de escenarios, incluyendo universidades, hospitales, centros deportivos, las prácticas privadas de consultoría y de investigación.

9. Psicólogo Industrial-Organizacional

Los psicólogos Industriales-organizacionales se centran en el comportamiento de lugar de trabajo, a menudo utilizando principios psicológicos para aumentar la productividad de los trabajadores y selección de empleados que estén en mejores condiciones para los puestos de trabajo en particular.

Hay varias áreas de especialidad diferente dentro de la psicología industrial-organizacional. Por ejemplo, algunos psicólogos entrenan y evalúan a los empleados, mientras que otros evalúan a los candidatos.

Si bien hay algunas oportunidades de trabajo en el nivel de grado de maestría, los que tienen un grado de doctorado en psicología organizacional-industrial tienen mayor demanda y el los salarios significativamente más altos.

10. Profesor de Educación Especial

Aunque ligeramente fuera de una carrera de psicología tradicional, el campo de la educación especial ofrece una gran oportunidad para aquellos que disfrutan ayudando a los niños.

Los maestros de educación especial trabajan con estudiantes con una variedad de discapacidades. Con el fin de convertirse en un maestro de educación especial, usted debe tener al menos un título de licenciatura y completar un programa de formación docente en educación especial.

Debido al aumento de la matrícula en programas de educación especial y la escasez de maestros calificados, la demanda de empleo es fuerte y se espera que crezca.

http://www.psicologosperu.com/

sábado, 20 de febrero de 2010

CARTAS OH

Cartas de Juegos Asociativos.

Utilizadas por:
Psicólogos, psiquiatras, educadores y profesionales de la salud mental.

Cartas OH como recursos terapéuticos y su relación con las Trampas Vitales
Cartas OH autoestima y experiencias dolorosas
Cartas OH en adicciones, depresion.
Cartas OH en Familia y pareja.

¿De qué se trata?

Las Cartas OH son un nuevo recurso terapéutico que en Europa, Canadá y los Estados Unidos forman parte de la psicoterapia hace más de 20 años. En Buenos Aires se presentaron por primera vez durante el Congreso Argentino de Psiquiatría, que se realizó en la ciudad de Mar del Plata en el 2006.

"Kesem" son las siglas hebreas que designan los 19 mazos de Cartas de Cuentos Ilustrados, que ayudan a guiar la terapia en casos de crisis. También significa 'magia'. ¿Por qué hablar de magia en psicología? Porque refleja el efecto que las cartas producen en los pacientes, el impacto de lo desconocido. Es frecuente que los pacientes lleguen al tratamiento habiendo pasado ya por tratamientos anteriores de modo que conocen la terminología, saben qué deben decir, pero eso no necesariamente implica que realmente sepan lo que les sucede. Esta herramienta sirve para desestructurar un poco el abordaje permitiéndole al paciente y al terapeuta sorprenderse como si fuera la primera vez que se aborda el tema en cuestión. Este recurso facilita la activación de esquemas disfucnionales, denominados por Jeffrey Young "Trampas Vitales".

¿De dónde surge esta herramienta terapéutica?

Surge de la interacción entre Ely Raman, un artista plástico canadiense, y Moritz Egetmeyer, psicólogo clínico alemán, como un método adicional a toda práctica terapéutica (individual, de pareja o grupal) o de coordinación grupal. Estimula la capacidad asociativa y evocativa, incentivando la narrativa, enriquecida con recuerdos e imaginación. En el instante en que el silencio se instala en la sesión de psicoterapia y no hay palabras que permitan describir lo que se piensa y se siente, esta nueva herramienta ayuda a encontrar la forma de hacerlo. Tiene su fundamento teórico en la teoría de la proyección de Freud, el concepto de Apercepción Analógica de Husserl, el concepto de Esquemas disfuncionales (Trampas Vitales) de Jeffrey Young (1985).

¿En qué casos está indicada?

No existen contraindicaciones para su aplicación. Hay mazos de contenido más abstracto para gente cuya capacidad de proyección y abstracción está más desarrollada, y mazos más concretos para trabajar con pacientes a quienes les cueste más abstraer, e incluso con adolescentes y niños. Se aconseja su uso en el transcurso de cualquier abordaje psicoterapéutico, para facilitar y acelerar los procesos. Se han desarrollado actividades específicas para abordar temas como la autoimagen y autoestima, la comunicación y las dinámicas de parejas y familias, la depresión, crisis relacionadas con etapas vitales y cuestiones de género, etc. El mazo Cope es mundialmente utilizado en el abordaje de trauma psíquico por la Dra. en psicología Ofra Ayalón, profesional israelí quien ha intervenido en distintos escenarios catastróficos, tanto naturales (como el Tsunami) como asociados al terrorismo (impacto psíquico de la guerra en Israel).

Mazos de cartas asociativas utilizados en la actualidad:

01.- OH!
02.- Cope (Afrontamiento)
03.- Saga
04.- Mitos
05.- 1001
06.- Ecco
07.- Hábitat
08.- Persona
09.- Personita
10.- Morená
11.- Bosch (El Bosco)
12.- Beauregard (Combinaciones)
13.- Quisine
14.- Orca
15.- Racoon
16.- Claro
17.- Lydia & Jakob story
18.- Tahiti
19.- Shen Hua (Reino Central, China)


http://www.psicologosperu.com

viernes, 19 de febrero de 2010

ENAMORAMIENTO ENFERMIZO

Los especialistas en el tema (1) dicen que la persona enamoradiza presenta al menos 3 de los síntomas psiquiátricos que caracterizan un episodio maniático afectivo (2):
  • Con gran seguridad hace lo que sea por lograr sus propósitos (seducir a quien ama)

  • Pierde el sueño (solo piensa en su amado/a)

  • Tiende a hablar demasiado (solo habla de su enamorado)

  • Tiene mucha agitación y energía (no puede calmarse)

  • Pierde concentración (suspira por su amor)

  • Hace cosas arriesgadas (como retarse a golpes con un rival o regalar todo lo que tiene a quien ama)

  • Su estado de ánimo alterado le provoca deterioro escolar, laboral o social

(1) Chiquinquirá Blandón. Manual para desenamorarse. Edames. México 1998.

(2) Manual de diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSMI-IV

http://www.psicologosperu.com/

jueves, 18 de febrero de 2010

ALCOHOLISMO Y EL PROGRAMA DE LOS 12 PASOS

Ya se ha comprobado que el alcoholismo es una enfermedad genética.

El alcohol inhibe el Sistema Nervioso Central.

La persona alcohólica es quien más promete porque su capacidad está afectada.

La Solución que plantea A.A. para sus miembros:

- abstención total del alcohol en cualquier presentación
- un Despertar espiritual a través de los 12 pasos de recuperación:

1. Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol / drogas, que nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.

2. Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros mismos podría devolvernos el sano juicio.

3. Decidimos poner nuestras voluntades y nuestras vidas al cuidado de Dios, como nosotros lo concebimos.

4. Sin miedo hicimos un minucioso inventario moral de nosotros mismos.

5. Admitimos ante Dios, ante nosotros mismos, y ante otro ser humano, la naturaleza exacta de nuestros defectos.

6. Estuvimos enteramente dispuestos a dejar que Dios nos liberase de nuestros defectos.

7. Humildemente le pedimos que nos liberase de nuestros defectos.

8. Hicimos una lista de todas aquellas personas a quienes habíamos ofendido y estuvimos dispuestos a reparar el daño que les causamos.

9. Reparamos directamente a cuantos nos fue posible el daño causado, excepto cuando el hacerlo implicaba perjuicio para ellos o para otros.

10. Continuamos haciendo nuestro inventario personal y cuando nos equivocábamos lo admitíamos inmediatamente.

11. Buscamos a través de la oración y la meditación mejorar nuestro contacto consciente con Dios, como nosotros lo concebimos, pidiéndole solamente que nos dejase conocer su voluntad para con nosotros y nos diese la fortaleza para cumplirla.

12. Habiendo obtenido un despertar espiritual como resultado de estos pasos, tratamos de llevar el mensaje a los alcohólicos / adictos y de practicar estos principios en todos nuestros asuntos.


No se requiere a los principiantes que acepten ni que sigan estos Doce Pasos en su totalidad si no se sienten dispuestos o capaces de hacerlo.

QUE HACE Y QUE NO HACE A.A.:

- le proporciona las herramientas para su propia recuperación
- AA está fundamentada sobre 3 grandes pilares: medicina, religión y la experiencia de sus miembros

- no recluta a sus miembros
- no provee vivienda ni trabajo
- no tiene caracter profesional

ANONIMATO PERSONAL: los miembros de AA no deben ser identificados con nombre propio

PLAN DE LAS 24 HORAS:

- no hacemos promesas de que nunca volveremos a beber
- el único tiempo al que podemos comprometernos es EL DIA DE HOY: "solo por hoy no beberé"
DETECTAR -> ADMITIR -> CORREGIR

Lectura recomendada: "Viviendo Sobrio" por Alcoholics Anonymous World Services, Inc. New York

Fuente: Conferencia "Adicciones: El alcoholismo y los 12 pasos de alcohólicos anónimos (AA)" por Mg. Oscar Valle Briolo

http://www.psicologosperu.com/

miércoles, 17 de febrero de 2010

MUJERES QUE AMAN DEMASIADO

Codependencia = una adicción emocional y física

Adicción a una persona.

En la codependencia, quiero protegerlo.

La sensación de vacío y necesidad de afecto es más intensa en las mujeres.

Veamos al amor: cuando en vez de alegría causa sufrimiento.

Ante situaciones que la persona no maneja, recurre a una adicción, como para sacarse el mal que tiene.

No todas las mujeres desarrollan la co-adicción.

Eso lo explica la constitución de lo que la persona es, su personalidad que engancha, sus propios vacíos, con poca tolerancia a la frustración, me da lo que no tengo.

"TODAS LAS MUJERES ELIGEN A SU PAREJA"

Sabías que nunca te iba a gustar sus defectos, pero tenías la esperanza que cambiara.

No es que aceptas sino que te resignas y eso es sinónimo de subyugación.

Todas las mujeres tenemos un patrón de hombre. Obedece a un patrón que hemos construido.

El problema es cuando pasamos de un DESEO a una NECESIDAD.

Relación patológica = ya me establecí en mi cabeza una regla y hasta que no lo consiga no voy a estar tranquila.

Estamos hablando que la persona tiene una co-adicción cuando vive en función a su pareja y cómo se siente ésta y vive para la otra persona.

Hay adicción a las personas o co-dependencia.

Cuando el amor causa sufrimiento = relación patológica.

La(s) persona(s) no es (son) responsable(s) de lo que me pasa, sino que soy yo porque lo elegí, lo acepté.

Los enganches se hacen más consistentes con el tiempo.

La elección de pareja es consciente: yo sé que me hace mal pero "no puedo" cortarlo, porque si lo hago me voy a sentir sola.

Solución: trabajar la parte emocional.

Divorcio emocional = ruptura = pérdida, dolor = tristeza = duelo

De mí deepende procesar el duelo.

No es que la relación sea intensa sino que es mi elección, yo tengo conciencia.

Piensas que cuando él esté contigo él va a ser diferente, va a cambiar. Por ejemplo: la realidad es que el extrovertido indiferente no va a ser cariñoso conmigo.

Para salir de este enganche: busco elegir un nuevo patrón.

Problema = cuando quiero a la persona y la persona nunca me va a dar lo que quiero.

Tengo que aceptar que ese patrón no es bueno para mí.

Aprender a vivir con el nuevo patrón y quizás ello me llene mucho más.

Es un proceso que lo puedo hacer sola o buscar ayuda (psicoterapia).

El problema está en mí, no en él, no en ellos, porque yo estoy haciendo la elección.

El primer paso es TOMAR CONCIENCIA.



Por: Mg. Marth Egocheaga Contreras

http://www.psicologosperu.com/

martes, 16 de febrero de 2010

EL PODER DE TUS PENSAMIENTOS





Efectiva-mente el poder pensar del ser humano es lo que nos diferencia de los animales, pero al mismo tiempo, si la calidad de nuestros pensamientos no es bueno nos destruye.

Hablando en cifras…………

Sabias que tenemos cerca de 2 millones de pensamientos al día, y repetimos el 90% de los mismos en los últimos días. La mayor parte de las personas tiene el 80% de sus pensamientos negativos, esto ya es un habito, o tal vez una adicción. Pero si no se presta atención, terminaran viviendo contaminados con esos pensamientos tóxicos que destruirán sus vidas.

Nuestros pensamientos son creativos, al decir creativos me refiero a que crean realidades, crean experiencias. Ya el planeta está experimentando la revolución de la conciencia dándose cuenta de que todo lo que pensamos acompañado de un sentimiento crea nuestro futuro, y que mientras el sentimiento tenga más fuerza y sea más potente, la manifestación será más rápida. Todo esto sin discriminar si los pensamientos y sentimientos son negativos o positivos, quiero decir si nos hacen sentir bien o mal, de igual modo crean realidades en nuestras vidas. Por eso enfatizo tanto en nuestro poder de ser conscientes de lo que pensamos y sentimos, en este momento y a este nivel de conciencia planetaria no podemos darnos el lujo de pensar cualquier cosa, tiene un precio; pero si podemos permitirnos y regalarnos pensamientos positivos y poderosos que creen realidades maravillosas, de gratitud y amor por ejemplo.

Sé que muchas personas al leer esto piensan que no es tan fácil. Tal vez no, y requiere un esfuerzo mayor cuando nuestra realidad proveniente de pensamientos y sentimientos negativos del pasado es otra. Es necesario estar totalmente comprometidos con nuestro futuro y ser muy valerosos para construir y crear mentalmente realidades que no estamos viviendo y que nunca vivimos tampoco. Pero es así como muchos cambiaron su historia.

No importa donde estés en este momento, ni cual sea tu realidad; la puedes cambiar si decides hacerlo. Solo siembra la primera semilla de tu nueva vida incorporando en tu mente Pensamientos Positivos y Poderosos ahora mismo.

El hábito negativo de nuestra forma de pensar la aprendimos cuando éramos niños, principalmente de nuestros padres y luego de nuestros maestros. Ellos fueron los forjadores de este hábito tan poderoso y destructivo en nuestras vidas, seguro no sabían que al mismo tiempo estaban construyendo nuestro futuro también. Y era imposible que hubiesen hecho otra cosa, pues ellos también tenían ese mal hábito heredado de sus antepasados.

Vamos comprendiendo entonces que todo pensamiento acompañado de un sentimiento emite una frecuencia vibratoria y mueve a todo el planeta si fuese necesario para acercar al mundo físico la manifestación de lo que pensamos. Y si el pensamiento es constante y el sentimiento fuerte, la manifestación es mucho más veloz. Y en estos días cuando el planeta está entrando a la era de la conciencia las manifestaciones son aun más rápidas.

No importa el pensamiento, si son positivos como de salud, bienestar, belleza, prosperidad, amistad, eso es exactamente lo que crea en nuestras vidas. Si al contrario mantenemos pensamientos negativos como de enfermedad, malestar, fealdad, escasez, soledad o rechazo, de igual manera eso es lo que crea en nuestras vidas. Y para ser más claros, mejor comprendamos que todo lo que vivimos o estamos viviendo lo hemos creado nosotros mismos con nuestra calidad de pensamientos. Todas nuestras experiencias, absolutamente todas provienen de algún pensamiento originado en el pasado.

¿Quieres saber cuál es la calidad de tus pensamientos?

Simplemente empieza a tomarles atención, no convirtiéndote en un cazador de ellos, te volverías loc@, solo presta atención a los sentimientos que te producen, es un indicador de la calidad de ellos. Y observa tu vida, si es llena de experiencias gratificantes, refleja tu calidad de pensamientos positivos; y si al contrario es llena de tragedias, de igual forma refleja tu calidad de pensamientos negativos.

Así que al observarlos comprenderás muchas cosas que han pasado en tu vida.

Por Alejandra Plaza

http://www.psicologosperu.com/

lunes, 15 de febrero de 2010

¡QUIERO PAREJA!

LOS NOVIAZGOS CONSTRUCTIVOS

El noviazgo es un pacto temporal que hacen dos excelentes amigos para ayudarse, respetarse y tratarse con cariño de forma exclusiva. El trato es claro.

Desglosemos la definición:

1. Excelentes amigos

Con un verdadero amigo puedes charlar durante horas. Te sientes cómodo/a a su lado. No hay nerviosismo, fingimiento ni temor.
Los amigos se comunican a nivel profundo, pueden pasarla bien sin necesidad de estar tocandose o besándose siempre. Los amigos confían uno en el otro y disfrutan su compañía.
Sin amistad previa es absurdo que dos personas se vuelvan novios. Los novios, primero que nada, deben ser los mejores amigos.

2. Trato cariñoso

Observa a una persona cualquiera, de sexo opuesto. Ahora imagínate besándola en la boca. ¿Te da un poco de asco? Claro, porque no puedes tener un trato íntimo con cualquiera, ni aunque sea tu mejor amigo.
Para iniciar un noviazgo, se requiere amistad previa pero no basta con ella. Se necesita también la atracción química que propicia el trato cariñoso.
Como los novios verdaderos son buenos amigos y saben comunicarse, se ponen de acuerdo respecto a cuales son las caricias que prefieren y las que no desean.

3. Ayuda mutua

Un novio o novia de verdad te apoyará para estudiar, entrenar, participar en concursos o presentaciones y enfrentar retos. Lo mismo harás tú para él o ella, porque también merece triunfar y realizarse; necesita ayuda.
El noviazgo constructivo es una relación en la que ambos se brindan apoyo para ser mejores personas y alcanzar sus metas individuales.

4. Respeto

Una relación de pareja en la que no existe cortesía mutua es dañina y debe terminarse.
Los novios constructivos se respetan de verdad, hablándose con propiedad; sin usar gritos, insultos, amenazas, empujones o golpes. Se sienten valiosos y dignos al estar juntos.
Gracias a tu noviazgo, deberías considerarte una persona más repetable (y no al revés).

5. Exclusividad

Por definición, solo puedes tener un novio o novia a la vez.
Ser infiel en el noviazgo es equivalente a mentir, jugar con los sentimientos de alguien más y degradarte.
La exclusividad es el fundamento central del noviazgo. Te haces novio o novia de alguien para tener un trato afectivo único. Mientras dure su noviazgo, estarán apartados el uno para el otro.

En resumen: el noviazgo constructivo brinda paz interior.

¿Te sientes triste porque otros estrenan noviazgos cada semestre y tú ni siquiera has tenido alguno que valga la pena?
Relájate. Esta es una de las áreas de la vida en la que no hay ninguna prisa. Más vale la calidad que la cantidad.
Tener noviazgos destructivos hiere tu dignidad, tu autoestima y tus sentimientos.
Si eres emocionalmente sano o sana, ¿para qué quieres lastimarte? ¿Qué afán de entregar tu corazón a alguien que no lo mereces?
Tarde o temprano conocerás a la persona que anhelas, y vivirás un noviazgo que te haga sentir honorable y con dignidad.

NO TENGO PRISA.

http://www.psicologosperu.com/

domingo, 14 de febrero de 2010

LOS ERRORES DEL NOVIAZGO

Si conoces de antemano estos 3 errores, podrás prevenirlos:

1. ABSOLUTISMO

¿Crees que tu novio o novia es todo (absolutamente) en tu vida?

¿Tienes un gran temor a perderlo?

¿Piensas todo el tiempo en él o ella, sin que puedas evitarlo?

¿Te estás volviendo una persona posesiva y celosa?

Los involucrados en noviazgos absolutistas pasan demasiadas horas juntos. Uno de ellos o ambos, no soportan estar separados. A la larga se sienten prisioneros, sin libertad, perseguidos, asfixiados. Pierden individualidad, independencia y espacio íntimo.

Esta malformación del noviazgo, tarde o temprano termina en ruptura y heridas emocionales.


2. PREMURA SEXUAL

Ocurre cuando "tu cuerpo" se enamora de "otro cuerpo". Suena raro, pero sucede con mucha frecuencia.

Puedes identificar cuando tu noviazgo está enfermo de premura sexual si el cerebro se les desconecta a ambos y solo quieren fusionarse en besos y abrazos. Son incapaces de pensar con claridad, así que se vuelven terriblemente vulnerables.

¿No concibes una cita en la que tu pareja y tú sólo platiquen o convivan, pues la razón principal (y única) de estar juntos es excitarse con sus caricias mutuas?

Si es así, su noviazgo padece de premura sexual y tarde o temprano va a llevarte a una profunda decepción.

3. IDEALIZACION

¿Imaginas que tu novio o novia posee cualidades extraordinarias de las que en verdad carece?


Te enamoras del amor. Amas a un simple transeúnte suponiendo que es la pareja perfecta.


Cuando idealizas, te sientes loco o loca por alguien a quien no conoces en profundidad y supones que contiene una esencia extraordinaria.


La idealización te impide ver los defectos del otro y te hace tolerar malos tratos, vicios, infidelidades o desprecios, creyendo que todo está bajo control o que la otra persona va a cambiar.

sábado, 13 de febrero de 2010

50 CLASICOS DE LA AUTOAYUDA

50 libros que inspirarán grandes cambios en tu vida:
  1. JAMES ALLEN: Cómo el hombre piensa - 1992

  2. STEVE ANDREAS & CHARLES FAULKNER: La PNL, La nueva tecnología del éxito - 1994

  3. MARCO AURELIO: Meditaciones - Siglo II

  4. MARTHA BECK: Encuentre su propia estrella polar - 2001

  5. LA BHAGAVAD-GITA

  6. LA BIBLIA

  7. ROBERT BLY: Iron John - 1990

  8. BOECIO: Consolación de la filosofía - Siglo VI

  9. ALAIN DE BOTTON: Cómo cambiar tu vida con Proust - 1997

  10. WILLIAM BRIDGES: Dirigiendo el cambio - 1980

  11. DAVID D. BURNS: Sentirse bien - 1980

  12. JOSEPH CAMPBELL & BILL MOYERS: El poder del mito - 1987

  13. RICHARD CARLSON: No te ahogues en un vaso de agua - 1997

  14. DALE CARNEGIE: Cómo ganar amigos e influir sobre las personas - 1936

  15. DEEPAK CHOPRA: Las siete leyes espirituales del éxito - 1994

  16. PAULO COELHO: El alquimista - 1993

  17. STEPHEN COVEY: Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva - 1989

  18. MIHALY CSIKSZENTMIHALYI: Fluir - 1990

  19. EL DALAI LAMA & HOWARD C. CUTLER: El arte de la felicidad - 1998

  20. EL DHAMMAPADA: Las enseñanzas de Buda

  21. WAYNE DYER: "Real Magic" (Magia Auténtica) - 1992

  22. RALPH WALDO EMERSON: Confía en ti mismo - 1841

  23. CLARISSA PINKOLA ESTÉS: Mujeres que corren con los lobos - 1992

  24. VIKTOR FRANKL: El hombre en busca de sentido - 1959

  25. BENJAMIN FRANKLIN: Autobiografía - 1790

  26. SHAKTI GAWAIN: Visualización creativa - 1978

  27. DANIEL GOLEMAN: La inteligencia emocional - 1995

  28. JOHN GRAY: Los hombres son de marte, las mujeres de venus - 1992

  29. LOUISE HAY: Usted puede sanar su vida - 1984

  30. JAMES HILLMAN: El código del alma - 1996

  31. SUSAN JEFFERS: Aunque tenga miedo, hágalo igual - 1987

  32. RICHARD KOCH: El principio del 80/20, el secreto de lograr más con menos - 1998

  33. ELLEN J. LANGER: La mente creativa, perspectivas sobre el envejecimiento, la memoria y la salud - 1989

  34. LAO TZU: Tao Te Ching - Siglos V-III a. C.

  35. MAXWELL MALTZ: La psicocibernética - 1960

  36. ABRAHAM MASLOW: Motivación y personalidad - 1954

  37. PHILIP C. McGRAW: Estrategias para el éxito - 1999

  38. THOMAS MOORE: El cuidado del alma, una guía para cultivar la profundidad y lo sagrado en la vida de cada día - 1992

  39. JOSEPH MURPHY: El poder de la mente subconsciente - 1963

  40. NORMAN VINCENT PEALE: El poder del pensamiento positivo - 1952

  41. CAROL S. PEARSON: El héroe interior - 1986

  42. M. SCOTT PECK: Pensamientos del caminante - 1978

  43. AYN RAND: La rebelión de Atlas - 1957

  44. ANTHONY ROBBINS: Pasos de gigante - 1991

  45. FLORENCE SCOVELL SHINN: El juego de la vida y cómo jugarlo - 1925

  46. MARTIN SELIGMAN: Aprenda optimismo - 1991

  47. SAMUEL SMILES: Autoayuda - 1859

  48. PIERRE TEILHARD DE CHARDIN: El fenómeo humano - 1955

  49. HENRY DAVID THOREAU: Walden - 1854

  50. MARIANNE WILLIAMSON: Regreso al amor - 1994

viernes, 12 de febrero de 2010

TEST PARA SABER SI TU PAREJA TE ENGAÑA

Las 20 preguntas clave:

Anota un punto por cada pregunta que respondas afirmativamente:

1. ¿Has notado algún cambio significativo en su comportamiento? ¿Está más distante pero te dice que no le pasa nada si le preguntas?
2. ¿Se preocupa más por su aspecto últimamente? ¿Se ha apuntado a un gimnasio, se ha puesto a dieta, se compra más ropa o usa productos de belleza?
3. ¿Se muestra reacio o perezoso a tener relaciones sexuales?
4. ¿Pasa más tiempo fuera de casa que antes? ¿Suele tener reuniones, viajes de trabajo o queda con sus amigos él solo?
5. ¿Se ducha cuando llega a casa?
6. ¿Has notado movimiento extraños en vuestras cuentas o gastos que no puedes justificar?
7. ¿Llaman a tu casa y cuelgan sin decir nada?
8. ¿Se esconde para hablar por teléfono o le llegan mensajes al móvil que no lee delante de ti?
9. ¿Apaga el móvil por las noches o cuando está contigo “para que no te moleste”?
10. ¿Ha subido mucho su cuenta del móvil y hay algún número de teléfono que se repita demasiado?
11. ¿Te dice que estás obsesionada o loca cuando le preguntas si te engaña y cambia rápidamente de tema?
12. ¿Evita las conversaciones sobre ustedes y sobre vuestro futuro en común?
13. ¿Hace mucho que no tiene un detalle contigo o te dice que te quiere?
14. ¿Pasa muchas horas frente al ordenador, escribiendo mails o chateando y tiene mucho cuidado para que tú no veas lo que hace?
15. ¿Le has pillado aluna vez sonriendo el sólo o te da la impresión de que está de buen humor cuando llega a casa y luego se pone serio?
16. ¿Te ha regalado alguna vez flores inesperadamente y luego se ha acurrucado en tu regazo para que le hagas mimos como si hubiera hecho algo malo?
17. ¿Le has pillado alguna mentira, se contradice en cosas o se equivoca con las horas, los nombres o los días?
18. ¿Ya no le apetece hacer planes juntos o salir de viaje?
19. ¿Te insiste en que hagas planes o viajes por tu cuenta con tus amigas?
20. ¿Te ha olido alguna vez a un perfume de mujer diferente al tuyo, le has encontrado restos de maquillaje en la ropa o alguna factura de hotel o restaurante?

¿Te está engañando?

Lo sentimos, pero si la mayoría de tus respuestas a las preguntas que te hemos planteado son afirmativas, todo apunta a que tu pareja te está engañando.

Aunque es muy difícil afirmar que estos indicios aseguren que tu pareja te engaña, sí ponen en evidencia una situación anómala. Las actitudes detalladas sólo se convertirán en una verdadera señal de alarma si se producen a la vez y durante un tiempo prolongado.

Un mes de mucho trabajo, de largas horas fuera de casa y de poca actividad sexual a causa del estrés no significa necesariamente que te esté siendo infiel. Por qué un hombre o una mujer son infieles es el resultado de muchas circunstancias. Puede incluso que haya carencias en la pareja que se compensan con una relación nueva.
Si has contestado afirmativamente más de cinco preguntas deberías plantearte si él o tú están descuidando su relación. Seguramente no haya ocurrido nada pero parece que su atención se empieza a desviar un poco de ti y, de no tomar medidas, tal vez pueda acabar en una infidelidad.

http://www.psicologosperu.com/

jueves, 11 de febrero de 2010

¿TU QUE VES?



QUÉ VES EN ESTA IMAGEN…



Piensa antes de avanzar…











Si ves la tormenta antes que el brillo del sol, es porque algo está oscureciendo tu corazón…

Si ves el camino largo e infinito, es porque estás siempre mirando hacia el futuro, olvidándote que sólo se vive en PRESENTE, porque el FUTURO nunca llega, siempre es HOY…

Si ves la hierba seca de color rojiza antes que los árboles y las hierbas verdes, es porque sólo miras lo negativo de la realidad, perdiéndote la armonía del paisaje en su conjunto…

Trata de ver el brillo del sol, es la luz de DIOS que se enciende cada mañana que te despiertas.

No importa cuán largo sea el camino… importa que cada paso que hagas los disfrutes con AMOR Y FELICIDAD.

Trata de ver toda la realidad… En el conjunto encontrarás la armonía perfecta, porque todo está siempre en equilibrio.

La vida es como TÚ quieres que sea…!!!

Tú qué ves?

TÚ ERES LO QUE ES EL PROFUNDO DESEO QUE TE IMPULSA.
TAL COMO ES TU DESEO ES TU VOLUNTAD.
TAL COMO ES TU VOLUNTAD SON TUS ACTOS.
TAL COMO SON TUS ACTOS ES TU DESTINO.

Que Dios te bendiga todos los días de tu vida!!!

Eres feliz si deseas serlo…

http://www.psicologosperu.com/

miércoles, 10 de febrero de 2010

COMO DETECTAR A UN HOMBRE INFIEL Y A UNA MUJER INFIEL

OCHO SIGNOS CLASICOS QUE DELATAN AL INFIEL:

Cuando un hombre o una mujer tienen un nuevo interés amoroso, el aumento de la actividad hormonal en el cerebro provoca cambios en el comportamiento. Pueden ser cambios sutiles en sus hábitos diarios o nuevos hábitos destinados a disfrazar la rutina diaria:
  1. Cambios en la rutina
  2. Cambios en el sexo
  3. Cambios en el aspecto
  4. Viajes de negocios
  5. Reacciones nerviosas
  6. Cambios en la conversación
  7. Cambios tecnológicos
  8. Nuevas amistades
Las mujeres son más sutiles en el arte de la ocultación y a los hombres se les suele hacer más difícil reconocer los indicios. A menudo son pruebas que vería hasta un perro ciego, pero aun así muchos hombres siguen sin darse cuenta.

SIGNOS DE UN HOMBRE INFIEL:

-No poder explicar dónde estuvo o con quien fue a un lugar.
-Llamadas misteriosas.
-Excesivo trabajo lo que le impide llegar a la hora habitual a la casa.
-Salidas con amigos muy frecuentes.
-Esmero en su forma del vestir.
-Una dosis de ternura mayor a la que la pareja esta acostumbrada.
-Pérdida de interés sexual, inventando excusas para no tenerlo.
-Gastos de dinero injustificados.



SIGNOS DE UNA MUJER INFIEL:

-Cuando le dices que te quiero, no lo dice esa pasión, y el brillo en sus ojos.
-Cuando no te permite que revises su celular.
-La que no te deja ver sus mails.
-La que sale a la discoteca sin ti.
-La que cuando estás caminando con ella por la calle, no te pone atención y está viendo a ver quien ve.
-La que de plano la encuentras besándose con un tipo.
-La que le coquetea a tu amigos.
-La que nunca la localizas y casi nunca está contigo.
-La que no le gusta que la toques de vez en cuando.
-La que nunca se interesa por ti o te trata mal.
-La que nunca muestra señales de amor o agradecimiento hacia ti.


Las encuestas revelan que el 45% de la gente afirma haber sido infiel alguna vez en su vida. Sin embargo, hay muchísimos que no se atreven a confesarlo.

-¿Cuál es la causa una infidelidad?

-En toda relación de pareja llega un punto en que nos gana la rutina y el aburrimiento, y desearíamos recuperar la adrenalina y el romance de antaño. Para que se produzca una infidelidad es necesario que se cumpla la “Regla de las C”: Curiosidad, Calentura y Confidencialidad. El infiel engaña porque puede hacerlo, ya sea porque halló quien busque aventura, porque se dio la situación o/y porque cree que nadie lo sabrá. Si supiéramos que contamos con confidencialidad absoluta y garantía de que nadie se enterará jamás, todos seríamos infieles. Si no lo somos es para no herir a nuestra pareja. ¡Y porque tampoco es fácil encontrar con quién serlo!.

-¿Se busca fuera de casa lo que no se tiene dentro?

- No tanto como se cree. Para la mayoría de los infieles no interesa tanto con quién poner los cuernos sino el hecho de hacerlo. La infidelidad no tiene nada que ver con lo que la pareja oficial sea, haga o deje de hacer. El infiel tiene una tendencia a serlo, por un motivo u otro.

- ¿Qué busca entonces un infiel en su amante?

- Proximidad y novedad. Los hombres se enamoran de quien tienen más cerca. Que alguien que se quede a tu lado y no se vaya, es sexy, sobre todo si en la pareja ya es absolutamente todo conocido y predecible. ¿Adivina qué tiene ella que no tienes tú? ¡Que no es conocida!

- ¿Cómo detectar a un infiel al instante?

- El infiel elige sus ropas con más cuidado que antes, hace dieta e inventa motivos para estar cada vez menos tiempo en casa. Jamás tiene hambre, y habla de temas que antes no dominaba. Cambia de gustos súbitamente, se ofende cuando le insinúan que miente y no quiere tener sexo con su esposa.

- ¿Son distintos los indicios de una mujer infiel a los del hombre infiel?

- En temas de ocultamiento los hombres son un desastre: van dejando evidencias por todos lados. Al contrario de lo que pasa con los hombres, una mujer prefiere que su romance quede en la mayor discreción. Los hombres infieles compensan la culpa con regalos sorpresas y comida cara. La mujer intenta estar más enfurruñada aún, para que él no sospeche de que ella está enamorada y feliz. Los hombres toman la infidelidad como un juego. Las mujeres buscan a alguien que las abrace y las mime.

- ¿Una vez descubierta la infidelidad cómo debemos actuar?

- Con cautela, pues no se deben tomar decisiones precipitadas. Quien descubre el engaño debe callar, y escuchar qué tiene el otro para decir. Si lo interrogas muy pronto, empezará a mentir. Espera a saber cómo lo explica y ten por seguro que el 80 por ciento de lo que te dirá son mentiras, así que …¿para qué preguntar? Con el tiempo acabará diciéndote la verdad.

- ¿Es posible perdonar y olvidar una infidelidad?

- Pedir perdón es una especie de sucia manipulación post-traición de parte de quien ha cometido la falta. De primera, sólo es posible dejar pasar el incidente y no seguir hablando de ello. Pero está claro que no se olvida jamás, por lo cual el infiel tendrá que cuidarse mucho más que antes del engaño, para volver a ganarse, aunque sea una parte, de la confianza del otro.

- ¿Cómo podemos salvar nuestra relación ante una infidelidad?

- Tratando de no darle mayor importancia de la que tiene, y pensando en el infiel y tú como pareja sólida, siendo el amante un tercero circunstancial que pasó a la historia, y que ya está fuera de escena. Hillary Rodham, la esposa de Clinton, asumió la infidelidad de su marido diciendo: “En veintitrés años de matrimonio pasan muchas cosas en una pareja, y esta fue sólo una de ellas”.

- ¿Cree usted que las infidelidades son la causa de la mayoría de las rupturas entre parejas?

- Desde luego. Un matrimonio es un pacto de ayuda recíproca, una sociedad de socorros mutuos. Nadie toleraría hacer una sociedad con alguien que se asocia a otro sin avisarte, ¿verdad? Pues si no lo tolerarías en el mundo de los negocios, muchísimo menos en el mundo de las relaciones íntimas. Una infidelidad es una burla a la confianza que otro ha depositado en ti y está muy bien no tolerar un engaño. Pero hay que tener en cuenta determinados parámetros: quién eres tú y quién es tu esposo infiel. Está muy bien que te divorcies de un Don Nadie que te ha engañado, pero si tu marido es alguien que vale la pena, sería mucho mejor que lo reconsideraras.

- La persona que ha sido una vez infiel, ¿lo será siempre?

- Si se atrevió a hacerlo una vez, tal vez se atreva otra más. Sin embargo, para muchos, puede ser una lección de aprendizaje para aprender a valorar a su pareja, esforzarse en recuperarla y no volver a hacerlo nunca más.

- ¿Cuáles son las claves para que tu pareja no te sea nunca infiel?

- En la antigüedad, los matrimonios se soportaban por los hijos, por el qué dirán y por la situación económica de la mujer. Ahora vivimos bombardeados por estímulos publicitarios que quieren convencernos de que si no te sientes como Romeo y Julieta, tu pareja no sirve. Los dos extremos son malos. Ni hay que soportar todo atropello y falta de respeto, ni hay que divorciarse al primer engaño.

Extractos de: Ana Von Rebeur, Allan y Barbara Pease.

martes, 9 de febrero de 2010

LISTA DE FOBIAS

Diccionario de Fobias

Ablutofobia Miedo a lavarse o bañarse. ...
Acarofobia Miedo a las picaduras de insectos o los insectos ...
Acerofobia Miedo a los ácidos. ...
Acluofobia Miedo a la oscuridad. ...
Acrofobia Miedo a las alturas. ...
Acusticofobia Miedo a los ruidos. ...
Aeroacrofobia Miedo a los lugares abiertos y altos. ...
Aerofobia Miedo a volar en aviones. ...
Aeronausifobia Miedo a vomitar por marearse en el avión. ...
Afenfosfobia Miedo a ser tocado. ...
Agateofobia Miedo a la locura. ...
Agirofobia Miedo a las calles. ...
Agliofobia Miedo a experimentar dolor. ...
Agorafobia Miedo a los lugares abiertos. ...
Agrafobia Miedo al abuso sexual. ...
Agrizoofobia Miedo a los animales salvajes. ...
Aicmofobia Miedo a las agujas. ...
Ailurofobia Miedo a los gatos. ...
Albuminurofobia Miedo a las enfermedades renales. ...
Alektorofobia Miedo a las gallinas. ...
Algofobia Miedo al dolor. ...
Alliumfobia Miedo al ajo. ...
Allodoxafobia Miedo a las opiniones. ...
Altofobia Miedo a las alturas. ...
Amathofobia Miedo al polvo. ...
Amaxofobia Miedo a conducir un automóvil. ...
Ambulofobia Miedo a caminar. ...
Amicofobia Miedo a los arañazos o de rascarse. ...
Amnesifobia Miedo a la amnesia. ...
Anablefobia Miedo a mirar hacia arriba. ...
Ancrofobia Miedo al viento. ...
Androfobia Miedo a los hombres. ...
Anemofobia Miedo al viento. ...
Anginofobia Miedo a las anginas. ...
Anglofobia Miedo a los ingleses. ...
Angrofobia Miedo al enojo. ...
Anquilofobia Miedo a ser escayolado. ...
Antlofobia Miedo a las inundaciones. ...
Antrofobia Miedo a las flores. ...
Antropofobia Miedo a las personas. ...
Anuptafobia Miedo a la soltería. ...
Apeirofobia Miedo al infinito. ...
Apifobia Miedo a las abejas. ...
Apotenmofobia Miedo a las amputaciones. ...
Aracnofobia Miedo a las arañas. ...
Araquibutirofobia Miedo a las cáscaras de los cacahuetes. ...
Aritmofobia Miedo a los números. ...
Arrhenfobia Miedo a los hombres. ...
Arsonfobia Miedo al fuego. ...
Asimetrifobia Miedo a la asimetría. ...
Astenofobia Miedo al desmayo. ...
Astrapofobia Miedo a los rayos. ...
Astrofobia Miedo a las estrellas. ...
Ataxiofobia Miedo a la descoordinación muscular. ...
Ataxofobia Miedo al desorden. ...
Atazagorafobia Miedo al olvido. ...
Atefobia Miedo a las ruinas. ...
Atelofobia Miedo a la imperfección. ...
Atiquifobia Miedo al fracaso. ...
Atomosofobia Miedo a las explosiones atómicas. ...
Aulofobia Miedo a las flautas. ...
Aurofobia Miedo al oro. ...
Aurorafobia Miedo a las auroras boreales. ...
Autodisomofobia Miedo a alguien con mal olor. ...
Autofobia Miedo a la soledad o a sí mismo. ...
Automatonofobia Miedo a las cosas animadas. ...
Automisofobia Miedo a ensuciarse. ...
Aviatofobia Miedo a volar. ...

Bacilofobia Miedo a los microbios. ...
Bacteriofobia Miedo a las bacterias. ...
Balistofobia Miedo a las balas. ...
Barofobia Miedo a la gravedad. ...
Basofobia Miedo a caerse. ...
Bathofobia Miedo a la profundidad. ...
Batmofobia Miedo a las escaleras. ...
Batofobia Miedo a las alturas. ...
Batracofobia Miedo a los batracios. ...
Belonefobia Miedo a las agujas. ...
Bibliofobia Miedo a los libros. ...
Blenofobia Miedo a la viscosidad. ...
Bogifobia Miedo al Hombre de la Bolsa o al Coco. ...
Bolsefobia Miedo a los bolcheviques. ...
Botanofobia Miedo a las plantas. ...
Bromidrosifobia Miedo al olor corporal. ...
Brontofobia Miedo a los truenos. ...
Bufonofobia Miedo a los sapos. ...

Cacofobia Miedo a la fealdad. ...
Caetofobia Miedo al pelo. ...
Cainofobia Miedo a fallar. ...
Cainolofobia Miedo a la novedad. ...
Caliginefobia Miedo a las mujeres hermosas. ...
Carcinofobia Miedo al cáncer. ...
Cardiofobia Miedo al corazón y a las enfermedades cardíacas. ...
Carnofobia Miedo a la carne. ...
Catagelofobia Miedo al ridículo. ...
Catapedafobia Miedo a saltar. ...
Catisofobia Miedo a sentarse. ...
Catoptrofobia Miedo a los espejos. ...
Centofobia Miedo a las ideas nuevas. ...
Ceraunofobia Miedo a los rayos y truenos. ...
Chamainofobia Miedo a Halloween. ...
Cheimafobia Miedo al frío. ...
Chemofobia Miedo a los químicos. ...
Chirofobia Miedo a las manos. ...
cianofobia Miedo al azul. ...
Ciberfobia Miedo a los ordenadores. ...
Cibofobia Miedo a la comida. ...
Ciclofobia Miedo a las bicicletas. ...
Cimofobia Miedo a las olas. ...
Cinofobia Miedo a los perros. ...
Cionofobia Miedo a la nieve. ...
Cipridofobia Miedo a las prostitutas. ...
Claustrofobia Miedo a los espacios cerrados. ...
Cleinofobia Miedo a ser encerrado. ...
Cleitrofobia Miedo a quedarse encerrado. ...
Cleptofobia Miedo al robo. ...
Climacofobia Miedo a las escaleras. ...
Clinofobia Miedo a ir a la cama. ...
clorofobia Miedo al verde. ...
Cnidofobia Miedo a los aguijones. ...
Coimetrofobia Miedo a los cementerios. ...
Coinonifobia Miedo a las habitaciones. ...
Coitofobia Miedo al sexo. ...
Colerofobia Miedo al enfado. ...
Colpofobia Miedo a los genitales. ...
Cometofobia Miedo a los cometas. ...
Coniofobia Miedo al polvo. ...
Consecotaleofobia Miedo a los palillos chinos. ...
Contreltofobia Miedo al abuso sexual. ...
Copofobia Miedo a fatigarse. ...
Coprastasofobia Miedo a constiparse. ...
Coprofobia Miedo a las heces. ...
Corofobia. Miedo a bailar. ...
Cosmicofobia Miedo al cosmos. ...
Coulrofobia Miedo a los payasos. ...
Counterfobia Preferencia por determinada fobia. ...
Cremnofobia Miedo a los precipicios. ...
Criofobia Miedo al frío extremo. ...
Crisofobia Miedo al naranja. ...
Cristalofobia Miedo a los vidrios. ...
Cromatofobia Miedo a los colores. ...
Crometofobia Miedo al dinero. ...
Cronofobia Miedo al tiempo. ...
Cronomentrofobia Miedo a los relojes. ...

Decidofobia Miedo a las decisiones. ...
Defecaloesiofobia Miedo al dolor de tripas. ...
Deipnofobia Miedo a las cenas. ...
Dementofobia Miedo a la locura. ...
Demofobia Miedo a las multitudes. ...
Demonofobia Miedo a los demonios. ...
Dendrofobia Miedo a los árboles. ...
Dentofobia Miedo al dentista. ...
Dermatofobia Miedo a las lesiones en la piel. ...
Deshabiliofobia Miedo a desnudarse. ...
Dextrofobia Miedo a los objetos a la derecha del cuerpo. ...
Diabetofobia Miedo a la diabetes. ...
Didascaleinofobia Miedo a la escuela. ...
Dinofobia Miedo al mareo. ...
Diplofobia Miedo a la doble visión. ...
Dipsofobia Miedo a la bebida. ...
Diquefobia Miedo a la justicia. ...
Dismorfofobia Miedo a las deformidades. ...
Distiquifobia Miedo a los accidentes. ...
Domatofobia Miedo a las casas. ...
Dorafobia Miedo a las pieles. ...
Dromofobia Miedo a cruzar la calle. ...
Dutchfobia Miedo a los alemanes u holandeses. ...

Eclesiofobia Miedo a las iglesias. ...
Ecofobia Miedo al hogar. ...
Efebifobia Miedo a los adolescentes. ...
Eicofobia Miedo a los alrededores del hogar. ...
Eisoptrofobia Miedo a los espejos. ...
Electrofobia Miedo a la electricidad. ...
Eleuterofobia Miedo a la libertad. ...
Elurofobia Miedo a los gatos. ...
Emetofobia Miedo al vómito. ...
Enetofobia Miedo a los alfileres. ...
Enoclofobia. Miedo a las multitudes. ...
Enosiofobia Miedo a cometer un pecado capital. ...
Entomofobia Miedo a los insectos. ...
Eosofobia Miedo a la luz del día. ...
Epistaxiofobia Miedo a las hemorragias nasales. ...
Epistemofobia Miedo al conocimiento. ...
Equinofobia Miedo a los caballos. ...
Eremofobia Miedo a estar solo. ...
Ereutrofobia Miedo a ruborizarse. ...
Ergasiofobia Miedo a trabajar. ...
Ergasiofobia Miedo del cirujano a operar. ...
Ergofobia Miedo al trabajo. ...
Eritrofobia Miedo al rojo. ...
Erotofobia Miedo al sexo. ...
Escabiofobia Miedo a las postillas. ...
Escatofobia Miedo a la materia fecal. ...
Escolequifobia Miedo a los gusanos. ...
Escolionofobia Miedo a la escuela. ...
Escopofobia Miedo a ser mirado. ...
Escotofobia Miedo a la oscuridad. ...
Escotomafobia Miedo a la ceguera. ...
Escriptofobia Miedo a escribir en público. ...
Especsofobia Miedo a las avispas. ...
Espectrofobia Miedo a los fantasmas. ...
Espermatofobia Miedo al semen. ...
Esquelerofobia Miedo a los hombres malos. ...
Esquiofobia Miedo a las sombras. ...
Estasifobia Miedo a estar de pie. ...
Estaurofobia Miedo a las cruces. ...
Estenofobia Miedo a las cosas o lugares estrechos. ...
Estigiofobia Miedo al infierno. ...
Eufobia Miedo a las buenas noticias. ...
Eurotofobia Miedo a los genitales femeninos. ...

Fagofobia Miedo a comer. ...
Falacrofobia Miedo a la calvicie. ...
Falofobia Miedo a las erecciones. ...
Farmacofobia Miedo a las medicinas. ...
Fasmofobia Miedo a los fantasmas. ...
Febrifobia Miedo a la fiebre. ...
Felinofobia Miedo a los felinos. ...
Fengofobia Miedo a la luz del día. ...
Filemafobia Miedo a los besos. ...
Filofobia Miedo al amor. ...
Filosofobia Miedo a la filosofía. ...
Fobia Social Miedo a ser juzgado negativamente. ...
Fobofobia Miedo a las fobias o miedo al miedo. ...
Fonofobia Miedo a los ruidos. ...
Fonofobia Miedo al teléfono. ...
Fotoaugliafobia Miedo a las luces brillantes. ...
Fotofobia Miedo a la luz. ...
Francofobia Miedo a Francia. ...
Frigofobia Miedo al frío. ...
Fronemofobia Miedo a pensar. ...

Galofobia Miedo a Francia. ...
Gamofobia Miedo al matrimonio. ...
Gatofobia Miedo a los gatos. ...
Gefirofobia Miedo a cruzar puentes. ...
Geliofobia Miedo a la risa. ...
Geniofobia Miedo a las barbillas. ...
Genofobia Miedo al sexo. ...
Genufobia Miedo a las rodillas. ...
Gerascofobia Miedo a envejecer. ...
Germanofobia Miedo a Alemania. ...
Gerontofobia Miedo a los ancianos. ...
Geumafobia Miedo al gusto. ...
Gimnofobia Miedo a la desnudez. ...
Ginefobia Miedo a las mujeres. ...
Glosofobia Miedo a hablar. ...
Gnoseofobia Miedo al conocimiento. ...
Grafofobia Miedo a escribir. ...

Hadefobia Miedo al infierno. ...
Hafefobia Miedo a ser tocado. ...
Hagiofobia Miedo a los santos. ...
Hamartofobia Miedo al pecado. ...
Harpaxofobia Miedo al robo o a los ladrones. ...
Hedonofobia Miedo al placer. ...
Hefefobia. Miedo a ser tocado. ...
Helenologofobia Miedo a los términos griegos. ...
Heliofobia Miedo al Sol. ...
Helmintofobia Miedo a ser infectado por gusanos. ...
Hemofobia Miedo a la sangre. ...
Heresifobia Miedo a los desafíos a la doctrina oficial. ...
Herpetofobia Miedo a los reptiles. ...
Heterofobia Miedo al sexo opuesto. ...
Hexakosioihexekontahexafobia Miedo al número 666. ...
Hialofobia Miedo al cristal. ...
Hidrargiofobia Miedo a las medicinas de mercurio. ...
Hidrofobia Miedo al agua. ...
Hidrofobofobia Miedo a la rabia. ...
Hierofobia Miedo a los sacerdotes y a lo sagrado. ...
Higrofobia Miedo a los líquidos. ...
Hilefobia Miedo al materialismo. ...
Hilefobia Miedo a la epilepsia. ...
Hilofobia Miedo a los bosques. ...
Hipengiofobia Miedo a la responsabilidad. ...
Hipertricofobia Miedo al pelo. ...
Hipnofobia Miedo a dormir. ...
Hipnofobia Miedo a ser hipnotizado. ...
Hipofobia Miedo a los caballos. ...
Hipopotomonstrosesquipedaliofobia Miedo a las palabras largas. ...
Hipsifobia Miedo a las alturas. ...
Hobofobia Miedo a los vagabundos. ...
Hodofobia Miedo a los viajes por carretera. ...
Homiclofobia Miedo a la niebla. ...
Homilofobia. Miedo a los sermones. ...
Hominofobia Miedo a los hombres. ...
Homofobia Miedo a la monotonía. ...
Homofobia Miedo a la homosexualidad. ...
Hoplofobia Miedo a las armas de fuego. ...
Hormefobia Miedo al shock. ...

Iatrofobia Miedo al médico. ...
Ictiofobia Miedo a los peces. ...
Ideofobia Miedo a las ideas. ...
Ilingofobia Miedo al vértigo. ...
Insectofobia Miedo a los insectos. ...
Iofobia Miedo al veneno. ...
Isolofobia Miedo a estar solo. ...
Isopterofobia Miedo a las termitas. ...
Itifalofobia Miedo a la erección peneana. ...

Japanofobia Miedo a Japón. ...
Judeofobia Miedo a los judíos. ...

Kakorrharfiofobia Miedo al fracaso. ...
Kenofobia Miedo al vacío. ...
Kinesofobia Miedo al movimiento. ...

Lacanofobia Miedo a las verduras. ...
Laliofobia Miedo a hablar. ...
Latrofobia Miedo a los médicos. ...
Leprofobia Miedo a la lepra. ...
Leucofobia Miedo al blanco. ...
Levofobia Miedo a las cosas a la izquierda del cuerpo. ...
Ligofobia Miedo a la oscuridad. ...
Liguirofobia Miedo a los ruidos fuertes. ...
Lilapsofobia Miedo a los tornados y los huracanes. ...
Limnofobia Miedo a los lagos. ...
Linonofobia Miedo a las cuerdas. ...
Lisofobia Miedo a la rabia o a volverse loco. ...
Liticafobia Miedo a los pleitos. ...
Locquiofobia Miedo al parto. ...
Logicomecanofobia Miedo a los ordenadores. ...
Logofobia Miedo a las palabras. ...
Luifobia Miedo a la sífilis. ...
Lutrafobia Miedo a las nutrias. ...

Macrofobia Temor a las largas esperas. ...
Mageirocofobia Miedo a cocinar. ...
Malaxofobia Miedo a los juegos amorosos. ...
Maniafobia Miedo a la locura. ...
Mastigofobia Miedo al castigo. ...
Mayeusiofobia Miedo al parto. ...
Mecanofobia Miedo a las máquinas. ...
Medomalacufobia Miedo a perder una erección peneana. ...
Medortofobia Miedo a la erección peneana. ...
Megalofobia Miedo a las cosas grandes. ...
Melanofobia Miedo al negro. ...
Melisofobia Miedo a las abejas. ...
Melofobia Miedo a la música. ...
Meningitofobia Miedo a las enfermedades del cerebro. ...
Menofobia Miedo a la menstruación. ...
Merintofobia Miedo a ser atado. ...
Metalofobia Miedo a los metales. ...
Metatesiofobia Miedo a los cambios. ...
Meteorofobia Miedo a los meteoros. ...
Metifobia Miedo al alcohol. ...
Metrofobia Miedo a la poesía. ...
Micofobia Miedo a las setas. ...
Microbiofobia Miedo a los microbios. ...
Microfobia Miedo a las cosas pequeñas. ...
Mictofobia Miedo a la oscuridad. ...
Mirmecofobia Miedo a las hormigas. ...
Misofobia Miedo a la suciedad o la contaminación. ...
Mitofobia Miedo a las mentiras. ...
Mixofobia Miedo a mezclarse con alguien diferente. ...
Mnemofobia Miedo a los recuerdos. ...
Molismofobia Miedo a la suciedad. ...
Monofobia Miedo a la soledad. ...
Monopatofobia Miedo a las enfermedades. ...
Motefobia Miedo a las polillas. ...
Motorfobia Miedo a los automóviles. ...
Musofobia Miedo a los ratones. ...

Nebulafobia Miedo a la niebla. ...
Necrofobia Miedo a la muerte. ...
Nefofobia Miedo a las nubes. ...
Negrofobia. Miedo a los negros. ...
Nelofobia Miedo al vidrio. ...
Neofarmacofobia Miedo a los nuevos medicamentos. ...
Neofobia Miedo a lo nuevo. ...
Neumatifobia Miedo a los espíritus. ...
Nictofobia Miedo a la oscuridad. ...
Nictohilofobia Miedo a los bosques oscuros. ...
Noctifobia Miedo a la noche. ...
Nomatofobia Miedo a los nombres. ...
Nosocomefobia Miedo a los hospitales. ...
Nosofobia Miedo a enfermar. ...
Nostofobia Miedo a volver a casa. ...
Novercafobia Miedo a la madrastra. ...
Nucleomitufobia Miedo a las armas nucleares. ...
Nudofobia Miedo a la desnudez. ...
Numerofobia Miedo a los números. ...

Obesofobia Miedo a aumentar de peso. ...
Oclofobia Miedo a las multitudes. ...
Ocofobia Miedo a los vehículos. ...
Octofobia Miedo a la figura 8. ...
Odinofobia Miedo al dolor. ...
Odontofobia Miedo a los dientes o al dentista. ...
Oenofobia Miedo al vino. ...
Ofidiofobia Miedo a las serpientes. ...
Oftalmofobia Miedo de ser observado fijamente. ...
Oicofobia Miedo a los alrededores del hogar. ...
Olfactofobia Miedo a los olores. ...
Omatofobia Miedo a los ojos. ...
Ombrofobia Miedo a la lluvia. ...
Onirofobia Miedo a los sueños. ...
Onirogmofobia Miedo a los sueños húmedos. ...
Onomatofobia Miedo a escuchar cierta palabra. ...
Onomatofobia Miedo a los nombres. ...
Opiofobia Miedo a los experimentos médicos. ...
Opiofobia Miedo de preescribir medicamentos. ...
Optofobia Miedo a abrir los ojos. ...
Ornitofobia Miedo a los pájaros. ...
Ortofobia Miedo a la propiedad. ...
Osmofobia Miedo a oler. ...
Ostraconofobia Miedo a los mariscos. ...

Pagofobia Miedo al hielo o a la escarcha. ...
Panofobia Miedo a todo. ...
Panzofobia Miedo a sufrir y enfermar. ...
Papafobia Miedo al Papa. ...
Papirofobia Miedo al papel. ...
Parafobia Miedo a la perversión sexual. ...
Paralipofobia Miedo a las responsabilidades. ...
Parascevedecatriafobia Miedo al viernes 13. ...
Parasitofobia Miedo a los parásitos. ...
Partenofobia Miedo a las vírgenes. ...
Parturifobia Miedo al parto. ...
Patofobia Miedo a las enfermedades. ...
Patroyofobia Miedo a la herencia. ...
Pecatofobia Miedo a pecar. ...
Pediculofobia Miedo a los piojos. ...
Pediofobia Miedo a las muñecas. ...
Pedofobia Miedo a los niños. ...
Peladofobia Miedo a la gente calva. ...
Pelagrofobia Miedo a la pelagra. ...
Peniafobia Miedo a la pobreza. ...
Penterafobia Miedo a la suegra. ...
Piretofobia Miedo a la fiebre. ...
Pirofobia Miedo al fuego. ...
Placofobia Miedo a las lápidas. ...
Plutofobia Miedo a las riquezas. ...
Pluviofobia Miedo a la lluvia. ...
Pneumatifobia Miedo a los espíritus. ...
Pnigofobia Miedo a ahogarse o a atragantarse. ...
Pocrescofobia Miedo a aumentar de peso. ...
Pogonofobia Miedo a las barbas. ...
Poinefobia Miedo al castigo. ...
Polifobia Miedo a muchas cosas. ...
Poliosofobia Miedo a la poliomielitis. ...
Politicofobia Miedo a los políticos. ...
Ponofobia Miedo a trabajar en exceso. ...
Ponofobia Miedo al dolor. ...
Porfirofobia Miedo al púrpura. ...
Potamofobia Miedo a los ríos. ...
Potofobia Miedo a beber alcohol. ...
Proctofobia Miedo al recto. ...
Prosofobia Miedo al progreso. ...
Pselismofobia Miedo a tartamudear. ...
Psicofobia Miedo a la mente. ...
Psicrofobia Miedo al frío. ...
Pteromeranofobia Miedo a volar. ...
Pteronofobia Miedo a que le hagan cosquillas con una pluma. ...
Ptiriofobia Miedo a los piojos. ...
Ptisiofobia Miedo a la tuberculosis. ...
Pupafobia Miedo a los títeres. ...

Queimafobia Miedo al frío. ...
Quenofobia Miedo al vacío. ...
Querofobia Miedo a la alegría. ...
Quetofobia Miedo al pelo. ...
Quifofobia Miedo a agacharse. ...
Quimofobia Miedo a los químicos. ...
Quimofobia Miedo a las olas. ...
Quionofobia Miedo a la nieve. ...
Quiraptofobia Miedo a ser tocado. ...
Quirofobia Miedo a las manos. ...

Rabdofobia Miedo a ser severamente castigado. ...
Rabdofobia Miedo a ser severamente criticado. ...
Rabdofobia Miedo a las varitas mágicas. ...
Radiofobia Miedo a la radiación. ...
Ranidafobia Miedo a las ranas. ...
Rectofobia Miedo al recto o a las enfermedades rectales. ...
Ripofobia Miedo a la defecación. ...
Ritifobia Miedo a las arrugas. ...
Rupofobia Miedo a la suciedad. ...
Rusofobia Miedo a Rusia. ...

Samhainofobia Miedo a Halloween. ...
Sarmasofobia Miedo a los juegos amorosos. ...
Satanofobia Miedo a Satán. ...
Selacofobia Miedo a los tiburones. ...
Selafobia Miedo a los flashes de luz. ...
Selenofobia Miedo a la luna. ...
Seplofobia Miedo a las sustancias putrefactas. ...
Sesquipedalofobia Miedo a las palabras largas. ...
Sexofobia Miedo al sexo opuesto. ...
Sidafobia Miedo al sida. ...
Siderodromofobia Miedo a los trenes. ...
Siderofobia Miedo a las estrellas. ...
Sifilofobia Miedo a la sífilis. ...
Simbolofobia Miedo al simbolismo. ...
Simetrofobia Miedo a la simetría. ...
Singenesofobia Miedo a los parientes. ...
Sinistrofobia Miedo a la izquierda. ...
Sinofobia Miedo a China. ...
Sitiofobia Miedo a la comida o a comer. ...
Socerafobia Miedo a los suegros. ...
Sociofobia Miedo a la sociedad. ...
Sofofobia Miedo a aprender. ...
Somnifobia Miedo a dormir. ...
Soteriofobia Miedo a la dependencia. ...
Surifobia Miedo a los ratones. ...

Taasofobia Miedo a sentarse. ...
Tacofobia Miedo a la velocidad. ...
Taeniafobia Miedo a la tenia o lombriz solitaria. ...
Tafiofobia Miedo a ser enterrado vivo. ...
Talasofobia Miedo al mar. ...
Tanatofobia Miedo a la muerte. ...
Tapinofobia Miedo a ser contagioso. ...
Taurofobia Miedo a los toros. ...
Teatrofobia Miedo a los teatros. ...
Tecnofobia Miedo a la tecnología. ...
Telefonofobia Miedo a los teléfonos. ...
Teleofobia Miedo a los planes definidos. ...
Teleofobia Miedo a las ceremonias religiosas. ...
Teofobia Miedo a los dioses o a la religión. ...
Teológicofobia Miedo a la teología. ...
Teratofobia Miedo a las personas deformadas. ...
Termofobia Miedo al calor. ...
Testofobia Miedo a los tests o a los exámenes. ...
Tetanofobia Miedo al tétanos. ...
Tetrafobia Miedo al número 4. ...
Teutofobia Miedo a Alemania. ...
Textofobia Miedo a la tela. ...
Tiranofobia Miedo a los tiranos. ...
Tocofobia Miedo al embarazo o al parto. ...
Tomofobia Miedo a las operaciones quirúrgicas. ...
Tonitrofobia Miedo a los truenos. ...
Topofobia Miedo a ciertos lugares o situaciones. ...
Toxifobia Miedo a los venenos. ...
Traumatofobia Miedo a los accidentes. ...
Tremofobia Miedo a los terremotos y temblores. ...
Tricofobia Miedo al pelo. ...
Tripanofobia Miedo a las inyecciones. ...
Triquinofobia Miedo a la triquinosis. ...
Triscadecafobia Miedo al número 13. ...
Tropofobia Miedo a mudarse o a hacer cambios. ...
Tuberculofobia Miedo a la tuberculosis. ...

Uranofobia Miedo al paraíso. ...
Urofobia Miedo a la orina. ...

Vacunafobia Miedo a la vacunación. ...
Valonofobia Miedo a los valones. ...
Venustrafobia Miedo a las mujeres hermosas. ...
Verbofobia Miedo a las palabras. ...
Verminofobia Miedo a los gérmenes. ...
Vestifobia Miedo a la ropa. ...
Vicafobia Miedo a las brujas. ...
Virginitifobia Miedo a la violación. ...
Vitricofobia Miedo al padrastro. ...

Xantofobia Miedo al amarillo. ...
Xenofobia Miedo u odio a los extranjeros. ...
Xenoglosofobia Miedo a las lenguas extranjeras. ...
Xerofobia Miedo a la sequedad. ...
Xilofobia Miedo a los objetos de madera. ...
Xilofobia Miedo a los bosques. ...
Xirofobia Miedo a las navajas barberas. ...

Zelofobia Miedo a los celos. ...
Zemifobia Miedo a los topos. ...
Zeusofobia Miedo a Dios o a los dioses. ...
Zoofobia Miedo a los animales. ...

Fuente: fobias.net

PARA VENCER LOS MIEDOS:
  • acepta que tienes miedo
  • distrae la mente
  • pregúntate qué es lo peor que puede pasar
  • practica la respiración consistente
  • busca el apoyo de un buen especialista
http://www.psicologosperu.com/